Bollo Preñao

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

bollo preñado

La receta que os traigo admite varios nombres, se le puede llamar bollo preñao o preñado, Choripan o boliños de chorizo. Es sencilla y a todos gusta. En muchas regiones de España, en especialmente Asturias, La Rioja, Cantabria o Galicia no se entiende una fiesta al aire libre sin este bollo.

Dorso de la mano con el dedo índice señalando hacia la derecha

¿Listos? Os traigo una receta fácil que alegrará una merienda o cena. No tiene complicación por lo que podéis hacerla en familia.

Un Bollo Preñado

Orígenes

Los bollos preñados aún se preparan en muchas zonas en Galicia, en el Barco de Valdeorras (Ourense) se hacen en la época de la matanza. Es muy fácil el pensar que el origen de esta delicia de fácil elaboración naciera en los molinos para aprovechar la harina de maíz que caía fuera de la piedra de moler. Lo más probable es que el relleno cambiase con el tiempo y del trozo de tocino de la matanza pasase al actual chorizo ya que este fue posterior.

La primera cita

Cuentan los escritos que la tradición de disfrutar este manjar surge por primera vez en una procesión en la de Nuestra Señora la Esperanza en Oviedo. Celebrada desde el S.XVI, al finalizar el recorrido y la misa se repartían entre todos los asistentes torreznos. Los torreznos eran hechos con pan de fisga. El pan de fisga era un pan elaborado con trigo rústico. Este cereal era muy adecuado en terrenos montañosos y pobres, esta planta tenía gran resistencia a las condiciones climáticas adversas.

Pan de Fisga fue el envoltorio

Su origen, al igual que otros tipos de trigo, se remonta a tiempos antiquísimos. Hay varias clases de escanda y en Asturias se distinguen unas de otras por dos nombres especiales:”fisga” y “povia” o pavia. El pan de escanda, o de fisga como se le llamó siempre, gozó de estupendas cualidades. Tanto, que fue preferido al pan de centeno, trigo y a la borona.

En 1926 el torrezno fue sustituido por un bollo preñao y, la idea gustó tanto, que no sólo se mantuvo en el tiempo sino que se fue popularizando en el  resto de fiestas y en el resto de Comunidades.

Bollo preñao

Ingredientes

Lo más importante de esta receta es tener buena materia prima. Recuerda solo lleva pan y chorizo.

Para la masa del bollo/ PAN

  • 1 kilo de harina de fuerza
  • 400 ml de agua tibia
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo grande
  • 80 gr. de levadura prensada de panadería
  • 1 cucharada de sal (20 gr. de sal aproximadamente)
En nuestro caso echamos mano de estos, ¿por qué? Porque el Covid-19 nos tiene confinados y no podemos ir A Cañiza, estos chorizos son de súper.
Os diré que ni tan mal!

El tipo de chorizo que vamos a usar es la clave. Tiene que ser fuerte de sabor y olor. Bien ahumado para que deje en el pan toda esa grasa roja característica.

CHORIZO

  • 4 chorizos frescos de Galicia (mejor que sean ahumados)

El tamaño

El tamaño de los bollos preñados es el de un puño cerrado. Y se cierran de tal forma que no se ve su interior. Pero como veis el nuestro es alargado y de tamaño media barra. En fin es más bien un choripán.

Preparación

Para el pan

Hacer la masa

Cogemos un bol grande y echamos la harina de trigo (solo 900 gramos, retiramos 100 gramos). Es importante que la harina esté tamizada, pasarla por el colador hará que la masa nos quede más elástica y suba mejor. Hacemos un hoyo en el centro del bol y en él añadimos la levadura que habremos disuelto en agua previamente y el huevo.
Mezclamos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera. Ahora toca añadir el aceite y la sal (es muy importante que la sal y la levadura no se toquen para no tener problemas con la fermentación).
Seguimos removiendo pronto tendremos la masa por ahora es una mezcla pegajosa ya tomará cuerpo.

Amasado

Ahora toca amasar. Espolvoreamos la encimera o mesa con harina, sacamos la masa del bol y empezamos a ejercitar músculos con el amasa que te amasa. Un truco para conseguir una buen pan es estirar la masa con forma de churro. Retorcerlo como si estuviésemos escurriendo una pieza de ropa, lo haremos varias veces.
Te estarás preguntando ¿Cuánto hay que amasar más? Amasaremos de nuevo durante unos diez minutos. Después de estos 10 minutos la masa quedará elástica y homogénea.

¿Cómo sabremos que está? Lo sabremos cuando la masa no se pegue a las manos, si aún lo sigue haciendo probablemente tendrás que añadir un poco de harina. Es por esto que del 1 kilo de harina debes apartar 100 gramos para el amasado. Recordad que la cantidad depende de la harina que utilizas, no es una ciencia exacta no siempre vienen de moliendas iguales, ni el trigo es el mismo.

Tiempo de espera/ Levado

Ahora que tenemos la masa lista toca reunirla haciendo una bola. Cogemos el bol, lo enharinamos y metemos la bola de masa. Tapamos el bol con un trapo de algodón y toca esperar unos 45 a 60 minutos.

¿Cómo saber si ya está lista?
Para saber si la masa se utiliza el siguiente truco. Si la apretamos con un dedo y la masa vuelve a su posición original está lista.

Preparación

Una vez la masa está lista, debemos volver a amasar para quitarle aire y que sea fácil de trabajar. Dividimos la masa en porciones en nuestro caso hicimos 4. El tamaño de los bollos a vuestra elección. Hay opciones para el chorizo, los hay que lo cortan en rodajas, otros por el medio (en nuestro caso) o los que ponen el chorizo entero.

Foto y receta de Mariluz Piñeiro
Bollitos “preñaos” de chorizo gallego.
Os recomiendo su blog
http://www.cuchillitoitenedor.com/

Extendemos la masa, ponemos el chorizo en el medio y cerramos.
Le damos forma de panecitos procurando que no se vea el cierre, ni lo de dentro y que sean todos iguales es también al gusto, son caseros no tienen porque parecerse, el que sean iguales (en tamaño) se recomienda para que se hagan por igual, y no uno antes que el otro con el peligro de que alguno se nos queme.

Horno

El primer paso es precalentamos el horno a 190º C calor arriba y abajo, durante más o menos 10 minutos. Ponemos los bollos en una bandeja de horno en la que previamente hemos puesto un papel sulfurizado o de hornear. Recuerda poner la bandeja en el medio para que se hagan bien por arriba y por abajo. Recuerda untar por encima los bollos con un poquito de aceite de oliva. Dejamos cocer a la misma temperatura 190 °C durante 15 minutos. Irás notando como se van poniendo doradiños y si has elegido bien el chorizo la grasa roja en alguno habrá “pringado el pan”. Una vez cocidos se sacan y los dejamos reposar un poco. Recuerda hacerlo o te quemarás, sé paciente.

Vídeo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *