<

Cañas rellenas de crema pastelera pastelera

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Hola soy Elena de cocina con Elenauna loca amante de los fogones, volvamos a recuperar las viejas recetas de las abuelas, esas que se cocinaban con amor y paciencia.

¡Cuántos recuerdos de mi niñez me trae este postre! Y es por esto que me apetecía el compartirlo con todos y haceros partícipes de esa etapa tan bonita que es la infancia y la ilusión de traer al presente esos aromas y sabores que tanto se nos meten en el alma. Espero que os gusten estas cañitas y las disfrutéis como nosotros en familia.

Cañas rellenas de crema pastelera

Ingredientes

Masa

  • 300 gr de harina + 50 gr para trabajarla después
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 125 ml de agua tibia
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de limón rallado
  • 1 chorrín de vino dulce (yo usé Aníbal)


Para la crema pastelera

  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 yemas de huevo medianos
  • 400 ml de leche
  • 40 gr de maicena
  • 80 gr de azúcar
  • La piel de 1/2 limón

Elaboración

El primer paso será hacer la crema pastelera, así se dará enfriado a tiempo para rellenar nuestras cañas.

Crema Pastelera

crema pastelera

En una olla ponemos la leche (separaremos una poca en un vaso para disolver la maicena), el azúcar, la vainilla, la piel del limón y lo llevaremos todo a ebullición. Cuando empiece a hervir añadiremos las yemas de una en una. Por último pondremos la maicena disuelta en la leche y la dejaremos al fuego espesar. Retirar y dejar enfriar. Un truco, yo la pongo encima de una huevera, enfría antes 😉.

Cañas

Para la masa, haremos un volcán con la harina e incorporamos los demás ingredientes, amasaremos bien para que se mezclen los ingredientes. Añadiremos más harina para poder manejarla mejor, debe quedar una masa homogénea, que no se pegue a las manos ni a la mesa al manipularla. Estiraremos la masa con la ayuda de un rodillo, la masa debe quedar fina de unos 2 cm de espesor y una longitud más o menos como 2 palmas abiertas, así nos saldrán cañas más o menos simétricas.

Cortaremos la masa en tiras como de un dedo de anchas. Ahora queda lo más divertido, enrollar en los moldes, sino dispones de ellos a mi el papel de cocina me va genial. Pintaremos con mantequilla derretida las cañas antes de hornearlas.

Horneamos las cañas a 180 grados unos 20 minutos. No os preocupes si no las notas duras, al enfriar acaban de endurecerse.

Rellenaremos las cañas con una manga pastelera y la crema ya fría, espolvoreamos azúcar glas y a disfrutar.

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *