<

Galletas de pollo perrunas

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Galletas de pollo perrunas

Galletas de pollo perrunas

Ingredientes

  • 100 gramos de pollo
  • 2 zanahorias y 2 puerros
  • 1 huevo batido
Ingredientes Galletas de pollo perrunas
  • 200 gramos de copo de avena
  • 120 gramos de harina espelta
  • 50 gramos de salvado de avena
Ingredientes para galletas de pollo perrunas
  • 250 mililitros de agua templada
agua para Galletas de pollo perrunas

Preparación

Hacemos la masa de las galletas

Picamos menudito el pollo, zanahorias y puerro. Preparamos la sartén con una cucharada sopera de aceite de oliva y lo echamos todo, lo dejaremos tapado para que se ablande un poquito la zanahoria, no hace falta que esté muy hecho. reservamos.

Galletas de pollo perrunas

Lo pasamos ahora por picadora y no lo dejamos muy deshecho.

Galletas de pollo perrunas

Mezclar las harinas, echar el huevo batido y la mezcla del pollo con las verduritas.

Galletas de pollo perrunas

Ahora toca el agua. Echamos un poco el agua caliente. Mezclamos todo bien con una cuchara.

Galletas de pollo perrunas

Hacemos la forma de galletas

En cuanto tengamos la pasta homogénea, podremos comenzar a modelarla para hacer la forma de las galletas perrunas. Yo formo bolas con la masa y las aplasto un poco.

Galletas de pollo perrunas

En cuanto al tamaño, decirte que el tamaño depende de como quieres que sean las galletas, mi recomendación es que las hagas dependiendo del tamaño de tu perro. No serán de iguales en tamaño las de un perro pequeño que las de un grande.

Galletas de pollo perrunas

Horno

Forraremos una bandeja con papel de horno e iremos colocando nuestras galletas con cuidado. A continuación las llevaremos al horno que lo habremos puesto a 175ºC con calor arriba y abajo. Las dejaremos haciéndose unos 10 o 15 minutos dependiendo del horno.

Galletas de pollo perrunas

Nota

No dejar que se doren mucho ya que quedarán muy secas. Solo necesitamos que se doren un poco para que se queden algo duras.

Conservación

Podemos congelarlas y sacarlas cuando las necesitemos.

A Kay le encantan!!!

Kay

Entrada relacionada

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *