<

El buey, uno de los mariscos más sabrosones de Galicia

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Somos Bea y Jose Manuel el equipo libélula, unos enamorados de Galicia y de su gastronomía, es por ello que nos hemos animado a compartir nuestras recetas con todos. Elaboradas con mucho cariño llevan en ellas parte de nuestros recuerdos a esta tierra, esta tierra meiga que hace que cuando podamos volvamos a recorrerla y degustarla.

Os traemos a la mesa un marisco que enamora.

Buey o boi

Este marisco también es conocido como cangrejo europeo, cangrejo pato, ñocla, bou o noco y es un crustáceo branquiuro decápodo de la familia de los cangrejos.

En cuanto a su manera de vivir la vida, son bastante nocturnos y suelen permanecer enterrados o entre las rocas durante todo el día. Por la noche salen no de fiesta, que podría ser, salen a alimentarse, al ser estrictamente carnívoros su alimentación se basa en otros crustáceos, moluscos… y en ocasiones hasta se vuelven algo caníbales.

El buey tiene un gran aporte en minerales como calcio, yodo, potasio, magnesio, zinc o sodio, además también presume de vitaminas A, B1, B2, B12, B3 y E. Rico y sano.

El buey que se extrae en nuestras Rías es de una calidad superior a los franceses o irlandeses, así que antes de nada vamos a aprender a diferenciar

Nuestro buey, el de fuera

Recuerda, el nuestro es peludo, tiene mucho pelo en sus patas, mientras que el francés tiene poco vello.

Las uñas del nuestro son afiladas, mientras que las del francés son más cóncavas.

El color del buey es pardo oscuro, tirando hacia castaño, mientras que el buey de mar francés es muchísimo más claro ¿Por qué estás diferencias? En Galicia el buey suele estar en la roca y el buey adapta su color a este medio, mientras que en Francia o Irlanda viven sobre todo en la arena.

Cocción dependiendo si esta vivo o muerto el marisco

Prepararlo es bien sencillo pero antes de daros los tiempos de cocción deberéis tener en cuenta si el marisco está vivo o muerto, porque a la hora de cocerlo cambia mucho la cosa.

Vivo

Si el buey está vivo lo pondremos con el agua fría a hervir. El motivo es que si lo metemos vivo en agua muy caliente se le caerán las patas.

Muerto

Si el buey de mar ya está muerto, espera a que el agua rompa a hervir para introducirlo en la olla. El buey de mar muerto se introduce con las patas hacía arriba, para no perder el caldo que tiene el cuerpo.

El tiempo de cocción para ambos casos es el mismo

Cuando el agua está hirviendo con el buey dentro es cuando se empieza a contar el tiempo. Tanto en un caso como en otro, una vez que el agua vuelva a romper a hervir, espera 12 minutos más, si pesa menos de medio kilo.

  • 0,5 kg. a 0,8 kg.: 17 minutos
  • 0,850 kg. a 1,2 kg.: 20 minutos
  • 1,250 kg. a 1,600 kg.: 25 minutos
  • 1,700 kg. a 2,5 kg.: Media hora

Siempre que finalice el tiempo de cocción

Una vez cocido lo escurrimos y sacamos de la olla y lo dejamos enfriar. No se deja dentro porque se seguiría haciendo con el calor del agua aunque el fuego esté apagado.

Macho o hembra

¿Qué elegir? Depende, te diríamos porque hay quién se muere por un buen macho y quien le pierden los corales de una hembra. Has de tener en cuenta que las hembras suelen tener por lo general más carne que los macho si ambos son del mismo tamaño y suelen venir cargadas de su coral.

Diferenciarlos

Es muy fácil el diferenciarlos si les das la vuelta. La hembra tienen ancho, corto y redondeado el triángulo de su parte inferior y el macho tiene el triángulo largo y estrecho. Recuerda, el abdomen del macho se presenta menos abultado que el de la hembra y si aún no les has dado la vuelta para sacarte de dudas si son hembras o machos fíjate en las pinzas, las de las hembras son mucho más pequeñas.

Esta es la forma para distinguir si es hembra o macho en el marisco y te sirve también para las centollas, nécoras…

Curiosidades

Como otros crustáceos gozan de la facultad de reproducir los miembros después de arrancados o rotos

Dicha renovación no se efectúa en los fragmentos y cuando una pata está medio rota es necesario arrancarla entera, esta extirpación es necesaria, pues sin ella el animal moriría por efecto de la hemorragia.

En la muda

El comportamiento en la muda cambia mucho si es macho o hembra.El macho protege a la hembra durante la muda mientras que en la muda del macho las hembras lo persiguen para devorarlo. 

Gusto y olfato muy desarrollados

Su sistema nervioso es muy complejo, por lo que posee los sentidos del olfato y gusto muy desarrollados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *