<

Natillas caseras de huevo

natillas caseras de huevo

Las natillas son un postre lácteo muy extendido en la gastronomía española. Son el postre tradicional por el que más se suspira en las mesas porque una buena natilla casera en su humildad nada tiene que envidiar a los grandes postres.

La humildad se la dan sus ingredientes, ya que la natilla es una crema elaborada con leche, huevo y azúcar, más adelante nace el incluir aromas como la vainilla o el limón o espolvorearlas con canela por encima y adornarla con galleta.

Orígen de las natillas


Es un postre que tiene su origen en el máximo aprovechamiento de los alimentos en pos de platos sencillos pero nutritivamente completos. Su nacimiento lo situamos en los conventos aunque también debemos decir que hay otra creencia que sitúa el origen de las natillas en la repostería francesa durante la época del Renacimiento.

Natillas caseras de huevo

natillas caseras de huevo

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 1 litro de leche
  • 8 cucharadas azúcar
  • 1 cucharada esencia de vainilla
  • 2 mondas de limón
  • 1 rama canela
  • Canela en polvo
  • 2 cucharada maicena
  • Galletas tipo tostadas
huevos

Elaboración

Ponemos una cazuela a fuego medio, le añadimos la leche, las mondas de limón, la rama de canela, la esencia de vainilla y el azúcar. Mezclamos y removemos estos ingredientes y la calentamos hasta alcanzar el punto de ebullición, apagamos el fuego, tapamos y dejamos infusionar alrededor de unos 10 o 15 minutos.

leche, limón y canela

Pasado el tiempo cogemos un bol y le añadimos las yemas de huevo y batimos brevemente. Añadimos ahora la maicena y mezclamos y removemos bien con el huevo.

huevos y maicena

Retiramos de la cazuela las mondas de limón y la rama de canela y volvemos a poner al fuego, le añadimos la mezcla de los huevos y vamos removiendo con unas varillas siempre en la misma dirección constantemente para que se vaya espesando la mezcla.

natillas caseras

Pasados unos minutos, cuando espese la mezcla, retiramos del fuego y vertemos las natillas en cuencos individuales, adornadas con un par de galletas por encima y dejamos enfriar.

natillas caseras de huevo

Las introducimos en el refrigerador tapadas con un papel film para consumir al día siguiente. Al servir, empolvamos con un poquito de canela y listo para comer.

natillas caseras

Receta de Juan Cannas

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

/