<

Natillas caseras

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Hola, soy Arancha, aunque el nombre no importa mucho, soy una enamorada de Galicia y voy a compartir mis humildes recetas relacionadas con esa maravillosa tierra, al alcance de todo el mundo. Siempre que visito vuestra tierra me aprovisiono de productos y si no siempre compro donde puedo. Quiero reseñar que soy una aficionada autodidacta, sin estudios de cocina. Me gusta considerarme una apasionada de la cocina. Espero que disfrutéis haciendo las recetas.

Pues como ayer 9 de octubre fue el día mundial del huevo, hoy lo celebramos con un homenaje a uno de los postres tradicionales más famosos de la infancia, sí, el que lleva como ingrediente estrella el huevo, las natillas. Aunque desconocemos el origen exacto de este postre, probablemente se originó en los conventos europeos. Por la sencillez de su elaboración y el reducido coste de sus ingredientes (leche, huevos, azúcar), lo haría un plato idóneo para estos. No obstante, hay otra teoría extendida que sitúa el origen de natillas en la repostería francesa durante la época del Renacimiento. La verdad nos da un poco igual el origen porque ha sido la estrella en la mesa desde que tenemos razón de ser. Las natillas son ese postre por excelencia que solo con su olor nos trae los mejores recuerdos.

Las natillas caseras

Mi aportación, natillas de las de verdad, solo huevos, que por cierto me han regalado caseritos, excelente leche de mi tierra Leche de Gaza y azúcar🤤

huevos caseros

Ingredientes

  • 1/2 litro de leche (con o sin lactosa, o vegetal)
  • 1 Canela en rama
  • 1 Vaina de vainilla pequeña o media
  • 1 limón del que utilizaremos la piel
  • 4 Yemas de huevo
  • 75 gramos de Azúcar
  • 1 cucharada de maizena
Para adorno

Galletas mini tipo María y un poco de canela en polvo.

Elaboración

Leche, limón y canela en rama

Colocar la leche en un cazo con la rama de canela (debes abrir la vaina con un cuchillo y raspar lo que tiene dentro) yo he elegido la leche de mi tierra, la leche de Gaza.

limón

Ahora es el momento de echar la piel de limón, recuerda no ralles la parte blanca que se encuentra por debajo de esta capa amarilla superficial, porque le dará un sabor amargo a la ralladura y estropearías tus natillas.

Cocinar

Pon el cazo a fuego medio y caliéntalo hasta que casi llegue a ebullición nuestro líquido ¿Cuándo? Notarás que empieza a hacer burbujitas pequeñas y una vez sucede lo apartaremos del fuego antes de que llegue a ebullición, la temperatura que ha de tener la leche para los que utilizáis termómetros es de 100ºC. 

Una vez retirado el cazo, toca esperar unos 15 o 20 minutos para que infusione y a continuación lo colaremos para retirar la raspadura de limón o todo lo que no se haya infusionado al completo. Y reservamos.

Yemas, azúcar y maizena

En un bol pondremos las yemas de huevo junto con el azúcar, yo utilizo de Panela (tú la que uses normalmente) y batiremos con unas varillas. Es el momento también de añadir la cucharada de maizena. Notarás al principio que la mezcla es un poco seca, toca trabajarla, si sigues batiendo enérgicamente se volverá mucho más cremosa.

Mezclar todos los ingredientes

Ahora poco a poco iremos añadiendo la leche infusionada que habíamos reservado y mezclaremos todo con las varillas hasta que notemos que adquiere todo el conjunto una textura bien homogénea.

Baño María

Ponemos a calentar un recipiente al baño maría y echaremos nuestra preparación. Debemos calentar, sin que el agua llegue a hervir, removiendo con las varillas constantemente, sino lo hacemos así, se pegará. El tiempo que debemos esperar es de unos 10 minutos o algo más, ten paciencia porque tarda, no desesperes, verás como empieza a espesar casi de golpe, recuerda que si ya casi tiene la textura que deseas, una vez que enfríe no será tan líquida.

Ya tienes listas las natillas ahora toca dejarlas aún más bonitas!

Presentación

Adornamos

A mi me encanta servirla en cazuelitas de porcelana o barro acompañadas de las mini galletas María. Para que estén mucho más sabrosas recuerda dejarlas enfriar durante unas horas antes de servir.

Conservación

No creas que son muchas, volarán y ten en cuenta que las natillas caseras aguantan perfectamente en la nevera 3 días, tendrás el mejor de los postres siempre a mano.

Variaciones en la receta

Utilizar piel de naranja en vez de limón o sustituir la canela por un poquito de esencia de vainilla.

Otras recetas con huevo

En instagram soy @Aranchauno

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *