Puente de O Burgo, en Culleredo | GALICIA MAXICA

(Fotos de Toni Corrales)

El Río Mero desemboca en la Ría do Burgo, en el denominado Golfo Ártabro. Esta ría fue considerada como la más contaminada de Europa debido a los vertidos producidos por las grandes poblaciones que la rodean, como puede ser la gran ciudad de A Coruña y las villas del Temple y de O Burgo. Estas dos parroquias pertenecientes a los municipios de Cambre y de Culleredo respectivamente, están unidos desde hace siglos por un gran puente que cruza la ría de O Burgo. La misma imagen del puente da forma al escudo del concello de Culleredo, lo que da muestra de haber sido desde siempre un elemento histórico e influyente de esta comarca. Se dice que su antepasado es romano, aunque de esta época no se pueda apreciar nada en la actualidad. Tal afirmación la afirma historiadores como Carré Aldao que lo justifican con el paso de la Per Loca Marítima por este lugar, así como la aparición de alguna estela romana en las proximidades.

Es lógico poder pensar en un paso romano pues es bien cierto que estos empleaban los mejores lugares para su construcción, siendo imitados estos lugares y aprovechadas sus bases para los nuevos puentes medievales.

El puente que vemos actualmente es una reconstrucción del original, cuya construcción date posiblemente de los siglos XIV o XV, con reformas posteriores. En 11 de enero de 1809 el puente fue dinamitado por las tropas inglesas de John More que defendían A Coruña de sus perseguidores e invasores franceses. En esta situación de ruina estuvo hasta casi el siglo XXI, donde fue totalmente reconstruído.

Junto al puente se encuentra la iglesia de Santa María del Temple, cuyos orígenes datan del siglo XII y de la cual se dice que fue mandada construir por la Orden del Temple, como también quizás lo fuera el puente. En la otra orilla también podremos ver la iglesia también románica de Santiago. En sus más de 120 m de longitud conserva 11 arcos de los que seis son de su fábrica original. Estos alcanzan una luz de unos 7 metros. En un inicio los arcos eran más numerosos pero en la actualidad se encuentran desaparecidos o enterrados debajo del hormigón que canalizó la Ría de O Burgo. Unos cuantos conservan tajamares a ambos lados del puente, característica similar al de otros puentes de la época que se encontraban en lugares próximos y expuestos a los efectos de las mareas. Junto a él se ha construido un moderno puente que soporta el intenso tráfico que cruza la Ría do Burgo y que ha hecho posible que el viejo paso fuera recuperado y dejado como monumento peatonal.

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Puente de O Burgo, en Culleredo | GALICIA MAXICA”

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica