Trampa para el lobo

Foxo do lobo de Cillarga en Ribadetea

Por suerte para la naturaleza, aún podremos ver ejemplares de lobos libres en diversos puntos de Galicia. En la actualidad, no es una especie que abunde precisamente, pero sí hubo un tiempo en el que este estigmatizado animal era muy abundante y representaba un serio peligro para la supervivencia de la gente. Por ello la gente les daba caza, y no por afición, sino para tratar de controlarlo y disminuir los daños en la ganadería.

Por ello, por toda Galicia se las idearon para construir diversas trampas para la captura y exterminio del lobo. Son los llamados foxos do lobo (fosos del lobo). Aún hoy podrás ver restos de estas trampas en multitud de lugares de Galicia, incluso en zonas en donde ni te imaginarías que podrían haber lobos libres, como por ejemplo en Ponteareas. Pues sí, los había y por lo que vemos en cantidad, ya que a día de hoy encontraremos hasta dos trampas de lobo en Ponteareas.

Foxo do Lobo de Cillarga

Uno de estos foxos de lobo de Ponteareas ha sido descubierto no hace mucho, en el año 2020. Se localiza en el noroeste de la parroquia de Ribadetea, muy cerca de localidad de Cillarga. Su descubrimiento se debe a los vecinos de Cillarga que sabían por tradición oral que existía alguna construcción relacionada con el lobo en una ladera del Alto da Ortigueira, pero sin embargo nadie podía dar más datos.

El empeño de uno de sus vecinos y la reciente tala de una plantación de eucaliptos permitió que este vecino localizara los restos de la construcción de esta trampa para el lobo de Cillarga. Con la ayuda y interés de Jhonathan Zúñiga (Meigo Do Tea), la noticia del descubrimiento fue divulgada e incluso inventariada por Patrimonio.

Se trata de los restos de un foxo de lobo de muros convergentes en forma de “v” que finalizan en un pozo circular construido en mampostería y excavado en el suelo, que era en donde los lobos caían y quedaban atrapados. Depende del foso, algunos estaban provistos de pinchos que acabarían con el lobo y en otros serían rematados por un lancero.

Restos del muro del foso

El foxo do lobo de Cillarga está muy deteriorado debido a las sucesivas plantaciones de eucaliptos sobre él, sin que curiosamente nunca nadie se percatara de su existencia. Junto a él, aún podremos ver un a pequeña parte de sus muros laterales, que en su origen y en ocasiones, incluso podrían superar los dos metros.

Sobre su antigüedad y uso es muy difícil de precisar. Al contrario de otros foxos de lobo de Galicia que fueron incluso utilizados hasta mediados del siglo XX este no parece que fuera así, ya que por lo menos habría más tradición oral e incluso gente que supiera localizarlo. Tampoco parece existir toponimia asociada al foso. En las fotos del vuelo americano de mediados del siglo XX no parece apreciarse ni siquiera los restos de los muros como sí sucede en otras trampas de lobo. O bien su antigüedad se pierde en siglos anteriores, o bien las sucesivas plantaciones de eucaliptos destruyeron todo desde hace décadas. Tampoco sabemos cuando el lobo dejó de ser abundante en esta parte de la provincia. Hay alguno que se relaciona incluso con estructuras medievales, como castillos. Aquí, en Cillarga, todo es posible.

El foxo do lobo de Cillarga del Alto da Ortigueira de Ribadetea se encuentra muy cerca de lo que fue en su día un vivero forestal y que en la actualidad se ha convertido en un parque y área recreativa.

Como decíamos se trata del segundo foso del lobo conocido de Ponteareas y de las comarcas de O Condado y A Paradanta. Si embargo, por toponimia, no descartamos la existencia de otros en los Montes da Paradanta.

No muy lejos podremos localizar los penedos de A Laxe da Cruz y la Caseta dos Mouros.

Más fotos

Mapa – Localización

1 comentario

  1. Como amo a Galicia!!!!! Já estive várias vezes em seu território e sou considerada a baiana, nasci em Salvador – Bahia – Brasil e muito me orgulho desse modo de se referir a mim, dado por galegos da minha mais alta estima. Tenho uma afilhada galega, que hoje tem 18 anos……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *