<

Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo
Equipo Libélula - Bea & José

Os traemos un plato muy sencillo pero que a nosotros nos encanta! Con este plato os vamos a enseñar muchas cosas: como se hacen unas gambas al ajillo, cómo hacer patatas paja caseras y sobre todo como hacer un buen huevo frito. Estos

Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Ingredientes 2 personas

  • 800 gramos de gambas (cocidas y peladas)
  • 2-3 patatas medianas (monalisa o kennebec importante gallegas)
  • 4 huevos (si son caseros mejor)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 diente de ajo
  • Sal

Guindilla (opcional)

Gambas al ajillo haciéndose Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Elaboración

Gambas al ajillo

Lo primero que he de deciros sobre las gambas al ajillo es que lo normal es prepararlas en cazuelas de barro individuales, y en dónde se preparan, se sirven. No es solo porque en el barro luzcan muy bien, es que en este se conserva mucho mejor el calor, por lo que garantiza que te las comas bien calentitas.

Uno de los platos más famosos de la gastronomía son las gambas al ajillo, la tapa estrella. Esta receta es sencilla en elaboración y lleva muy pocos ingredientes (estos han de ser de la mejor calidad) pero el plato nos regalará un momento de disfrute difícil de comparar. Las gambas al ajillo siempre triunfan allá donde estén.

Ingredientes

Para las gambas al ajillo necesitas solo cuatro ingredientes, gambas cocidas y peladas, ajos, perejil fresco recién picado y aceite de oliva virgen extra. Hay quién añade un ingrediente extra, una guindilla para darles ese “picorcito” que encanta. Nosotros hoy no lo hemos puesto porque con el huevo no lo requiere, si las haces de plato único le va genial.

Elaboración

Lo primero que tienes que hacer es cocer las gambas, si las has elegido en fresco, si son congeladas te ahorrarás el paso y si las eliges ya cocidas y peladas, este plato lo harás en un periquete. A nosotros nos gusta hacerlo así, aunque lleve más tiempo y sea más laborioso.

Cocemos y pelamos las gambas. Las reservamos, ya están listas para utilizar.

Gambas cocidas y peladasHuevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Para hacer gambas al ajillo, primero pelamos el ajo y lo cortamos en laminas, a menos que quieras retirarlo una vez hecho que los cortarás en trozos más grandes. A nosotros nos encanta y para nada lo retiramos.

Mientras se van dorando los ajos, esto llevará unos minutos, pica el perejil fresco.

Ajo en aceite para Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

En cuanto el ajo esté dorado, le toca el turno al siguiente ingrediente, si eliges con sabor picante es el momento de añadir la guindilla. Nosotros, como hoy no se la vamos a poner, añadimos las gambas que teníamos reservadas. Nos llevará que se cocinen unos 4 ó 5 minutos.

Ya estaba listo el perejil fresco picado y también se lo añadiremos en cuanto las gambas se pongan más coloraditas y falten unos minutos de cocinado. Si fueran un primer plato, se servirían ya cuando están hechas, como van a ir de acompañamiento un minuto antes las retiramos del fuego y antes de servir les daremos un pequeño golpe de calor con fuego fuerte. Sin dar lugar a que se pasen de calor porque si no se secan y ya no estarán tan ricas. Un vuelta y vuelta y a servirlas calentitas.

Gambas al ajillo para Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Si lo prefieres puedes hacer este paso en cuanto frías los huevos o cambiar el orden y hacer las gambas al ajillo al final. A nosotros nos gusta hacerlas primero porque en el tiempo que descansan toman más sabor de los ingredientes, ya sabes, cada maestrillo su librillo. Hazlo como mejor te venga, estarán riquísimas tus gambas al ajillo, seguro!

Ahora como con las gambas, el orden lo eliges tú. Nosotros hacemos primero las patatas porque tardan más, manías, nos gusta utilizar la misma sartén para este plato. Si quieres puedes hacerlo en varias sartenes y terminas antes la receta, eso como te guste cocinar.

Patatas paja, pajillas, cerilla o pajitas

Son un gran acompañamiento para los platos pero para hacerlas has de tener en cuenta varios detalles, antes de freír vamos a aprender como hacerlo bien.

Lava, pela y corta las patatas

Os pongo abajo la foto de las patatas en la sartén sin aceite par que veais el corte del patata. El grosor de las patatas pajilla depende de tu gusto, hay los que les encantan super finas, como a nosotros, pero como van a acompañar a los huevos fritos y las gambas al ajillo las hemos hecho un poco más gruesas de lo que deberían ser. Ya el nombre te da la pista, “cerilla”. Recuerda cuanto más finas textura crujiente.

La elección de las patatas para freír es fundamental

No es lo mismo una clase de patata que otra para este tipo de elaboración. Nuestra recomendación, como indicamos en los ingredientes, es la Mona Lisa o la Kennebec o sino las patatas especiales para freír que en cualquier supermercado te las encuentras.

Patatas pajas friéndose para Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo
Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva, bien limpio y a 180º C, no hay trucos que valgan aquí hacer las cosas bien es lo que manda, el aceite ha de estar caliente. Otro punto importantísimo es que si las haces en sartén pongas abundante aceite y si eliges olla o cazuela siempre que sea con buen fondo. A los que las hacéis en freidora no creo que haga falta decir nada, aceite de oliva y limpio, esa es mi recomendación, veréis como cambia la cosa.

Esto si que es un buen truco

Para que al freír las patatas paja no se te queden todas pegadas, lávalas con agua o déjalas a remojo un poco para quitar el almidón, escúrrelas bien y sécalas con un papel de cocina o un paño. Este truco hará que hagas las mejores patatas del mundo, extra ligeras y riquísimas!

Poco a poco las echamos

Recuerda no echar demasiadas patatas en la sartén, no deben estar pegadas, cuanto más espacio tengan para hacerse mejor te saldrán las patatas fritas, esto anótalo bien para todo lo que frías. Si hace falta, las fríes en dos o tres tandas.

Importantísimo el quitar exceso de aceite

Una vez fritas recuerda sacarlas con espumadera, escurrirlas muy bien y ponlas en papel absorbente si fuese necesario.

Sal o especies

Ahora es el momento de añadir sal al gusto y mezclarla. Puedes incorporarles una pizca de pimienta para darles tu toque personal. Las reservamos.

Huevos fritos

Sartén antiadherente y espumadera

Lo primero que debes tener en cuenta para hacer un huevo frito perfecto es el dónde vas a freírlo, esto es importantísimo. Necesitamos una sartén antiadherente que no se pegue nada de nada y una buena espumadera porque el presentarlo en condiciones también cuenta.

Son muchos los que dicen que hacer un huevo frito no tiene mucha ciencia, yo te digo que siendo tan simple de hacer es toda un arte hacerlo bien.

Temperatura del huevo

Los huevos deben ser bien frescos y estar a temperatura ambiente. Si los tienes en la nevera debes sacarlos mínimo 1 hora antes de la nevera.

Cantidad de aceite

Os diré la cantidad adecuada para freír un huevo y es que al echar el huevo lo cubra.

Temperatura del aceite

La teoría es firme en esto y dice que el aceite ha de estar a 120ºC. S no dispones de termómetro es fácil saber si el aceite está en su punto, ya que debe estar bien caliente pero sin llegar a humear, y se ves que humea no eches aún el huevo, baja el fuego y cuando la temperatura descienda échalo.

Tiempo

Freír un huevo no te llevará más de dos minutos. Si quieres la yema líquida no lo cocines mucho, 1 minuto o 2 pueden ser suficientes, si te gusta más cuajada échale aceite con la espumadera por encima y listo.

Una vez frito

Sácalo a un plato con la espumadera procurando escurrir bien el aceite. Ahora que lo tenemos hecho es el momento de echarle la sal y las especias que quieras y más te gusten. 

Ya tenemos todo listo toca emplatar las patatas, los huevos y las gambas. Cuando haces los huevos dale el golpe de calor a las gambas.

Huevos fréndose para Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Presentación

Elige un plato amplio para que luzcan todos los ingredientes. Primero coloca los huevos, luego las patatas y a continuación las gambas al ajillo y listo, platazo!

Huevos fritos con patatas paja y gambas al ajillo

Receta relacionada

Nuestras entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *