<

Alcachofas gratinadas

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

𝐀𝐥𝐜𝐚𝐜𝐡𝐨𝐟𝐚𝐬 𝐠𝐫𝐚𝐭𝐢𝐧𝐚𝐝𝐚𝐬

Hoy voy a preparar un aperitivo con las alcachofas, muy delicioso y que os llevará muy poco tiempo. La alcachofa es un gran aliado natural para nuestro organismo ya que es rica en vitaminas B1, E y B3, además de tener aporte de magnesio, fósforo, calcio, hierro y potasio.

¿Sabías que el nombre científico de la alcachofa, cynara, proviene de la mitología griega? Para ser más exactos proviene de una de sus leyendas. Según esa leyenda, Zeus, al ver a una hermosa doncella llamada Cynara, se enamoró de ella y decidió llevársela con él al Monte Olimpo para convertirla en diosa. Pero Cynara extrañaba a su familia y decidió regresar a su isla. Enfurecido por el despecho, Zeus la convirtió en alcachofa. Su sabor dulce y amargo recuerda al amor, al igual que su corazón, lo mejor de la hortaliza que se puede encontrar en el interior.

𝐀𝐥𝐜𝐚𝐜𝐡𝐨𝐟𝐚𝐬 𝐠𝐫𝐚𝐭𝐢𝐧𝐚𝐝𝐚𝐬

Ingredientes

  • 1 o 2 botes de corazones de alcachofas en conserva
  • ½ media cebolla
  • Paté de tu gusto
  • Mantequilla en barra
  • 200 ml de nata
  • Aceite de oliva
  • Pimienta blanca molida
  • Sal
  • Queso rallado

Para hacerlo necesitarás:

He utilizado 2 botes de corazones de alcachofas, en total 17 alcachofas, mi consejo es que trates de utilizar las más grandes que encuentres pues de esta manera el aperitivo será más estable, en mi caso lo hice con corazones pequeños que fue los que encontré y algunas alcachofas al derretirse la mantequilla no me conservaron la estabilidad del paté.

Elaboración

Lo primero que hacemos es poner las alcachofas en un escurridor o colador y pasarlas por el grifo para quitarles el posible líquido de conserva que puedan tener. Las dejamos así escurriendo y reservamos.

𝐀𝐥𝐜𝐚𝐜𝐡𝐨𝐟𝐚𝐬 escurriendo

Luego picamos la media cebolla en una brunoise fina y en una sartén la pochamos con una cucharada de aceite de oliva y un poco de sal.

cebolla en sartén

Mientras pocha la cebolla cortamos las bases de los corazones de alcachofas para que se mantengan derechas en el recipiente que vamos a utilizar al llevar al horno. Cortamos la mantequilla en barra en trocitos pequeños y colocamos uno encima de cada corazón de alcachofa. Después ponemos un trozo pequeño de paté encima de cada trocito de mantequilla, yo he utilizado un paté de atún que tenía.

alcachofas con mantequilla y paté

Cuando tengamos la cebolla pochada le añadiremos la nata y una pizca de pimienta blanca, removemos y seguimos cocinando un rato. Veremos que va espesando.

cebolla pochada con nata salpimientada

La retiramos del fuego y napamos las alcachofas por encima (Napar es cubrir por encima totalmente el alimento con una salsa o crema). Por último les vamos a poner el queso rallado por encima a cada corazón de alcachofa.

Horno

Llevamos al horno a 200º C con el gratinador activado y retiramos cuando veamos el queso gratinado. Y a disfrutar de este rico aperitivo lleno de sabor y contrastes.

Presentación

𝐀𝐥𝐜𝐚𝐜𝐡𝐨𝐟𝐚𝐬 𝐠𝐫𝐚𝐭𝐢𝐧𝐚𝐝𝐚𝐬

Receta cedida por Juan Antonio Bello Souto
Informático, motero, amante de los viajes, la música, la fotografía y la cocina rica.

Mis recetas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *