<

La mejor entrada sobre la fruta deshidratada, la amarás

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Fruta deshidratada

Si te gusta la fruta probablemente serás de los que opinan que dónde esté una fruta fresca de temporada que se quite todo lo demás. Ni asadas, ni en mermelada, ni congelada, ni deshidratada. Aunque he de decirte que eso depende.

Las frutas deshidratadas son un buen snack para todos: Para el que no le guste la fruta en ellos tiene un buen inicio, para que los niños que no tomen fruta o no les entusiasmen se acostumbren a su sabor, también para los diabéticos con moderación, siempre que no tengan azúcares añadidos, o para los celiacos.

Las frutas deshidratadas constituyen una buena fuente de potasio y de vitaminas del complejo B, vitamina E y otros antioxidantes, y también son alimentos muy recomendados para aquellas personas que sufren hipertensión arterial, por su bajo contenido en sodio y su alto contenido en otros micronutrientes.

Indicadas para picotear si estás a dieta, y es que la fruta deshidratada son todo ventajas.

El inconveniente de la fruta deshidratada es que pierde vitamina C en el proceso de deshidratación, todo hay que decirlo.

¿Qué es deshidratar la fruta?

La deshidratación siempre ha sido la mejor manera de conservar los alimentos.

Deshidratar la fruta no es más que extraer a la fruta el agua y al hacerlo no solo van a perder su volumen de manera drástica si no que también van a perder los azúcares de la propia fruta. La deshidratación implica el uso de calor muy suave para quitar el agua de la fruta sin cambiar los nutrientes. La deshidratación no solo puede prolongar la vida útil de la fruta, sino que también nos facilita su almacenamiento y su transporte.

Cómo se comen las frutas deshidratadas

La fruta deshidratada es ideal para adornar postres, ensaladas, yogures o para acompañar cereales preferidos, ni te cuento. En fin, no tiene mucho más que añadir porque es un tentempié que a mi me encanta y me incluyo por desgracia en el grupo de los poco fruteros y esto desde siempre (soy más de verduras, que también tienen vitaminas, sin ir más lejos el pimiento tiene más Vitamina C que la naranja).

Bueno, que me lio, continuamos descubriendo el maravilloso mundo del deshidratar frutas. Mis primeros deshidratados fueron un chasco, pero como en todo, el deshidratar es el prueba y aciertas no hay mejor maestro que leer, probar y adaptarlo a ti. Me he decidido a compartir el cómo lo hago para que los que no estéis acostumbrados a hacerlo sea pan comido, mejor dicho, fruta comida.

Fruta deshidratada guardada en bote de cristal

Propiedades

Para mi, son pequeños trozos de azúcar o pastillas naturales cargadas de vitaminas, de compuestos antioxidantes y también por supuesto de fibra concentrada de la fruta fresca.

Aliada en la diabetes

Además muchas de estas frutas deshidratadas tiene sorbitol (manzana, fresas, platano, kiwi…), que normaliza la respuesta de la insulina y neutraliza la acción de los azúcares.

Elaboración

La primera fruta en deshidratarse aconsejan que sea el plátano o la manzana, con ellas tienes el éxito asegurado. Me arriesgo a decirte que como te lo voy a explicar tan bien, triunfarás con todas.

Frutas

Estas son mis elegidas hoy, aunque no te lo parezca, el elegir la fruta es el paso más importante.

Debes elegir la mejor de las frutas y con el punto de maduración óptimo, en fin, las más bonitas y ricas, las que están para comerse ya y disfrutar comiendo.

Frutas frescas para deshidratar

Una vez elegidas las frutas o fruta, te recomiendo no escatimes en cantidad porque el frasco que ves en la foto de arriba contiene toda esta fruta. Ya ves que queda en nada y tendrás que utilizar el horno por horas, así que haz bastante y contribuye a ahorrar energéticamente. Te recomiendo dupliques cantidades. Y vete pensando un postre para aprovechar el calor del horno, hoy es un día especial.

manzana deshidratadas

Yo en la rejilla de abajo he puesto 2 manzanas para deshidratar por lo que te recomiendo hagas más, teniendo siempre en cuenta que la fruta debe estar separada, no puede tocarse.

fruta cortada para deshidratar

Pelar y cortar la fruta

Pondremos sobre la rejilla papel de horno y comenzaremos a pelar la fruta: Una vez pelada, en el caso de la manzana o el kiwi, hay los que dejan la piel (a mi me gusta más el kiwi sin, la manzana depende del día). Cortaremos en laminas muy finitas, como si se tratase de hacer patatillas. Del mismo grosor. No os preocupéis no se harán todas al mismo tiempo, no todas tienen la misma cantidad de agua pero estarán estupendas y se harán igual de bien.

Frutas cortadas para deshidratar

Dejaremos espacio entre las frutas. Os recomiendo poner cada fruta cortada junta, ahora os explico el por qué. Recuerda, en el horno van sobre la rejilla, necesitamos que circule el aire por debajo.

Horno

Momento de poner el horno a precalentar 60 º C calor arriba y abajo. Pasados diez minutos meteremos la bandeja en el medio. El proceso de deshidratar nos llevará más o menos 3-4 horas depende del grosor de la fruta, cuanto más finita, antes se hará. Lo de poner las frutas juntas es para que no se tinten, aunque un trozo de plátano rosa es muy mágico.

Primera hora

La primera hora es crucial, temperatura a 60º C con calor arriba y abajo. Dicen que hay que darles la vuelta a la frutas cada media hora, hazlo pasado la hora, no pasa nada y notarás que se despegan mejor. Pasado el tiempo damos la primera vuelta a la fruta, nos va a costar un poco, igual alguna se ha pegado al papel de horno. Dales la vuelta con cuidado para que no se rompan, aunque si se rompen no pasa nada, se comen igual, es porque te queden más bonitas.

Segunda hora

Las dejaremos una hora más y vuelta. Si notas que se estás haciendo más las de atrás da la vuelta a la rejilla, vete viendo como va la cosa, ya no falta tanto.

Frutas deshidratadas

Tercera hora

La última hora es crucial, notarás toda la fruta bailando en el papel de horno, ya se está haciendo. Dejamos la temperatura igual pero cambiaremos el calor, pondremos aire.

Las últimas horas serán con el aire, aunque si has cortado la fruta en laminas bien finitas, en 3 horas estarán más que listas, es decir deshidratadas.

kiwi deshidratado

Kiwis deshidratados

Al kiwi le sienta genial el deshidratado, si te gusta el snack más ácido o dulzón vete probando con él de maduro, a muy maduro, o un poco menos, esta fruta deshidratada como otras no precisa añadir azúcar, juega con su madurez.

Este deshidratado vuela, y más si son de cosecha y gallegos, son puro vicio.

Kiwis deshidratado

Fresa deshidratada

La que más tarda en hacerse es doña fresa, será difícil de darle la vuelta y notarás una vez que seas más experto que es la que más se pega al papel pero no se lo tengas en cuenta es una delicia de fruta deshidratada y no debes eliminarla jamás de tus preferencias.

Fresas deshidratadas

Plátano deshidratado

El plátano es el primero en hacerse y siempre luce bonito, a los niños les encanta y así deshidratado es super apetecible.

Plátano deshidratado

Ten en cuenta que la fruta así ocupa poquísimo para llevarlo contigo y no se estropea tan fácilmente, una genial opción para las meriendas o medias mañanas del cole no mancha (en vez de llevar la fruta cortada) o por qué no al trabajo. Tenlo siempre a mano. Pronto te harás con una deshidratadora y esta entrada pasará al recuerdo.

Cuánto duran

Las frutas deshidratadas también se las suele llamar desecadas se pueden consumirse hasta un año después del proceso de deshidratación, siempre que se conserve de manera correcta en un lugar fresco y seco. Al retirarles al máximo el contenido de agua se evita el desarrollo de microorganismos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *