<

Centolla rellena

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Somos Bea y Jose Manuel el equipo libélula, unos enamorados de Galicia y de su gastronomía, es por ello que nos hemos animado a compartir nuestras recetas con todos. Elaboradas con mucho cariño llevan en ellas parte de nuestros recuerdos a esta tierra, esta tierra meiga que hace que cuando podamos volvamos a recorrerla y degustarla.

La campaña de la centolla arrancó en Galicia el 8 de Noviembre, y no podíamos esperar más para disfrutar de la belleza de las Rías. Os traemos una forma muy especial para degustarla.

Os traemos una receta muy tradicional y marinera, la centolla gallega rellena de su propia carne y huevos cocidos. Una estupenda forma de degustar uno de los manjares de la ría gallega.

Centolla rellena

Estas centollas concretamente son de Vigo y no os cuento lo felices que nos ha puesto su visita. Ya podéis comprobar que son dos hembras y para esta receta son las indicadas, la hembra tiene huevas, coral, lo que hace que su “carro” o caparazón al mezclarlas con todo su interior sea único.

Ingredientes

  • 2 centolla (3 kg aprox)
  • 4 huevos cocidos
  • 2 cebollas medianas
  • 1 vaso de vino albariño
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración

La preparación nos llevará aproximadamente media hora. Lo primero que haremos es cocer los huevos que reservaremos. No creo que haga falta explicarlo pero agua hirviendo, y tendremos un huevo cocido a partir de los 11 minutos. Ahora le toca el turno a las centollas y aquí si que podéis tener dudas, os explicamos como hacerlo y el tiempo.

En una olla ponemos una gran cantidad de agua y sal (el agua que las cubra por completo y en cuanto la sal aproximadamente entre 60 a 70 gramos por litro de agua ). Metemos las centollas con el agua fría para que no pierdan las patas (al estar vivas siempre ha de hacerse así, si están muertas las puedes meter con el agua hirviendo) y la dejamos hervir. Ahora toca esperar bien poco, cuando vuelva a hervir contaremos 15 minutos si la centolla es mediana, y 18 minutos si es grande y pasado el tiempo la retiramos del agua. Nosotros la hemos dejado 20 minutos contados desde que la echamos al agua.

Sacamos la centolla cocida y la dejamos enfriar. A continuación abrimos la centolla para separar la carne del caparazón. Sacamos bien todo, también la carne del cacho y reservamos. Nosotros las patas las apartamos, no las incluimos en el caparazón, las comemos como entrante antes de la centolla rellena.

Agregamos un poco de aceite de oliva virgen a una sartén, y sofreímos las cebollas y el perejil bien picado. Cuando la cebolla comience a dorarse, agregamos la carne de la centolla y revolvemos todo bien a fuego medio. Ahora agregamos el vaso de vino albariño y dejamos que se evapore casi en su totalidad. y añadimos todo al caparazón que teníamos bien limpio ¿Y el huevo cocido? Ahora se lo pondremos de tapa, te tocará revolver para que se junte todo.

Añadimos los huevos cocidos picados en trozos pequeños. Mezclaremos bien ya en la mesa.

Presentación

En cuanto a la forma de servir, hay los que ansiosos se lo toman calentito y en nuestro caso, los que esperamos y lo tomamos frío.

Mientras preparamos y comemos las patas que habíamos apartado, hacemos el tiempo necesario para que no esté tan caliente. He de deciros que hay quien echa toda la carne en el caparazón, también la de las patas, a nosotros nos gusta más así.

Se pone el caparazón sobre una cama de lechuga. No necesita nada más. Dicen los entendidos que la centolla cocida tiene cuatro sabores: el de la carne del pecho, el de la carne de las patas, el de los corales o huevas de las hembras y el de la cabeza. Nosotros los hemos disfrutamos todos y como tenemos dudas de que sabor nos gusta más, tendremos que repetir para sacarnos de dudas.

Espero os haya gustado esta forma tan especial de preparar la centolla, más laboriosa que cocida solo y espectacular!!!

 

2 comentarios

  1. Óscar dice:

    Eso se ondas con un farol, con Unha foleira ten un un pase.
    Se a centola está boa e a meior forma de joderla.
    Un sacrilexio

  2. javier blanco dice:

    Otra forma de comer el cacho es añadirle vino tinto y esmagar los corales….si no entendéis alguna palabra hay diccionarios gallego-castellano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *