<

Churros caseros

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Una receta económica, sencilla y tradicional, os acerco unos churros caseros muy fáciles de elaborar. Los podrás tomar al desayuno o a la merienda, ya sea con un rico chocolate o un buen café, tu eliges el con qué acompañarlos y el cuándo.

Os traigo una receta básica y sencilla que nunca olvidaréis, la de los mejores churreros y es así “igual cantidad de harina que de agua” utiliza el mismo recipiente para tu medida, probablemente con el tiempo irás modificando las medidas, guiados por otras recetas que hablan de churros maravillosos pero seguro que volverás al igual porque así, te saldrán los mejores

Churros caseros

Ingredientes

  • 500 gr de harina común (mejor fina)
  • 1/2 litro de agua
  • Una pizca de sal 2 gramos (para un kilo de harina 8 gramos)
  • Aceite de oliva virgen
  • Azúcar blanco

Utensilio para hacerlos

  • Una churrera o 1 manga con una boquilla rizada

Elaboración

Lo primero que haremos es poner a calentar el agua con la sal (recuerda la olla siempre tapada porque si no cambiará el volumen de agua, y ésta se evaporará demasiado). La dejaremos en el fuego hasta que hierva.

A continuación añadiremos al agua la harina, nada de poco a poco, la echaremos de golpe, revolveremos durante dos minutos. Trabajaremos la mezcla con una cuchara (mejor de madera) hasta que se integre muy bien y se despegue de las paredes del recipiente elegido, es decir que la harina absorba todo el agua, justo en ese momento apagaremos el fuego.

Ahora os daré el mejor truco de los churreros de antaño, trabajar la masa cual empanada. Para ello la volcaremos en la mesa de trabajo, dejamos atemperar la masa un poco (si no resistes el calor, no lo hagas tampoco buscamos el sufrimiento cocinando) y le daremos unas cuantas vueltas hasta que quede bien lisita ¿Verdad que nunca oíste esto? Harás los churros más ricos que nadie y en casa. Los más ricos que jamás hayas probado. Procura que no pierda la temperatura, así se sigue cocinando unas cuantas vueltas mas de amasado y estará lista. Así calentita la metemos en la churrera o en una manga con boquilla, la que tengas. Probablemente a partir de ya, si no la tienes te harás con una porque como has comprobado se hacen bien rápido y fáciles los churros y querrás degustarlos en cualquier momento.

Cómo se fríen los churros para que te queden perfectos

  • Con el aceite bien caliente, cortar la masa en finos churros.
  • Separarlos entre sí para que no se peguen y se frían bien.
  • Oxigenar la masa, removiendo mucho los churros.

Ponemos a calentar en una sartén amplia el aceite de oliva virgen y cuando este caliente (se debe calentar el aceite a 200ºC de no ser así nuestros churros absorberán mucho aceite) y vamos echando la masa de los churros y cuando tengamos el tamaño elegido para los mismos cortamos con la tijera. Vamos friendo los churros por tandas no eches muchos que tengan espacio y en cuanto se doren les damos la vuelta para que se doren por todos los lados.

Una vez fritos, es decir, dorados uniformemente, los sacamos bien escurridos y los ponemos en una bandeja con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

No te preocupes por la forma, las primeras veces son las de prueba, prueba muchas y te saldrán perfectos.

Presentación

Espolvoreamos con azúcar cuando estén calientes y listos para comer.

 

2 comentarios

  1. Eva dice:

    se puede congelar los churros sin cocinarlos? graciad

    • Gastronomía de Galicia dice:

      Hola Eva! Claro que sí, los churros se pueden congelar para así utilizarlos cuando quieras, debes hacerlo en crudo. Decirte que no es necesario descongelarlos para freírlos. Para congelarlos debes ponerlos primero en una bandeja en el congelador, dejándolos separados para que no se peguen entre sí. Una vez que la pasta esté dura (congelada) podrás almacenarlos en bolsas para que ocupen menos, así ya no se pegarán y utilizarás la cantidad que quieras.
      Saludos y muchas gracias, tu comentario enriquece la entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *