<

Filloa de millo corvo con torresmos

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Filloa de millo corvo con torresmos

Esta filloa la hacía mi abuela y mi madre cuando yo era pequeña, en mi casa la llamamos filloa, pero tiene múltiples nombres según la zona de Galicia, nombres como, feixó, tortilla de harina, torta, follado, bola da sartén, proia y un largo etc. Se puede hacer con harina de trigo, con harina de maíz o con las dos mezcladas. Es un plato casi desaparecido hoy en día, antiguamente se comía muy a menudo, sobre todo en el rural gallego como merienda o como cena, tiene otras variantes como las llamadas enfaragulladas, que se preparan de la misma forma, con la diferencia que se va rompiendo la tortilla en múltiple trocitos que se van dorando muy bien hasta que se quedan como una especie de migas a las que se le añade miel por encima antes de servir.

Filloa de millo corvo con torresmos

Hoy me he acordado de esta filloa y aprovechando que tenía harina de “millo corvo” en casa, he llamado a mi madre para que me diera las instrucciones de elaboración, y tengo que decir que es una delicia, un placer para el paladar casi se me saltan las lágrimas a la hora de degustarla, que pena que se vayan perdiendo estos platos tradicionales antiguos.

Filloa de millo corvo con torresmos

Ingredientes:

ingredientes Filloa de millo corvo con torresmos
  • 200 gramos de agua
  • 150 gramos de harina de maíz
  • 4 cucharadas de harina de trigo
  • 2 huevos
  • Media cebolla
  • Tocino entreverado ibérico
  • Sal

Preparación:

1- Lo primero que haremos es el amoado.

Para eso ponemos en un bol el agua y la harina de maíz (en este caso yo he puesto harina de millo corvo) batimos bien.

A continuación añadimos los huevos y la sal que también batimos.

huevos batidora

Por último ponemos la harina de trigo para que espese un poco más y acabamos de batir.

Filloa de millo corvo con torresmos

2- Cortamos el tocino en trozos pequeños, la cantidad va a gusto de cada uno. Lo ponemos en una sartén al fuego y lo dejamos hasta que esté bien dorado, cuidando que no se nos queme, lo reservamos en un plato.

tocino

3- Ponemos la cebolla que tendremos picada con anterioridad, en la sartén con la grasa que ha soltado el tocino, y doramos poco a poco.

cebolla dorándose en la grasa del tocino

4- Cuando la tengamos bien doradita, añadimos el tocino que teníamos reservado, y el amoado (tiene que ser sobre medio centímetro de grosor) en el que repartiremos el tocino y la cebolla para que quede bien distribuido por toda la masa.

Filloa de millo corvo con torresmos

La dejamos cocinar lentamente para que se vaya cociendo el interior, cuando se dore un lado le damos la vuelta y dejamos que se vaya cocinando el otro lado poco a poco, hasta que se dore, y listo.

Filloa de millo corvo con torresmos
Filloa de millo corvo con torresmos

Ahora acompañamos la filloa de torresmos con una cunca de vino y a disfrutar. Buen provecho

Filloa de millo corvo con torresmos

Mis recetas

 

3 comentarios

  1. José María dice:

    Receta contundente y nutritiva como pocas, amás de apariencia sencilla… Creo que el millo corvo es tṕico del Morrazo, ¿Sabes si se puede conseguir en otras partes de Galicia sin desplazarse hasta ahí, visto que en estos tiempos es imposible debido a las limitaciones legales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *