Flan de queso de tetilla

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Flan de queso de tetilla

Hoy daremos un homenaje al queso de tetilla en forma de flan. El queso de tetilla es uno de los quesos más característicos de la gastronomía de Galicia y uno de los más conocidos fuera de nuestra tierra, también he de deciros que es el primer queso gallego que obtuvo la Denominación de Origen.

¿Por qué he elegido este queso para el postre flanero? No solo porque es uno de mis preferidos, lo he elegido porque su sabor suave proporciona una textura muy cremosa al flan y le sienta de vicio.

Queso de Tetilla Gallego

Queso de Tetilla

Ya lo habíamos comentado pero queremos recalcar que posee Denominación de Origen desde 1992. La característica más destable de este queso es su forma peculiar de “tetilla” se debe a que el inicio de su elaboración se hace en embudos en los que se deja cuajar la leche.

Elaboración

El queso de Tetilla se elabora con leche de vaca pasteurizada, en concreto, de las razas rubia gallega, frisona, pardo alpina o de sus cruces y se comercializa fresco. Recibe su nombre por su presentación en formato cónico.

Características

Entre sus características podemos decir que su olor es suave y ligeramente ácido su textura es mantecosa y su sabor salado suave.

Origen

Los primeros testimonios contrastados e irrefutables sobre el Queso de Tetilla se remontan a 1753, cuando en una misiva de contenido general (en fin, una lista de compra encubierta), Juan Bermúdez de Novoa, capellán de San Xoán de Torés (As Nogais, Lugo) anuncia el envío de “dos tocinos, una pierna de vaca, media docena de quesos; tres docenas y media de tetillas; tres docenas y media de lenguas de cerdo” a su señor, el Marqués de Camarasa.

Citas en la historia

Fray Martín Sarmiento obra escrita 1746 y 1770: “En Galicia llaman tetas a unos quesitos pequeños los cuales representan la figura de una teta con su pezoncillo”.

En la segunda mitad del siglo XIX el Queso Tetilla está documentado en diferentes medios de la época como el queso gallego por excelencia y presenta diversas denominaciones: “queso tetilla”, “queso de teta”, “queso de A Illana” o “queso de perilla”.

Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago se puede observar la famosa escena en la que Daniel (Danieliño para los gallegos) sonríe pícaro a la reina Esther (algunos creen que la figura representada es la reina de Saba).

Leyenda

No podíamos continuar con la receta sin acercaros a la famosa leyenda del queso de tetilla. En el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago se puede observar la famosa escena en la que Daniel (Danieliño para los gallegos) sonríe pícaro a la reina Esther (algunos creen que la figura representada es la reina de Saba). Las autoridades eclesiásticas (escandalizadas) por las amplias formas de Esther y por esa pícara mirada de Daniel, ordenaron reducir el tamaño de los pechos de la reina.

La mirada de Daniel al hacer esto parece que se habría convertido por arte de magia en pulcra 😉. Dice la creencia popular, convertida ya en leyenda, que el pueblo gallego para protestar por la decisión del obispo, decidió dar a algunos de sus quesos la forma de tetilla que tienen actualmente. Así restituían a la reina los atributos perdidos. Desde entonces el queso de tetilla es una señal más de identidad en Galicia.

Flan de queso de tetilla

Flan de queso de tetilla

Ingredientes para unas 8 personas

  • 1 litro de leche
  • 150 gramos de azúcar
  • 8 huevos (caseros mejor)
  • 225 gramos de queso de tetilla
  • La piel de 1 limón
  • 1 rama de canela
  • Caramelo líquido

Preparación paso a paso

Calentamos

Ponemos la leche a calentar con las pieles de limón, naranja, la rama de canela y el azúcar. Sin que llegue a hervir añadimos el Queso Tetilla y removemos para que se mezcle bien y no se pegue al fondo del cazo.

Mezclamos

Batimos los huevos y los mezclamos con la leche que habremos colado.
Untamos los moldes con caramelo antes de rellenarlos con la mezcla. Comentaros que existe una variedad de este postre en el que se unta también con crema de Orujo de Galicia antes de rellenarlos con la mezcla.

Horno

Cocemos a baño maría en horno a 160 grados unos 30 minutos si el molde es pequeño. Para hacer un molde grande dejar 5-8 minutos más. Recuerda el tiempo es estimativo dependerá del horno y del tamaño del molde.

Flan de queixo tetilla al microondas

Entrada sobre el queso

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *