Santuario de As Ermitas | GALICIA MAXICA


Santuario de Nosa Señora das Ermidas

(Más fotos aquí)

Este santuario se encuentra situado en un enclave de gran belleza natural, justo en el estrecho y hermoso valle que forma el Río Bibei, dentro del concello de O Bolo, limitando con el vecino concello de Manzaneda.
El templo se levantó en el siglo XVII en honor a la imagen de la Virgen descubierta por unos pastores en el siglo XIII, en una cueva del lugar. Es posible que la imagen descubierta tuviera unos cinco siglos más, remontándose su origen al siglo VII.

Se cuenta que el ganado que pasaba junto a una cueva donde hoy se ubica el santuario, sanaba sin motivo aparente. Un día decidieron explorar la cueva en donde se encontró la figura de la Virgen con el Niño en los brazos. Es posible que la imagen fuera escondida aquí durante las incursiones de los musulmanes. En el lugar se levantó una pequeña ermita de una sola planta que cobijaría la imagen. Siglos después, en el XVII, el obispo de Astorga, Alonso Mejía de Tovar se encontraba de visita pastoral y cayó gravemente enfermo. Se cuenta que ya desahuciado tuvo una visión donde veía a la Virgen de las Ermitas y recuperó las alud de inmediato. Por este motivo, el obispo mandó construir el templo que ha llegado a nuestros días. Es considerado uno de los primeros sanuarios marianos de Galicia junto al de Muxía. Desde entonces la Virgen cuenta con gran devoción en Ourense debido a la fama de “milagreira” que mantiene.

Se inció la construcción el templo en el año 1624, junto a los edificios que servirían para residencia de los Obispos de Astorga, que eran los administradores del santuario.
La iglesia se levantó en el siglo XVIII y destaca su cuerpo central por sus motivos decorativos. Tambiñen son dignos de mención los escudos de los obispos de Astorga y las figuras de las Virtudes.
En el atrio se levanta un hermoso cruceiro del devoto portugués Manoel Miranda y el fantástico Via Crucis compuesto de catroce capillas y 62 figuras talladas del siglo XVIII.
A comienzos del siglo XX se vino abajo la ladera de la montaña, destrozando gran parte del poblado y el puente medieval del río Bibei. En la iglesia solo sufrió daños una capilla, atribuyendo el milagro a la Virgen de haber salvado el templo

.

El siglo XX representa para el Santuario una etapa de semiabandono y ninguna mejora en las instalaciones. Ya en el XXI, en el año 2002, se incendió un edifico auxiliar. Estó propició la reactivación de la “Fundación Nuestra Señora de la Ermitas” que se dedica a garantizar la estabilidad de este rincón repleto de paz y naturaleza.
Junto al río se creó una playa fluvial en un lugar donde existen dos molinos, en los que destaca uno de ellos que su techo es de sillares y esta construído entre unas rocas.

El 8 de Septiembre de celebra la fiesta principal, aunque también son muy celebradas las fiestas de Semana Santa y la del Rosario.

Localización – Mapa

Deja un comentario