Fachada

Ermita de San Xes de Francelos

Si nos acercamos a la monumental Ribadavia, no podemos dejar de visitar esta pequeña joya de la escasa arquitectura prerrománica gallega que ha llegado hasta nuestros días. Situada a orillas del Miño y rodeada de un paisaje vinícola por excelencia, se levanta la Ermita de San Xés de Francelos (San Ginés). 

Lo que vemos hoy en día no es más de lo que queda de un antiquísimo monasterio. Según los estudios, aunque no está confirmado, la fachada principal actual formaría parte en la antigüedad del ábside del viejo templo y su famoso arco de herradura sería la puerta de entrada a la capilla mayor, siendo parte de un conjunto de un templo más grande de planta basilical de tres naves.

Ermita de San Xes

Lo más destacable de lo que queda es la fachada. En ella podremos ver el hermoso arco de herradura propios del arte visigótico. A ambos lados de la puerta nos encontramos con dos pequeños grabados en la piedra con imágenes que tampoco son claramente interpretables.

Ventana de San Xes de Francelos en Ribadavia

Para unos se representa la Huída de Egipto y la Entrada a Jerusalén. Junto a la enigmática Santa Eulalia de Bóveda, quizás esta iglesia sea la obra que más problemas presente en lo que se refiere a la datación cronológica e interpretación de grabados. Pero sin lugar a dudas, lo más destacable del conjunto es la estupenda celosía de piedra del lado derecho de la fachada. Esta exquisita obra de piedra calada sólo es propia de escultores de gran altura de obras promocionadas por los grandes monarcas asturianos en la alta edad media.

Llaman la atención, además de todo el decorado vegetal, los tres arquitos mozárabes de la parte superior. Mención también para las columnas y los fustes con su ornamentación vegetal, propios del estilo romano y visigótico.

Por tanto, esta iglesia de San Xes de Francelos parece tener una mezcla de artes, como el tardo romano, visigótico, mozárabe y prerrománico asturiano. Esto mismo hace que la datación se haga muy difícil, aunque se podría aproximar al siglo VIII-IX. Antes de estar integrados en el cenobio de Celanova (XI) ya aparecen referencias sobre su existencia y de su actividad monástica en el Tumbo de Celanova en el año 993 . En el año 1156 se muestra referenciada documentada como Santa María de Francelis. Ya en el siglo XV se dedica a Santa María Madalena para posteriormente adoptar su denominación y dedicación a San Xes.

Columna

En las inmediaciones y en el año 1985, se ha constatado la existencia de una necrópolis bajo la planta de la capilla con mayor amplitud que esta y cuya datación sería de la alta edad media.

En el año 2017 y mediante las modernas técnicas de datación del mortero de tierra con OSL (Luminiscencia Ópticamente Estimulada), se ha sabido que se conservan parte del alzado de una edificación de entre los siglos IX y X en la zona sur,este y norte. Sin embargo, al oeste, el muro pasa por encima de la necrópolis, por lo que no se trataría de la construcción original.

Arco visigótico

En el siglo XVIII la capilla fue reformada adoptando la forma actual y tan sólo conservando pequeños detalles de la iglesia primitiva.

O Ribeiro

El templo fue declarado monumento histórico artístico en 1951.

Para llegar hasta la ermita de San Xes de Francelos, lo mejor es llegar andando desde la cercana plaza de O Cruceiriño, ubicada en el núcleo de Francelos.

Más fotos

Localización – Mapa

2 comentarios en “Ermita de San Xes de Francelos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad