Dorada a la espalda

Equipo Libélula - Bea & José

Ya habíamos compartido la receta de besugo a la espalda y hoy le toca el turno a la dorada. La dorada a la espalda es una manera muy sencilla de prepararla y con un resultado muy sabroso.

Estamos de suerte porque es la temporada de nuestra amiga. Su nombre común viene de la franja dorada característica que se encuentra entre sus dos ojos. En cuanto a su carne es blanca y suave y junto con sus propiedades nutricionales hacen que la dorada sea muy apreciada gastronómicamente. Una receta fácil de realizar y apetitosa que estarás deseando llevar a tu mesa.

Dorada a la espalda

Ingredientes

El más importante es la dorada, lo tenemos claro ¿Verdad? Pues si es la estrella, que sea de la mejor calidad y fresca.

  • 1 pimiento amarillo (o 3 jalapeño opcional)
  • 1 pimiento rojo
  • 4 dientes de ajo
  • 1 ajo puerro
  • Un chorrito de aceite
  • Sal

Lo primero que vamos a hacer para no olvidarnos es poner a precalentar el horno a 200ºC calor arriba y abajo. A continuación limpiaremos y cortaremos las verduras en trozos más bien pequeños, las sofreíremos y reservamos.

La dorada la vamos a cocinar al horno, para ello pondremos la dorada en una bandeja de barro (nos encanta cocinar en barro) a la que habremos echado un chorrito de aceite y la colocaremos en la bandeja con la piel hacia abajo.,

Introducir la bandeja con la dorada en el medio del horno a la misma temperatura del precalentado a 200ºC durante 15 minutos. En función del tamaño de la dorada necesitará más o menos tiempo, vigila para que te quede jugosa.

En los últimos minutos de horneado de la dorada vertimos el refrito de las verduras y listo.

Nuestras entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *