<

Navajas a la marinera

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

navajas frescas
Equipo Libélula - Bea & José

El nombre de navaja le viene por su forma. En latín ensis significa sable. Y con esto os será fácil diferenciarlas del longueirón, que es plano y de mayor tamaño.

De Vilaboa directas a casa, nuestras navajas preferidas, y a la plancha y esta la forma para cocinarlas es como más nos gusta comerlas.

Navajas a la marinera

Ingredientes

  • 1 kilo de navajas
  • 1 Cebolla grande
  • 1 tomate maduro grande
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 vaso de Vino Blanco (Albariño o un Ribeiro)
  • Pimentón Dulce
  • 1 guindilla (opcional)
  • Una pizca Sal
  • Aceite de oliva virgen extra para cocinar
  • 1 cucharada de Harina (por si necesitas espesar la salsa)

Elaboración

Lo primero que haremos será limpiar bien las navajas para eliminar cualquier resto de arena que pudieran tener. Por lo general vienen ya de depuradora pero no cuesta nada hacerlo.

Limpiar navajas

Ponemos las navajas en un recipiente con agua, te dirán de mar preferiblemente, pero si no la tenemos, utilizaremos la normal. Recuerda, en ambos casos ha de estar fría, y al no ser la de mar, lo haremos en agua con abundante sal. Ten en cuenta siempre que han de estar cubiertas por el agua. Una vez limpias las sacamos y reservamos, no nos llevará más de una hora.

navajas a la marinera

A continuación pelamos y cortamos la cebolla y los ajos bien finitos, y también una guindilla, nos gustan picantes, estas navajas a la marinera son al estilo Equipo Libélula. Si no te gustan picantes no le eches la guindilla y solucionado.

Cebolla, ajos y guindilla (si eliges picantes)

Ponemos un chorrito de aceite, incorporamos los ingredientes y encendemos el fuego, los dejamos pochando todo bien. Es en este momento cuando echaremos la sal y cocinaremos a fuego medio durante unos 5 minutos o hasta que la cebolla esté pochada.

cebolla Navajas a la marinera

Sal

Recuerda no pasarte con la sal, siempre hay tiempo a rectificar si fuese necesario. Si te pasas no hay nada que hacer.

Pimentón dulce

Ahora que tenemos la cebolla bien pochada, bajamos el fuego y añadimos el pimentón dulce y cocinamos durante más o menos un minuto. Debes tener cuidado que no se queme el pimentón. Ahora toca añadir el tomate.

Tomate

Es el turno de añadir el tomate que habremos elegido grande y maduro. Lo lavamos y cortamos, no te preocupes no te llevará mucho tiempo, no tienes que cortarlo en exceso, el tomate se deshará muy pronto.

navajas a la marinera

Vino blanco

En cuanto esté el tomate cocinado, añadimos el vaso de vino blanco, subimos el fuego y dejamos que se evapore bien. A continuación llega el turno del producto estrella, las navajas.

almejas a ala marinera

Navajas

Cocinamos las navajas durante unos instantes. Con las navajas se ha de tener especial cuidado porque si se cocinan en exceso se convierte en lo que en Galicia conocemos como mal cocinado o textura “chicle”. Si se cocinan demasiado, las navajas se pondrán duras y con textura “chiclosa” sucede con cualquier marisco, el tiempo es fundamental y es lo que hace que sea un plato espectacular.

Tiempo

¿Cuándo están? Lo primero que debemos decirte es que las navajas deben estar vivas en el momento de ser cocinadas. En cuanto notes que se abran, debes retirar las navajas del fuego para que no se pongan duras.

Harina

Sobre la comida de cada casa no hay nada escrito, cada uno la hace como más le gusta.

Bueno, en cuanto a la salsa si te gusta más espesa, añade casi al final de todo la cucharadita de harina (o maicena) A nosotros nos gusta mucho sopear en ella con un buen pan gallego, por eso nos gusta más líquida.

Ya que has abierto el buen vino para las navajas, échate un vasito y disfruta de este plato con sabor a Galicia que encanta!

Entradas relacionadas

Nuestras entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *