Arroz con conejo

La carne de conejo es una carne blanca, magra, con muy bajo contenido en grasa y pocas calorías. Cuando los romanos llegaron a nuestro país le llamaron “Hispania” que significa “Tierra de conejos”. La carne de este animal nos aporta vitamina B1, vitamina, B3, vitamina B6, vitamina B12, fósforo, selenio y potasio.

En el súper puedo encontrar unas bandejas que contienen medio conejo limpio y troceado con su hígado en una bolsita precintado, el que he comprado pesaba 660 gramos. Nada más verlo me ha venido a la cabeza el hacerlo en un arroz con alguna verdura. Tal y como les muestro ha salido.

𝐀𝐫𝐫𝐨𝐳 𝐜𝐨𝐧 𝐜𝐨𝐧𝐞𝐣𝐨

Para hacerlo necesitarás:

Ingredientes

  • 600 gramos (+ o -) de conejo troceado y su hígado
  • 300 gramos de arroz redondo o bomba
  • 4 dientes de ajo
  • 2 pimientos verdes pequeños o 1 grande
  • 2 pimientos rojos pequeños o 1 grande
  • 2 tomates medianos
  • un puñado de judías verdes
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 100 ml de vino blanco
  • unas hebras de azafrán o sazonador de paella
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • un poco de perejil picado
  • sal
  • 1 limón

    Elaboración

    Primero, limpio y corto las judías, las cocino en agua hirviendo unos 20 minutos. Las saco, escurro y reservo.
    En la misma agua escaldo 2 tomates, los saco y les quito la piel. Luego los troceo en cubos pequeños y reservo.
    Limpio y despepito los pimientos, los pico en una brunoise. Pico tres ajos. Reservo.


    En una paella (recipiente) pongo a calentar 5 cucharadas soperas de aceite de oliva, doro los trozos de conejo a fuego medio por todos sus lados. Al mismo tiempo hago lo mismo con el hígado, pero teniendo en cuenta que tarda muy poco en hacerse, lo retiro antes. Cuando los trozos de conejo están dorados, los retiro y reservo.

    Ahora en la paella pongo el pimiento rojo y verde picados, así como los 3 dientes de ajo que he picado antes. Añado 1 cucharada sopera de aceite de oliva. Salo por encima esta verdura para que suelte sus jugos y sofrío un poco removiendo de vez en cuando. Cuando pocha un poco añado el tomate picado que tenía reservado. Revuelvo y sigo cocinando.

    Una vez tengo esta verdura pochada, vuelvo a añadir el conejo, pero sin el hígado, que sigo reservando. Rehogo la mezcla durante unos minutos, vierto el vino blanco, subo la temperatura y dejo que el alcohol se evapore. Cuando lo hace, bajo la temperatura y añado las judías.

    Seguidamente, agrego el arroz y el caldo de pollo caliente. Añado también la cucharadita de pimentón dulce y unas hebras de azafrán. Remuevo todo bien.
    Pruebo de sal y dejo cocer el arroz 18 minutos. A media cocción he añadido un poco de agua hirviendo, ya que veía que la necesitaba.

    Mientras el arroz se cocina, preparo en el mortero un majado con 1 diente de ajo troceado, el hígado del conejo cortado a trocitos y el perejil picado. Lo mezclo con un par de cucharadas del caldo del arroz.

    Añado este majado al arroz a mitad de su cocción. Una vez terminado, apago el fuego, tapo con un paño y dejo reposar el arroz unos 10 minutos.

    Antes de servirlo, exprimo el limón por encima del arroz y a disfrutar de esta delicia. Espero os guste este arroz con conejo y lo hagáis muy pronto.

    Receta cedida por Juan Antonio Bello Souto
    Informático, motero, amante de los viajes, la música, la fotografía y la cocina rica.

    Mis recetas

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *