<

Bizcocho de calabaza

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Hola, soy Arancha, aunque el nombre no importa mucho, soy una enamorada de Galicia y voy a compartir mis humildes recetas relacionadas con esa maravillosa tierra, al alcance de todo el mundo. Siempre que visito vuestra tierra me aprovisiono de productos y si no siempre compro donde puedo. Quiero reseñar que soy una aficionada autodidacta, sin estudios de cocina. Me gusta considerarme una apasionada de la cocina. Espero que disfrutéis haciendo las recetas.

Hoy os traigo un bizcocho con un producto de temporada que me encanta, la de calabaza. La calabaza es una fuente extraordinaria de antioxidantes, y contiene vitaminas como la A, B, C, D, E y K y es una buena fuente de fibra, sodio y potasio. Además deciros que al estar compuesta por un 90% de agua, es un aliado ideal en las dietas, ayuda a regular niveles de azúcar en sangre y en los procesos de anemia, reduce los niveles de colesterol y ayuda a prevenir problemas cardíacos y circulatorios . Es el aliado perfecto a la hora de cuidarnos y el mejor de los postres.

Hoy os traigo un bizcocho de calabaza asada con canela eco, pasas, cuajada de leche Gaza, harina de avena eco y glas de naranja

Bizcocho de Calabaza

Ingredientes

Masa

  • 60 g aceite de oliva virgen extra
  • 3 huevos caseros
  • 200 g calabaza
  • 140 mg de cuajada de leche de Gaza (tarrina de barro).
  • 1/2 cucharadita(s) canela molida
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico (6 gramos) *
  • sal (1 pizca)
  • 300 gramos de harina de avena
  • 50 gramos pasas (puedes añadir nueces o chocolate negro puro)

Galseado

Recuerda que el glaseado hay que ponerlo cuando el budín esté caliente. Si no tienes azúcar glas, puedes hacerla tú mismo, mete azúcar normal en una procesadora o licuadora y listo.

  • 1 Taza (240 ml) de azúcar pulverizada, glas 
  • 1/4 Taza (60 ml) jugo de naranja
  • 1 cucharadita de Vainilla

Elaboración paso a paso

Lo primero que tenemos que hacer es cortar la calabaza en trozos pequeños y asarla en el horno, a mi me gusta más así pero tienes la posibilidad de hacerla cocida. Os voy a explicar las dos formas para hacer la calabaza cocida o asada. La calabaza asada es una receta muy versátil que podéis utilizar en infinitas recetas, tanto dulces como saladas, e incluso sola acompañando a un plato.

Formas para cocinar la calabaza

Horno
Nosotros la utilizaremos asada

Como la vamos a utilizar como ingrediente la cocinaremos así, sin añadir nada, ni especies, ni sal. Queda espectacular, cierto que es un poco más laboriosa pero piensa que así ya tienes el horno precalentado 😉

Bizcocho de calabaza
  • Lo primero que haremos será lavar y secar bien la calabaza, retirar las pipas y trocearla en trozos no muy grandes.
  • Ahora las colocaremos en la bandeja del horno, recuerda que debemos precalentarlo unos 10 minutos antes a 180º calor arriba y abajo. Lo importante va a ser la forma de colocar los trozos de calabaza en la bandeja, lo haremos con la piel hacia arriba y hornearemos a la misma temperatura unos 20 minutos aproximadamente.
  • Una vez finalizado el tiempo dejamos templar y ya a temperatura ambiente podemos sacar la pulpa con una cuchara.
  • Una vez saquemos toda la pulpa de calabaza la aplastaremos con un tenedor para utilizarla mejor en la receta.
Cocida
Microondas

Como es para ingrediente del bizcocho, la forma más rápida es cocinar la calabaza en el microondas. Se puede hacer al vapor con un estuche para microondas o simplemente la ponemos en un plato y lo tapamos con film. Cocinamos durante 10 minutos, y luego la aplastamos con la ayuda de un tenedor.

En olla

Si quieres en olla debes lavar muy bien la piel, quitarle las semillas y la pulpa, picarla en trozos pequeños, echarla en una cacerola con agua hirviendo y tapar. Después que hierva nuevamente bajará la temperatura del agua en cuanto metas la calabaza, deja transcurrir 20 minutos y pincha con un tenedor, si aún está muy dura, deja durante 5 o 10 minutos más.

Bizcocho de calabaza

Mezclar ingredientes

En un bol, batimos el aceite y los huevos, si son caseros mejor. Añadimos al bol la calabaza asada, cuajada de leche de gaza, canela, bicarbonato y sal. Batimos bien. Añadimos ahora la harina de avena, lo batimos todo y en cuanto tengamos la masa bien homogénea, lo verteremos en el molde.

*¿Por qué elijo el bicarbonato de sodio en los postre?
  • Lo elijo porque es un producto ecológico ya que respeta 100% el medio ambiente y es biodegradable. Es el sustituto perfecto de la levadura, reduciendo así los productos artificiales en tu cocina.
  • Lo elijo por lo que los mejores reposteros llaman el efecto esponjoso al incluirlo en la receta.
  • Lo elijo porque disminuye la acidez e incrementa la masa de los bizcochos o tartas ¿Cómo te quedas? Seguimos con sus mejoras, hace más ligeras y esponjosas tus galletas caseras y pasteles.
  • Lo elijo porque que para mi además es un importante conservante, conserva mis mermeladas caseras y elimina la acidez sin añadir una gran cantidad de azúcar. Todo son ventajas! Realza los colores de las conservas, frutas o ingredientes de tus postres.

Hasta es mágico, porque montar las claras a punto de nieve con el bicarbonato es sencillísimo. Pon un pellizco de bicarbonato de sodio antes de batirlas y verás como se montan más fácilmente.

Bizcocho de calabaza

Añadimos por encima las pasas o lo que queráis ponerle (nueces, trozos de chocolate negro puro, arándanos…)

Horno

Horneamos durante 50 minutos. Como cada horno es diferente, tendréis que ir vigilando y comprobar que está hecho pinchando con un palillo, hasta que este salga totalmente limpio. Mientras esperamos a que se haga vamos haciendo el glas de naranja que añadiremos en caliente.

Glaseado

Tomamos un bol y echamos primero el azúcar glas, por encima la vainilla y poco a poco vamos añadiendo el jugo de la naranja (zumo) y mezclando lentamente, utiliza las varillas. Notarás como se va haciendo como una cremita blanca, y listo para usar el glaseado.

Bizcocho de calabaza

Lo dejamos enfriar antes de desmoldar y listo a cortar y disfrutar.

Este bizcocho aguanta muy bien, sabe espectacular y se puede congelar

En perfectas condiciones dura unos 3 días a temperatura ambiente, recomendamos lo guardes en un recipiente hermético.

Si lo quieres guardar durante más tiempo de tres días, puedes ponerlo en la nevera (no creo que pase del día). También se puede congelar cortado en rodajas, para ir sacando una cada vez que te apetezca.

En instagram soy @Aranchauno

Entradas relacionadas

Pastel de cabello de Ángel

Brazo de gitano de calabaza, relleno de crema de queso

Marquesinas de calabaza

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *