Cañones del Sil | GALICIA MAXICA


(Canóns do Sil)

 

Hablar de los Cañones del Sil, conlleva a mencionar la Ribeira Sacra, ya que sus estrechos valles, junto con los del Miño, forman parte de ella misma.

El Sil nace en la provincia de León, cerca de Peña Ortiz a 1980 m. Muy pronto dona sus aguas a la región gallega para que en su sinuoso discurrir fluya por las tierras de Valdeorras hasta llegar a Quiroga, en donde sus aguas comienzan a encajarse. Si bajamos por Castro Caldelas en dirección de A Teixeira, podremos observar ya su encajonamiento y disfrutar de lugares mágicos como el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil o de las hermosas Fervenzas do Cachón. En estos lugares ya desfilan los afluentes formando espectaculares valles llenos de profunda vegetación. El valle del Sil continua cada vez más encajado en dirección al concello de Nogueira de Ramuín y ya forma parte de la frontera entre las provinvias de Lugo y Ourense.

Cañones del Sil

Quiroga, A Pobra do Brollón, Ribas de Sil, Castro Caldelas, A Teixeira, Parada de Sil, Sober, Nogueira de Ramuín, Pantón y A Peroxa son los concellos por donde el valle del Sil se encaja profundamente para formar estos cañones. Es en estos concellos, donde el valle se estrecha más y sus laderas se hacen más pronunciadas, algunas de más de 500 m de caída. Por ello, el hombre utilizó su ingenio para levantar grandes embalses para producir energía eléctrica. Ejemplo de ello son los embalses de Santo Estevo y de San Pedro.
El Sil se mezcla con el Miño en Os Peares y justo aquí acaba el encajamiento del río.

La formación de los cañones no es sólo fruto de la erosión de las aguas en la piedra granítica sino que también es ayudado en mayor parte por la presencia de una falla tectónica que produce la depresión. Sus valles ocupan una longitud de 35 km y es considerado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). El parque incluído ocupa una extensión de 6000 ha. Sus valles han sido siempre refugio de aves como el águila real, el milano, el buho, el cárabo y muchas otras aves rapaces. Su vegetación es propia de acantilados interiores con matorral bajo y árboles centenarios como castaños y carballos (robles). Corzos, jabalies, jinetas, garduñas, conejos, nutrias y gatos monteses forman la fauna más representativa.

GALICIA MAXICA

Todo aquel que quiera conocer Galicia, no debería perderse este fantástico valle fluvial, que representa una de las maravillas de Galicia.

Localización – Mapa

Deja un comentario