Bizcocho Kasutera o Castella

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Hola soy Loli, me conocen como @Loroma61 en Twitter. Me defino como ama de casa y gran amante de mi tierra: Baiona. ¡Soy aficionada a fotografiar los paisajes que me rodean y a disfrutar cocinando para los que más quiero!

Más info Foto de Rachel Verano

Bizcocho Kasutera o Castella

Este famoso bizcocho japonés tiene su origen en la Península Ibérica y fueron los portugueses, no los españoles los que lo introdujeron. A tener en cuenta es que su comercio con Japón fue mucho antes y nos aventuramos a decir que el origen de este pastel o bizcocho es el “pão-de-ló”, un dulce típico portugués.

Llegó a Japón en los barcos mercantes a mediados del siglo XVI. “Castella” es el nombre de una versión del pão de ló que los portugueses improvisaron en el Japón. Su nombre no viene de Castilla y no fueron los españoles los que lo llevaron hasta Nagasaki, seamos fieles a la historia y en gastronomía los orígenes cuentan, y mucho.

En un principio era una especialidad típica de Nagasaki, pero pronto se popularizó en todo Japón, no solo como un dulce, sino como un alimento nutritivo para los enfermos y la merienda preferida de los niños.

Fukusaya , una tienda fundada en 1624. Vende pastel de castella de 10 piezas se vende por 1,000 yenes ($8)
y se puede almacenar durante 8 a 10 días a temperatura ambiente.

Una historia muy dulce

Antes del sakoku literalmente “país en cadenas” o “cierre del país” (1641-1853), Nagasaki era un concurrido puerto de comercio internacional . Un barco portugués llegó un día al puerto de Hirado , en la prefectura de Nagasaki. Los misioneros cristianos a bordo ofrecieron un pastel desconocido a un local a cambio de permiso para atracar y difundir su santa palabra entre los habitantes. Al principio, este misterioso pastel nuevo, castella , estaba reservado solo para los ricos, pero se extendió rápidamente por todo el país gracias a la ceremonia del té , un fenómeno cultural que estaba creciendo en popularidad en ese momento.

¿Qué necesitamos?

Ingredientes Para la masa

6 huevos
100 gramos de mantequilla
100 ml de leche entera
100 gramos de harina de trigo (tamizada)
100 gramos de azúcar (la usaremos para las claras)

Utensilios

Un molde cuadrado 40×40 hondo
Un termómetro para medir los grados
Un molde para el baño María

Preparación

Pasos de elaboración y tiempo

Separar claras de yemas. Las yemas las ponemos en un bol pequeño y reservamos las claras. Las ponmemos en otro bol pero este más grande para luego batirlas a punto de nieve con azúcar.

Ponemos el cazo al fuego medio, la leche y mantequilla para fundir. Cuando llegue a la temperatura de 50º apartamos y la echamos en la harina tamizada y con una varilla y a mano mezclamos bien. Reservamos.

Empezamos a batir a punto de nieve las claras y le echamos poco a poco el azúcar, cuando formen picos y a mano con una varilla le incorporaremos poco a poco la mezcla de yemas de huevo, procurando que no se bajen las claras.

Echamos en molde previamente bien forrado por dentro con papel de horno. Lo ponemos al baño María con el agua a 80º. Metemos al horno calor arriba y abajo a 160 º unos 40 minutos.

Quitar el bizcocho, ponerlo en una rejilla y cuando esté templado, desmoldar tirando por el papel hacia arriba.

Vídeo Paso a Paso

En twitter soy @loroma61

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *