Salinas de A Lagoa

Salinas rupestres de Camposancos | GALICIA MÁXICA

Hace poco os hablábamos de una actividad industrial romana de gran importancia en la costa sur de Galicia, las salinas, que veíamos reflejadas en O Seixal en forma de un yacimiento parcialmente excavado. Hoy toca el turno a una actividad similar mucho más modesta muy cerca de este yacimiento que nos demuestra el proceso de salinización muchos siglos antes de la llegada de los romanos. Son las salinas rupestres de Camposancos.

Salinas rupestres de A Lagoa

Las salinas rupestres son pequeñas pías (pilas) esculpidas artesanalmente en conjuntos de rocas e incluso en rocas sueltas que tan solo cuentan con un par de centímetros de profundidad. La función de estas era la producción de sal normalmente para consumo propio y abastecimiento de pequeñas aldeas. Su uso era simple, se llenaban de agua y esperaban que el sol y el viento hiciera el resto y depositará sobre ellas buenas cantidades de sal tan importantes en aquella época.

Salinas de A Lagoa

No es fácil saber la antigüedad de las pías salineras ya que hay quién las sitúa cronológicamente en la Edad de Bronce e incluso en los siglos I o II a. C.

Salina

En la actualidad en la zona de Camposancos la Asociación Naturalista Baixo Miño (Amabam) catalogó en la segunda década del siglo XXI más de 30 pías prerromanas distribuidas por todo el litoral de Camposancos, unas muy próximas al mar y otras alejadas casi cien metros.

Vista general

Las pilas que adornan este post son un conjunto grande situado junto a la residencia Santa Tecla y hace unos años fueron puestas en valor y señalizadas. Se les conoce como Salinas rupestres de A Lagoa.

No es este el único caso de salinas rupestres prerromanas ya que en la desembocadura del Miño y en la costa norte de Portugal también tenemos varios ejemplos.

Más fotos

Mapa – Localización

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Recibirás un correo para confirmar la suscripción

Centro de preferencias de privacidad