<

Croquetas de pollo campero, garbanzos y zanahoria eco

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Arancha Roncero

Hoy el #DiaInternacionaldelaCroqueta Comparto un plato original de croquetas unas recién hechas, de pollo campero, garbanzos de Fuentesaúco y zanahoria eco, ñamm 🤤

Croquetas de pollo campero, garbanzos y zanahoria

Ingredientes

Para la masa

Para la salsa bechamel casera:

  • 1 litro de leche.
  • 80 gr de harina.
  • 100 gr de mantequilla.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Sal.

Elaboración

Deciros que estas croquetas nacen como comida de aprovechamiento de otra, os dejo el enlace Garbanzos con pollo asado y zanahoria.

Desmenuza el pollo campero deshilachándolas en el caso de que no lo hayas hecho en cachos pequeños, y junto a los garbanzos y la zanahoria pásalo por el pasapurés.

Ahora vamos a preparar la bechamel:

Pondremos un cazo al fuego suave con la mantequilla para que se derrita.
Cuando esté líquida la mantequilla retira el cazo del fuego y añade la harina poco a poco. Ve mezclándolo todo bien con las varillas y rápidamente para que se forme una pasta homogénea y no se formen grumos. Vuelve a poner el cazo en el fuego suave y cocina durante un par de minutos, esto lo haremos para que la harina pierda el sabor a crudo.

Ahora toca añadir la leche pero recuerda para que se integre bien y no se formen grumos ha de estar a temperatura ambiente (jamás fría). Añadimos la leche poco a poco mezclándolo muy bien. No dejes de remover con las varillas para que no se pegue en el fondo o se formen grumos. Ahora es el momento de añadir la nuez moscada y la sal. Estará lista la bechamel cuando, al remover, se vea el fondo del cazo esto nos llevará más o menos media hora.

Ahora que ya está lista la bechamel toca añadir los demás ingredientes (el contenido del pasapurés) y remover todo junto. Es el momento de probar la masa por si tienes que rectificar de sal.

Hora de retirar el cazo del fuego. Echaremos la masa de las croquetas en otro recipiente y déjala enfriar. Recomiendo taparla con papel film para que no se forme costra. Una vez fría ponla en la nevera.

Para que te salgan unas recetas de escándalo lo que recomiendo siempre es que se hagan de un día para otro, lo mejor es dejarlas reposar una noche entera en la nevera.
Antes de darle la forma a las croquetas deja preparado todo para rebozarlas, un plato llano con harina, otro hondo con los huevos batidos y por último uno llano con el pan rallado. La forma de las mías es redonda porque son unas croquetas únicas.

Ya tenemos las croquetas listas así que manos a la obra las vamos pasando de la siguiente manera y una a una harina, huevo y pan rallado y reservamos en otro plato. Una vez las tengamos todas listas toca freírlas pero antes debes dejarlas reposar nuevamente una hora así evitaremos que se abran al freírlas. Se pueden freír en la freidora o en sartén pero recuerda con el aceite bien caliente y una vez doradas las sacamos. Una vez fritas escúrrelas muy bien, nada peor que una croqueta aceitosa.

Espero las disfrutéis muchísimo

Mis recetas

En instagram soy @Aranchauno

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *