<

Arroz con grelos o Risotto de grelos

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Equipo Libélula - Bea & José

Os traemos una receta muy original cuyos ingredientes estrella son los grelos, un risotto o un arroz, tu eliges el nombre ¿por qué no? La palabra “risotto” deriva de “riso”, que es como se llama el arroz en italiano. El “risotto” es uno de los platos de la cocina italiana más famosos. Aunque para ser fiel al origen del plato os diremos que el “arroz con grelos” es un plato típico de Portugal y éste se hace con arroz carolino, un arroz delicioso. El arroz carolino es una variedad de grano corto, que se asemeja a la variedad de arroz italiano Arborio. El arroz con grelos es un plato que se disfruta en Portugal especialmente durante el invierno y principios de la primavera. Pero lo dicho, tu eliges el nombre del plato, una conexión Galicia-Portugal-Italia muy versátil. Hoy nos toca disfrutar un:

Risotto de Grelos

Ingredientes

Los ingredientes básicos, que se utilizan en todas las recetas de risotto son arroz, sofrito, caldo, vino y queso parmigiano. Nuestro risotto va a ser con toque gallego, por lo que habrá cambios y elementos mágicos adicionales. Por supuesto los grelos le darán al plato un extra de sabor y un vitaminado poderoso, posee vitaminas como A, K y C y oligoelementos como hierro, potasio y calcio.. El sabor de los grelos es de naturaleza amarga, puede recordar su sabor a nuez y acre. 

  • Grelos cocidos (en casa 3 manojos o de lata)
  • 1 vaso de arroz Arborio o carolino
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 litro de Caldo (recomiendo el de cocción de grelos)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Queso parmesano (30 gramos)
  • 2 dados de mantequilla Arias
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • 3 cucharadas y sal

Lo primero que haré será enseñaros a cocer los grelos

Lavamos los grelos a fondo y ponemos a hervir 1,5 litros de agua en una cacerola (3 manojos de grelos). Cuando comience a hervir, los echamos y cocemos los grelos aproximadamente de 10 a 12 minutos. El tiempo depende del grosor y ternura de los grelos. Los escurrimos bien y reservamos.

En el caso de que hayas elegido los de lata ya vienen cocidos y listos, te saltarías el paso de cocerlos.

Pondremos una sartén con aceite los ajos que habremos picado y en cuanto estén bien dorados, retiraremos la sartén del fuego.

Con el aceite tibio y sin calor, añadiremos el pimentón dulce, lo hacemos así para que no se queme y estropee el sabor.

Ahora añadiremos a la sartén nuestros grelos cocidos y los dejaremos cocinándose poco a poco. Pasados unos 10 minutos a fuego medio, nuestros grelos estarán así, los retiramos del fuego y reservamos.

Ponemos en una olla un chorrito de aceite y añadimos nuestra cebolla bien picada, vamos a pocharla. Pasados unos minutos notaréis como esta ha cambiado de color y se ha vuelto transparente y más flexible.

Ahora toca incluir a la receta los siguientes ingredientes y lo haremos en este orden, arroz, vino y caldo.

Vamos con el arroz, lo primero que haremos es saltearlo bien en aceite antes de añadir el líquido ¿Por qué? Porque esto ayuda a prevenir que el arroz se apelmace y pegue con más facilidad . Los granos al saltearlos antes se mantienen separados, pero bien cocidos. Recuerda el truco siempre para cuando hagas este arroz. No te llevará mucho tiempo el saltear no debe dorarse el grano notarás como cambia de color y estará listo. Ahora añadimos el medio vaso de vino y lo dejamos cocinando para que se evapore el alcohol, a continuación, echamos el caldo, recuerda el calor del fuego será medio. Este arroz se cocina con mucho cariño.

El arroz tiene que ir cocinándose muy lentamente, removiéndolo para que absorba todo el líquido que le vamos proporcionando y suelte el almidón, hasta conseguir que sus granos se vean inmersos en una suave y sabrosa melosidad que se ha quedado con todos los sabores de los ingredientes. Cuando casi esté listo, después de unos 15 minutos, toca añadir los grelos que teníamos reservados en la sartén y añadir el resto de los ingredientes que nos faltaban, el queso y la mantequilla.

El queso se lo añadiremos al final, la mantequilla (2 dados o 25 gramos) y el queso parmesano (30 gramos de un sobre, hoy no lo hemos rallado): Comentaros que hay los que no se lo echan a la olla, se lo añaden al plato ya servido en la mesa, esto va a gustos. Nosotros lo añadimos en la cocción.

El resultado después de más o menos 20 minutos de cocción de nuestro arroz, es una explosión de sabores. Sin duda será vuestro plato preferido. Una emulsión suave y homogénea que abraza al grelo y a los granos de arroz.

Un plato estupendo que os va a encantar, os invitamos a probarlo con otras versiones, puedes sustituir los grelos por acelgas o por coles y disfrutar así de otro plato.

Nuestras recetas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *