15 abril, 2021

El Blog de Galicia Máxica

Noticias e información de turismo, gastronomía, naturaleza y patrimonio de Galicia

Paseando entre molinos, por Mos y Porriño

Molinos de Mos y Porriño

Esta vez os vamos a acercar un pequeño pero hermoso paseo por varios regatos de la orilla oeste del río Louro, ese pequeño río que aprovecha la gran depresión meridiana que discurre entre Tui y Razo.

Son varios los conjuntos de molinos en ambas orillas del río Louro, pero nosotros hemos escogido solo tres de ellos para formar un corto recorrido que podréis hacer en tan solo una tarde.

No es una ruta para grandes caminantes, ya que hemos unido los tres senderos con tramos en vehículo con pequeñas paradas para recorrer estas reparadoras y refrescantes rutas. Nuestros paseos de hoy saldrán de los concellos de Mos y Porriño y más concretamente de las parroquias de Pereiras, Mosende y Chenlo.

Antes de llegar a nuestra primera parada nos detenemos muy cerca, en la capilla de Santa Mariña, en Sanguiñeda (Mos), para observar si esconde algún detalle, ya sabéis, las capillas, ermitas e iglesias suelen tener grandes tesoros centenarios en sus atrios o muros. Desde luego, la ermita de Santa Mariña no deslumbra por su singularidad, ya que se trata de una pequeña capilla rectangular aparentemente del siglo XVIII o XIX sin ningún tipo de decoración ni incrustado aprovechado en sus mampostería.

Capilla de Santa Mariña de Mos
Santa Mariña de Sanguiñeda

Se le añadió recientemente un pórtico y frente a ella un moderno y sencillo cruceiro, al estilo austero de la ermita de Santa Mariña. Junto a ella tenéis unas mesas, por lo que si os apetece tomar algo que hayáis traído antes de empezar las pequeñas rutas, este será buen sitio. Aunque os aseguramos que los senderos no requieren grandes esfuerzos.

Un detalle que nos sorprendió gratamente de estas rutas de molinos es su estado de conservación, ya que han pasado en algún caso casi 20 años desde su rehabilitación y aún muestran un gran estado de conservación. Sorprendentemente no es el caso de muchos otros conjuntos de molinos que fueron rehabilitados con ayudas y fondos europeos y posteriormente fueron abandonados a su suerte echando a perder el dinero invertido.

Aún menos mal que algo de ese dinero se empleó en obradoiros de emprego, pero hay que procurar mantener lo que esa gente con su esfuerzo ha rehabilitado y puesto en valor. Dos de las rutas de hoy ya las habíamos conocido hace muchos años y por fortuna aún pueden visitarse.

Ruta de los molinos de Pereiras

Volvemos a los vehículos y nos dirigiremos a la primera ruta en el concello de Mos. Es conocida como Sendeiro dos Muíños de Pereiras, en honor a la parroquia que lo acoge. Nada más que 1 km de distancia nos llevarán aguas arriba por un pequeño arroyo que en épocas de lluvia nos mostrará su mejor cara.

Molino de Pereiras

Descubriremos hasta siete molinos, todos ellos rehabilitados en la segunda década del siglo XXI y por lo que parece, muy bien mantenidos. En los últimos meses se viene hablando de una ampliación de la ruta de los molinos de Pereiras, por lo que es posible que pronto vea aumentado su recorrido.

Curiosamente, de los más de 20 molinos que veremos en las rutas de hoy, son todos de tipo cubo. Estos constan de un gran cubo formado con aros de piedra que recogían el agua de los regatos y la almacenaban en su interior. Así, una vez llenos, se abría la pequeña compuerta (piadoira) y el agua salía a presión por la biqueira generando la energía necesaria para mover el rodicio situado en el denominado inferno.

Un gran cubo de uno de los molinos

Este tipo de molinos de cubo solían construirse junto a regatos de escaso caudal y que en verano quedaban casi sin agua impidiendo el funcionamiento regular de la molienda. Con esta forma de almacenar el agua en el cubo podían aprovechar mejor hasta la última gota. Además el agua solía aprovechar un mismo canal uniendo todos los molinos para así reutilizar el agua.

Como decíamos, la senda de los molinos de Pereiras tan solo tiene 1 km y debemos atravesar una carretera y posteriormente pasar por debajo del gran viaducto de la autopista AP-9 que se dirige a Portugal para ver los últimos molinos conocidos como de A Budiela. Como es una ruta lineal, deberemos descender por nuestros pasos hasta alcanzar nuevamente nuestros medios de transporte.

Ruta molinos de Mosende

Ahora nos vamos al concello de Porriño, a la parroquia de Mosende, para conocer uno de los conjuntos de molinos más singulares del sur de la provincia. Esto es debido a que se trata de una serie de molinos escalonados de tipo cubo, y no veremos (o eso creemos) en la comarca un conjunto similar.

Molinos escalonados tipo cubo

Los molinos escalonados suelen ser de tipo “canle” y otros conjuntos combinan las tipologías dependiendo de la situación y el arroyo. En este caso tenemos ocho molinos, algunos con grandes y sorprendentes acueductos de canalización. También son singulares los atrios que presentan algunos de los molinos, algo que tampoco es muy habitual en estas tierras.

Mencionar que el lugar mantiene una gran presión de árboles de rápido crecimiento, en su mayoría eucaliptos que invaden el lugar y en algunos casos hasta podrían amenazar la estructura de los centenarios molinos.

Eucaliptos en las proximidades de uno de los molinos

Esta ruta presenta una subida con moderada pendiente, pero al tratarse de una ruta muy corta (unos 700 m), no deberíais tener problemas.

Ruta molinos de Chenlo

Descendemos otra vez y ahora nos vamos a la parroquia de Chenlo, también en Porriño, para conocer la última de las rutas de hoy. Se trata de otro pequeño conjunto de seis molinos también rehabilitados hace muchos años. El único defecto es un pequeño puente de madera, que en cualquier momento por su mal estado se vendrá abajo, menos mal que no es mucha altura.

Uno de los detalles más sorprendentes de la ruta es la existencia de una grade de piedra. Una grade es una especie de colador, que impide que troncos y otros desciendan por el cubo y estropeen la maquinaria o bloqueen el paso del agua. Normalmente son de forja y no habíamos visto nunca antes una igual. El problema es que después de estos años ya no está en su posición original y la pieza podría perderse.

Y hasta aquí los conjuntos de molinos de Mos y Porriño de hoy. Sin embargo no acabamos nuestra ruta aquí, ya que fuimos hasta un lugar próximo en el mismo Regato de Chenlo guiados por la toponimia de A Fervenza de San Xoán. Y así fue, se trataba de una gran cascada que con las últimas lluvias formaba un espectacular salto. Sin embargo, no esperéis un lugar idílico, ya que la cascada está junto a una carretera asfaltada que la atraviesa y el único bosque que la cobija está repleto de eucaliptos.

Fervenza de San Xoán

Localizaciones

2 comentarios en «Paseando entre molinos, por Mos y Porriño»

    1. Hola, gracias por el comentario. El visor de la Xunta la localiza en Sanguiñeda, pero como a veces pasa, puede que haya error o puede ser que sea probable que esta sirva de linde entre las dos parroquias. Sobre la inscripción, si estaba fuera, yo no la he visto o no la he apreciado. Probablemente fuera de otra edificación anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *