<

Escupiñas a la mariñera

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Equipo Libélula - Bea & José

Os traemos un plato muy gallego que os digo sinceramente que ha sido la primera vez que lo he probado. No sabía que existían estas almejas, nos las han recomendado tanto que nos han despertado la curiosidad de querer probarlas. La escupiña es una almeja, debido a su calidad y sabor bastante cara, pero he de deciros que merece la pena… nuestras escupiñas han venido directamente de Arcade a casa. “Nuestro proveedor es bueno siempre nos trae lo bueno” 😅😁🤣. Las hicimos a la marinera y las acompañamos de queso de cabra semi curado al Pimentón de la Vera, ¡Una delicia que os recomiendo probar!

Almeja escupiña

La almeja moelo o escupiña, también conocidas como carneiro, es uno de los bivalvos menos conocidos de las Rías Gallegas, aunque poco a poco se está haciendo un hueco entre los consumidores y están adquiriendo muchísima fama.

Su aspecto es similar al del berberecho, aunque su tamaño es mayor con un concha robusta y con las estrías concéntricas. Tiene una carne muy sabrosa y con aroma marinero, cuando lo degustas en crudo o al vapor tiene un poderoso sabor a mar. Nosotros las haremos a la marinera.

Escupiña a la marinera

Hoy haremos estas almejas berberecho o berberecho almeja, como muchos la vienen a llamar, a la marinera. Las almejas son muy ricas en proteínas, hierro y vitamina B3, así que además de estar muy ricas nos aportan nutrientes.

Ingredientes

  • Almeja escupiña, 16 piezas
  • 1 Cebolla grande
  • 2 Tomates
  • 2 dientes de ajo
  • Pimentón dulce 10 gramos
  • 1 taza del caldo de la cocción de las almejas (será el dedo de vino para cocerlas vapor y el líquido que suelten las almejas)
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de harina para espesar

Elaboración

Limpiar las almejas

El primer paso que debemos hacer antes de preparar el plato es limpiar las almejas. Por lo general las almejas que se venden ya están limpias pero podrían tener alguna impureza. Por ello es importante limpiarlas siempre en casa antes de cocinarlas. Llena un recipiente con abundante agua hasta que las cubra y añade unas cucharadas de sal y hecha las almejas. Déjalas así un máximo de 30 minutos. Cambia el agua a mitad del proceso.

Cocinar almejas al vapor

Lo primero que vamos a hacer es abrir nuestras almejas al vapor. Este es un plato tradicional, sencillo y con mucho sabor a mar. Sin duda, un aperitivo perfecto para cualquier ocasión ya que tan solo tardaremos cinco minutos.

Colocaremos en un cazo un dedo de vino blanco y echaremos nuestras almejas para a continuación taparlo. Cocinamos las almejas a fuego medio hasta que se abran. Pasados 4 minutos, destapamos y removemos para que se terminen de abrir todas. Mi recomendación es dejar que se cocinen durante 1 minuto más. Las reservamos.

Hacer sofrito

Luego lo que haremos es ponernos con el sofrito. Lo primero será pelar y cortar la cebolla y pocharla a fuego lento en aceite de oliva virgen extra.

Cuando esté bien pochada, añadimos los tomates triturados y el caldo de la cocción de las almejas. Notarás pasado un tiempo haciéndose como ya no hay tropezones y la salsa tiene una textura homogénea, no se notan las verduras, ni la cebolla, ni el tomate y el color será algo así.

En este momento toca añadir las almejas que teníamos reservadas. A continuación añadiremos el perejil y el pimentón dulce. Hay los que prefieren añadir el perejil en el momento de servir por encima de las almejas, a nosotros nos gusta añadirlo cuando se cocinan las almejas.

Y revolveremos con mucho cuidado y con revolver no digo con cuchara de palo, sino que tomaremos la cacerola y con movimientos circulares haremos que todo se mezcle bien. Esto lo haremos así para que la almeja no salga de la concha y se pierda en la salsa. Antes de servir el el momento de rectificar la salsa si lo precisa, para espesarla solo necesitamos la harina y revolver con cuidado. El resultado final es increíble.

Presentación

En cuanto a la presentación a nosotros nos encanta en cazuela de barro.

Y mientras esperábamos nos hemos puesto con la maravillosa cata del queso de cabra semi curado al Pimentón de la Vera que es una verdadera delicia.

Entradas relacionadas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *