<

Carabineros en salsa al estilo costa brava¡¡¡

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Somos Bea y José Manuel el Equipo Libélula, unos enamorados de Galicia y de su gastronomía, es por ello que nos hemos animado a compartir nuestras recetas con todos. Elaboradas con mucho cariño llevan en ellas parte de nuestros recuerdos a esta tierra, esta tierra meiga que hace que cuando podamos volvamos a recorrerla y degustarla.

Carabineros

El sabor del carabinero viene de otro mundo. Se pueden comer solos o acompañados de platos delicados. Sus cabezas son ideales para caldos de mariscos porque en ellas se guarda el verdadero sabor del marisco. Tiene un sabor fuerte comparándolo con las gambas o los langostinos, es similar a ellos pero de mayor tamaño y más rojizo, por eso es también conocido familiarmente como gamba chorizo. Suelen indicar los que más saben que solo es apto para el que gusta del sabor a mar intenso y para aquel que el marisco es su plato preferido.

Su cabeza es muy sabrosa y es excelente en la preparación de salsas, sopas y cremas. Le llaman el ingrediente de excepción para dar profundidad a fumet, guisos y arroces, en fin imagínate lo que aporta a los platos solo con su cabeza.

Los carabineros suelen ser los grandes desconocidos, esos que solo aprecian los que saben comer bien, vale, el precio también es motivo para que la gente se tire a las gambas o langostinos perdiéndose un gran manjar que por lo menos ha de probarse una vez en la vida.

Curiosidades

Al comienzo de la temporada de reproducción, las hembras pueden poner entre 300.000 y 1,5 millones de huevos. La primera larva mide solo medio milímetro de largo. Nada debido a los apéndices de su cabeza y forma parte del plancton marino. Una vez que la larva se transforma, dejará el plancton y se moverán al fondo. En esta etapa, se vuelven muy glotones y se convierte en un depredador muy activo que se desarrolla muy rápido.

Que nos aportan

  • De su perfil lipídico cabe destacar el aporte de Omega 3
  • En cuanto al contenido de minerales, destacan el potasio, calcio, fósforo y magnesio y, en menor medida, hierro y zinc.
  • De su aporte en vitaminas destacamos sobre todas la niacina, también conocida como vitamina B3 (Su función principal es intervenir en las reacciones que generan energía en nuestro organismo). También tenemos vitamina E, tiamina, riboflavina y B6, además de pequeñas cantidades de vitamina A, ácido fólico y B12.

Hoy os traemos una receta muy especial que esperamos hagáis pronto y os guste tanto como a nosotros.

Carabineros en salsa costa

Ingredientes

  • 10 carabineros
  • 2 tomates grandes
  • 2 cebollas
  • 1/2 vaso de vino blanco (125ml)
  • 1/2 vaso de leche (125ml)
  • 25 gramos almendras Tostadas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil fresco que picaremos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Elaboración

Carabineros

Lo primero que haremos va a ser preparar los carabineros. Para ello pondremos un poco de aceite en una sartén y los saltearemos ligeramente. No hay que hacerlos demasiado. Sácalos de la sartén y reserva la sartén con el aceite ( no la limpies, la vas a utilizar)

Salsa Costa

Ponemos una olla al fuego y añadimos un chorrito de aceite, cuando el aceite esté bien caliente pondremos la cebolla que habremos troceado bien pequeña.

Toca sofreír la cebolla, lo haremos a fuego medio hasta que veamos que cambia de color y se pone doradita. En este momento añadimos el vino blanco, removeremos bien y dejamos que el vino reduzca. Mientras se va ligando todo en la olla lentamente. En la sartén donde hemos hecho los carabineros doraremos las almendras, las sacamos y reservamos otra vez este aceite.

Ahora cogeremos el mortero y añadimos los ajos cortados junto con un poquito de sal, esto lo haremos para que no salten al machacarlos, es un truco estupendo. Machacamos bien los ajos y ponemos después las almendras tostadas y el perejil fresco que habremos picado. Cuando tengamos todo bien machacado (se le llama majado), lo añadiremos a la cazuela. A continuación incluiremos el tomate (que también habremos cortado en trozos pequeños), la leche y un poco de pimienta negra.

Dejamos cocer la salsa unos minutos y después le añadimos un poco de agua: La cocemos durante unos 15 minutos, controlando que no falte agua para la cocción.

Echamos los carabineros a la salsa

Añadiremos los carabineros a la salsa junto con el aceite de freír. Pondremos un poco más de agua a la cazuela y dejaremos cocer, removiendo la cazuela durante unos 4 minutos aproximadamente para que quede todo bien integrado. Prueba que tal está de sal y si está soso (lo dudo) ahora será el momento de rectificar, siempre antes de servir.
Es conveniente dejar reposar durante unos 15 minutos.

Cocer los carabineros

Por si te apetece probar los carabineros cocidos, te explico también cómo hacerlo.

En una olla pondremos agua a calentar, debes tener en cuenta que ha de tapar todos los carabineros. A esta agua agregaremos sal. La medida para la sal será una cuchara sopera colmada por cada litro que hayamos puesto en la olla. Para darles más sabor, os recomiendo un par de hojas de laurel en el agua. Echaremos los carabineros en la olla cuando arranque a hervir.

Si fuera para cocer los nuestros, los dejaríamos unos 6 minutos. Los tiempos van atendiendo al tamaño de los carabineros (4 minutos para los más pequeños a 7 minutos para los más grandes, pueden llegar a alcanzar los 25 centímetros). Pasado el tiempo de cocción, los retiraremos de la olla y depositamos los carabineros en agua fría a la que habremos agregado cubitos de hielo.

Nuestras entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *