Aserradero de mármol de Castelo

Aserradero de Castelo | GALICIA MÁXICA

El río Miño baña la parroquia de Ombreiro, en Lugo, y como no podía ser de otra forma, este fue utilizado desde hace siglos par mover diferentes molinos y otras maquinarias hidráulicas en la zona. A unos metros más abajo de A Ponte de Ombreiro encontramos los restos de un buen molino harinero abandonado llamado Muíño de Castelo.

Río Miño en Ombreiro
El río Miño a su paso por Ombreiro

Pero el lugar que nos ocupa no es precisamente este, sino otra gran construcción distante unos 300 metros también en la misma orilla del río Miño. A primera vista podría parecer otro molino pero en realidad estamos ante una industria hidráulica dedicada al corte y pulido de la piedra, más exactamente un aserradero de mármol. A falta y por desconocimiento de una denominación exacta lo hemos llamado el Aserradero de Castelo.

Canal del aserradero
El ancho canal que conduce las aguas al aserradero

Desde luego que esta construcción abandonada impresiona por sus dimensiones y por el gran caudal que antaño necesitaba para mover su maquinaria ya que para ello el agua se traía por un gran canal de unos tres metros de ancho y pasaba por debajo de cuatro falsos arcos situados bajo la planta del aserradero y que aprovechaba en su inicio las islas de este tramo del río Miño para su posterior canalización.

Aserradero de Castelo

Para acceder a él se puede hacer desde el inicio del canal, en donde estaban las compuertas que regulaban el caudal necesario. Debemos cruzar un pequeño puente y bajar por unas escaleras de mano de metal hasta el borde del canal. A partir de ahí tan solo debemos seguir el canal y a tan solo unos 50 metros llegaremos a gran aserradero. Debemos tener cuidado pues hay que saltar un aliviadero justo antes de llegar y el suelo podría estar resbaladizo. Desde allí contemplaremos las cuatro entradas de agua, una adintelada y las otras tres con arco rebajado. En su salida veremos falsos arcos que dan paso al agua.

Arcos de salida
Los falsos arcos que dan salida al agua

Al borde de la carretera podremos ver la fachada recubierta con ladrillos y un pequeño hueco desde donde poder observar el interior y la planta superior. Esta no presenta prácticamente restos de la maquinaria y se cubre con grandes vigas de madera y tejas. No es aconsejable la entrada pues se trata de una construcción abandonada que en cualquier momento se podría venir abajo.

Acceso desde la carretera

Sobre la cronología del Aserradero de Castelo poco o nada sabemos. La industria del corte de piedra se remonta a tiempos remotos y fueron los romanos los que perfeccionaron el arte y confeccionaron máquinas de corte, tanto hidráulicas como manuales. Estos antiguos sistema prácticamente no sufrieron variaciones hasta finales del siglo XIX y principios del XX.

Interior del aserradero
Interior del aserradero

En principio la maquinaria servía para cortar el mármol y además pulirlo y era necesario echar sobre la piedra arena que servía para ayudar en gran medida el proceso. Además el agua también era necesaria para enfriar la maquinaria de corte. (Saber más sobre los aserraderos de mámol).

Compuertas
Aquí estaban las compuertas que regulaban el caudal

En 1923 la industria del corte de piedra da un gran paso adelante debido a la invención del sistema de corte de disco radial creado por Raymond De Walt. Este sistema facilitaba y simplificaba enormente el proceso. Dos décadas antes la electricidad empezaba a alumbrar las primeras ciudades en Galicia aunque su uso para el proceso industrial fue muy lento y no empezó a generalizarse hasta pasados los años 30. Esto provocó que las industrias de corte ya no necesitaran la fuerza motriz del agua y por lo tanto su ubicación cambió a zonas más cercanas a las canteras y a buenas vías de comunicación.

Aceña
Aceña

Suponemos los inicios de este gran aserradero a principios del siglo XX, aunque podría tener más antigüedad. En la construcción no se observan restos de maquinaria de vapor ni tampoco sistemas eléctricos que nos demuestren la llegada de las nuevas tecnologías de la revolución industrial. La presencia de ladrillos industriales, cemento y hormigón demuestran su uso durante bien entrado el siglo XX, aunque estos materiales se mezclan con vigas de madera y sillares de piedra tanto en el canal como en los infiernos y planta inferior, posible señal de reconstrucciones posteriores. Las fotografías del vuelo americano de los años 1956-1957 demuestran un buen estado del conjunto. No creemos que la actividad del molino se mantuviera por mucho más tiempo.

Carretera

Ya sabéis, si disponéis de más información sobre este aserradero os estaríamos muy agradecidos si la compartieseis con nosotros y así saber un poco más sobre esta industria de corte de mármol de San Martín de Ombreiro.

Más fotos

Mapa – Localización

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Recibirás un correo para confirmar la suscripción