Puente de las Partidas | GALICIA MAXICA

(Más fotos aquí)

El puente de las Partidas se encuentra en la parroquia de Moreira, y ha servido desde haces muchos siglos para unir las orillas del Río Tea. Aunque cuenta la leyenda que el puente fue construído en una sóla noche por los “mouros”, en realidad se trata de uno de los cuatro puentes de orígenes romanos que cruzan el río desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Miño. Se encuentra a escasos km río abajo del Puente de los Remedios, que se haya en la localidad de Ponteareas.
Aunque posiblemente su origen sea romano, el puente conserva muchas características medievales, ya que sufrió serias modificaciones a lo largo de la historia, sobre todo en los siglos XIV y XV. Se trata de un construcción de 41 m de largo por 4 m de ancho, compuesto de cuatro grandes arcos, de los cuales los dos centrales presentan arcos apuntados y los dos laterales conservan el arco de medio punto primitivo. A los lados tres pequeños aliviaderos completan el puente. Formaba parte de la vía que conducía desde Tui a Ponteareas para aquí unirse con la vía que iba desde Baiona a Ribadavia.


Hay varias leyendas que explican en nombre de este viejo puente. En una de las cuales nos cuenta que el puente era el centro de reunión de una banda de ladrones que se juntaban aquí para “partir” (repartir) los botines. Otra nos cuenta como un grupo de caballeros que desde aquí “partían” a otros lugares para luchar contra los moros. Otra nos dice que aquí se juntaban siete hermanos (Asunción, Lucía, María de la O, Marta, Amaro, Blas y Cibrán) que decidieron predicar la palabra de Cristo para combatir los males de aquellos remotos tiempos, con lo cual prometieron se protegerían unos a otros y para ello allí se juntarían en este lugar cada cierto tiempo para sellar su unió y luego “partir” otra vez en diferentes direcciones. Fue tanta su labor de predicación y de hacer el bien que cuando murieron crecieron sobre sus cuerpos siete montes, los cuales miraban en dirección al Puente de las Partidas continuando así la promesa que habían sellado. Todos ellos fueron santos y venerados en las poblaciones donde crecieron esos montes, en los cuales se hicieron siete capillas (Pesqueiras, Ganade, Picoña, Ribarteme, Lira, Areas, Guláns).


Como muchos otros puentes de Galicia, el de Moreira, también fue utilizado por numerosas preñadas que pretendían que sus embarazos llegaran a buen término, para ello, a medianoche, esperaban al primer viandante que pasara y este debería apadrinar al futuro hijo rezando unas oraciones y tirando unas monedas al río. Despues de esto se realizaba una fiesta como si de un verdadero bautizo se tratase. Por esta tradición el puente ha llegado a denominarse también Puente de las Paridas.

Además del bonito marco natural donde se encuadra, la zona cuenta con un área recreativa con merendero y que, además, en verano se convierte en una agradable playa fluvial. Para los aficcionados a la pesca, el río es apto para la pesca de la famosa y deliciosa lamprea (Petromyzun marinus), como así lo demuestran las pesqueiras habilitadas en zonas próximas al puente. Lo negativo es el abandono de estas zonas y el escaso o nulo mantenimiento de este área recreativa. Por si esto no fuera poco, el río Tea ha de soportar con frecuencia numerosos vertidos incontrolados.

Publicidad


Pero lo peor de todo es que hoy en día (2009) el puente sigue utilizándose para el paso de vehículos ligeros y pesados, con el consiguiente deterioro que ello conlleva.
En el año 2005, el puente fue objeto de restaración, para poder afianzar las bases para este menester. Para ello Cultura le adjudicó un presupuesto de más de 140.000 €. Durante las obras el piso fue sustituido, dejando al descubierto la vía original de hace cientos de años, quizás de los orígenes del puente. En ella podíamos observar las profunda marcas que los antiguos carros dejaban en la piedra de la vía. Gracias a las fotos casuales de Juan Garrido, hoy podemos apreciar los grandes esfuerzos que nuestros antepasados hacían para poder cruzar de una orilla a otra. (Fotodenuncia Abril 2009). Pero la reconstrucción inesperadamente se llevó este recuerdo. Cientos de litros de hormigón fueron vertidos sobre la antigua calzada ocultando para siempre las huellas del pasado y de la hisoria, con el fin de poder cruzar cómodamente con nuestros vehículos de un lado a otro. Aún por encima la reconstruccíon ha sido pésima, como podemos observar en los ángulos de los arcos. Hoy aún sigue suscitando polémica la necesidad de la construcción de un nuevo puente para poder preservar lo que queda de este. En la fotodenuncia del mes de Abril podremos ver el resultado de la pavimenación.


Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!Happy Galicia Máxica
Información básica sobre Protección de Datos

Finalidad: Gestionar el envío de boletines por correo electrónico con información gratuita, relacionada con los temas que se tratan en las web del dominio galiciamaxica.eu +info Legitimación: Consentimiento del interesado +info Destinatarios: Se comunicarán datos a wordpress.com para gestionar las suscripciones a la lista de correo como plataforma de envío de boletines por correo electrónico. +info Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en Galicia Máxica +info Responsable: Alberto Alonso de Dios (Galicia Máxica)+info