Petroglifos de Gargamala

Petroglifos de Gargamala

Nos situamos en la parroquia de Gargamala, en el concello de Mondariz. En el norte de esta parroquia tenemos una serie de elevaciones que van desde los 400 a los 500 metros de altura. Podemos decir que los Montes de Gargamala son una prolongación de A Serra do Suído.

Montes de Gargamala

Estas montañas guardan auténticos tesoros históricos, cuyo máximo exponente son los cientos de petroglifos milenarios diseminados por todas sus cimas. Son los petroglifos de Gargamala.

Antes de nada, agradecemos a Alex Negreira y su blog Megaliticia, por el gran trabajo de localizar los petroglifos en su mapa, ya que gracias a este pudimos disfrutar de numerosos conjuntos de petroglifos que si fuera solo por la señalización no hubiéramos encontrado.

Como decíamos, los montes de Gargamala, están repletos de arte rupestre en forma de grabados de hace más de 4000 años. Son muchas las estaciones con estas representaciones que encontraremos en una zona no muy extensa, por lo que la visita a este lugar es más que aconsejable.

Círculos concéntricos, coviñas, herraduras, cruces e incluso zoomorfos, son algunos de los motivos que forman parte de las representaciones de estos conjuntos de petroglifos.

Existen varias formas para llegar hasta los petroglifos de Gargamala, todos ellas a pie. Nosotros dejamos el vehículo en el punto que os marcamos en el mapa, cerca del lugar de Boente. 

A partir de ahí, caminaremos por una pista de tierra en mal estado hasta los grabados rupestres. Debéis estar bien atentos, ya que no solo los encontraréis en las rocas principales, sino que también diseminados por las inmediaciones de estas.

Petroglifos de Gargamala

Aunque no hemos visto todos de momento, os dejamos los que nosotros hemos visitado.

Petroglifo de O Campado

Estos petroglifos cuentan con hasta ocho estaciones diferentes, son los más cercanos a nuestro punto de partida.

Petroglifo de Campo Redondo

Quizás la roca con el conjunto de arte rupestre más espectacular de la zona ya que notaremos bien marcados los petroglifos. Esto es debido a una actuación realizada después de los incendios de 2018 que devastaron la zona y dañaron los petroglifos. 

Petroglifos de Campo Redondo

Poco después de los incendios, parte de los petroglifos fueron restaurados por Lola Álvarez, restauradora y conservadora de A Escola Superior de Conservación e Restauración de Bens Culturais de Galicia. 

Petroglifos de Os Rochos

En los alrededores del Coto dos Rochos, de 541 m, así como en su ladera, tenemos también varios conjuntos de grabados. Destacamos los serpentiformes de la vertiente este. En el valle que forma el regato, y en donde también tenemos unos molinos, existen junto a la carretera también un par de conjuntos.

Serpentiformes

Petroglifos de Escornabois

En la zona de los petroglifos de Os Rochos, tenemos una gran señal que nos informa de los petroglifos de Escornabois. El dibujo coincide con la piedra que sufrió grandes daños en los incendios de 2018. Sin embargo, el mapa de la Xunta e incluso patrimoniogalego.net lo localizan mucho más al norte. 

A pesar de haber visto decenas de petroglifos aún nos quedaron por visitar los conjuntos de O Esperón, A Laxe do Esperón, los de Cabeiros, Laxaespurreiras y As Cavadas.

Foxo do Lobo de Gargamala

Nada lejos también podremos ver los restos de otra construcción centenaria para la caza del lobo, el Foxo do Lobo de Gargamala, en el lugar de Chan do Foxo. Sin embargo, en el momento de nuestra visita (diciembre 2021) nos fue imposible acceder a él, ya que tojos y otras malas hierbas tapaban el supuesto acceso. Para qué tengáis una referencia, deberéis encontrar el estanque junto a la pista y supuestamente por detrás de él estaría el vértice del foso que tiene como particularidad que está excavado en el suelo, a semejanza de las antiguas neveiras.

Foto vuelo americano, 1956-1957.

Molinos de Gargamala

Otro aliciente de los alicientes de la zona son los molinos que se encuentran en el valle que forma el regato de Os Rochos. Podremos ver tres molinos por encima de la carretera y por lo menos uno más al otro lado. Sobresalen los restos del Muíño do Xan do Alén, una gran construcción de tipo cubo con dos rodicios. Los molinos aprovechan la pendiente del valle, pero la escasa agua de este ragato no era suficiente. Por ello existe un canal que recoge el agua desde lo alto de la montaña, concretamente del Río Barragán o Freaza.

Bien de Interés Cultural

En el año 2013, los petroglifos de Gargamala fueron declarados BIC. Os dejamos el enlace del DOG en donde podremos ver la declaración de estos y otros petroglifos de Mondariz como los de Pé da Mula.

En la actualidad existe una señalización, pero creemos que no es suficiente, ya que solo están señalizados unos pocos y la ruta no está nada clara. Este conjunto de petroglifos de Gargamala es uno de los más sorprendentes de Galicia. Por ello su puesta en valor no es acorde con este fantástico conjunto histórico de Mondariz.

Más fotos

Mapa – Localización

Nota: Las localizaciones de los petroglifos de este mapa podrían tener un error de algún metro, por lo tanto abrir bien los ojos, ya que además os valdrá para encontrar numerosos grabados que se encuentran en las inmediaciones.

1 comentario en “Petroglifos de Gargamala”

  1. Interesante y realmente valioso, preparaos para evitar novos incendios y cualquier otro daño, solicitad, exigid mejor, señalización y cercos o vallas para proteger y preservar del turismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.