<

Muffins de calabacín y pistachos

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Muffins de calabacín y pistachos
Arancha Roncero

Pues una comidita sencilla y rápida, muffins de calabacín y pistachos con mi mermelada de fresas y cherrys 🤩🤩

Ingredientes

  • 1 taza de harina 120 gramos
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de leche 120 ml
  • 1 calabacín
  • levadura (1 cucharada de levadura colmada 6 gramos)
  • sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • pistachos pelados ( reserva algunos pistachos para decorar)

Opcional

  • 40 gramos de queso parmesano

Elaboración

Hacer la masa para el muffin con todos los ingredientes

Comenzamos preparando el calabacín. Lo primero que vamos a hacer es lavarlo y ahora tienes dos opciones o rayarlo o trocearlo bien.

En cuanto lo tengamos listo, lo colocamos en un recipiente junto al huevo, la levadura y el aceite de oliva. A continuación añadimos la leche y la harina. Si te encanta el sabor con queso y eliges darle ese toque ahora es el momento de poner el queso parmesano. Con ayuda de la batidora trituraremos todos los ingredientes y batimos bien hasta que tengamos una mezcla homogénea. Si te gusta que tire a salado ahora es el momento de añadir la sal a tu gusto.

pistachos


No no me olvido de los pistachos, ahora nos tocan los pistachos. Por qué no antes, os explico el por qué y tú eliges cuando ponerlos.

Pistachos

Picaremos bien los pistachos y se los añadimos a nuestra mezcla, también tienes la opción de incluirlos antes y batirlos con todos los ingredientes. A mi me encanta notar los trocitos de pistachos por eso se los echo después.

No te olvides de apartar unos pocos pistachos para decorar los muffins, estos mejor sin picar.

Vertemos nuestra mezcla en los moldes de los muffins o como he elegido yo, en moldes para magdalenas. A mi la masa me ha dado para hacer unos siete.

Muffins de calabacín y pistachos

Horno

Colocamos los muffins en la bandeja de horno y los horneamos a 180 grados con calor arriba y abajo, aproximadamente unos 20 minutos o hasta que notes que se doren. Se retiran del horno y se dejan a enfriar sobre una rejilla.

Presentación

Retiramos de los moldes cuando estén fríos y presentamos acompañado de tu mermelada preferida, en mi caso acompaño de una cucharada de mi mermelada casera de fresas y cherrys.

Muffins de calabacín y pistachos

Espero que os hayan gustado estos muffins salados y los hagáis muy pronto. Dato por si te apetece probar la opción dulce y retirar la sal, puedes cambiar el calabacín por un mango y tendrás otros muffins sabrosísimos.

Origen

El origen del muffin se encuentra en Londres, donde existen referencias en recetarios a partir de 1703.

Su nombre deriva de la palabra original moofin que es una adaptación de la palabra francesa moufflet que significa pan suave. Se consumía en desayunos o como tentempié y se incluyeron varios sabores como fruta seca o fresca, especias y chocolate.

A partir de la década de 1950 se empiezan a comercializar los paquetes de muffins en cafeterías, pastelerías y tiendas de alimentación en Inglaterra.

Muffin y magdalenas ¿En qué se diferencian?

Los muffins son más contundentes y no llevan tanta azúcar como las magdalenas es más pueden ser hasta salados, estas quizás esta sean las diferencias. 

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *