Paradanta_4

Opinión – Los nuevos miradores astronómicos de O Condado – Paradanta

Nosotros nos caracterizamos por buscar rincones llenos de magia, lugares perdidos que no visita casi nadie y lugares que merecen a gritos una conservación y puesta en valor. Nunca nos hicieron falta bancos ni miradores para disfrutar del paisaje o para descubrir lugares entrañables. Conocíamos Coto Fenteira en Cedeira (Redondela) mucho antes de que instalaran el famoso «mejor banco del mundo», conocíamos sus fantásticas vistas de la Ría de Vigo y no pocas veces fuimos a disfrutar de sus atardeceres. Llegó «el banco» y la gente se volvió loca.

Sin embargo entendemos que estos detalles hacen que mucha gente se interese por nuevos lugares que esperan la visita impaciente de visitantes que dé vida a esa zonas, y así descentralizar el turismo masivo. Si hay que moverse por un selfie e ir 50 km provincia adentro, pues bienvenido sea. Así conocerás nuevos lugares, es posible que abras los ojos y descubras que hay otra Galicia que merece ser conocida y que no caiga en el olvido y en el despoblamiento masivo por falta de posibilidades.

De todas formas por esto no se puede pagar cualquier precio y debemos hacer las cosas con «sentidiño». Un banco, un marco, un mirador con algo que adorne las maravillosas vistas no precisan de grandes inversiones y si es lo que necesitamos, como decimos antes, pues que así sea.

Alto do Castelo do Faro

Este fin de semana hemos ido a visitar dos nuevos recientemente estrenados miradores acondicionados para su puesta en valor en las comarcas de O Condado y Paradanta. Uno de ellos está situado en el punto más alto de la provincia de Pontevedra, en el Alto del Faro de Avión, a 1150 m de altura. Desde allí se ve toda la provincia y gran parte de Ourense. Verás el océano, verás la desembocadura del Miño a más de 70 km, verás el sol hundirse en el mar… Un espectáculo entristecido por el parque eólico que se completa con las vistas de las sierras y los pequeños pueblos que rodean el alto del Faro de Avión. Este mirador se ha denominado Mirador del Castelo do Faro.

San Nomedio

PROS Y CONTRAS

Pero hasta aquí casi nadie sube… solo montañeros intrépidos que aunque sin dificultad realizaban kilómetros andando para disfrutar de los mejores puntos de Galicia, pero no todos somos senderistas, ni podemos o tenemos ganas… A pesar de existir una pista hacia el parque eólico a muy pocos se les ocurría subir a Dios sabe donde y cómo, ya que no te podrías imaginar lo que desde allí se podría ver. Una vez señalizado y bien publicitado el lugar puede ser un buen reclamo para adentrarse en el valle del Tea y de paso conocer todo lo que rodea las sierras de O Suido y de O Faro y quizás despertar en nosotros un interés por esa Galicia que merece un reconocimiento y una nueva vida.

Algo parecido pasa en alto de San Nomedio, en As Neves, en donde también han acondicionado un nuevo mirador a uno de los lugares con mejores vistas de la comarca.

Planisferio celeste

Ambos se patrocinan como miradores astronómicos que en el caso de Faro de Avión sin duda tiene las mejores noches de la provincia de Pontevedra. Pena de los aerogeneradores, ya que también nos harán ver abundantes estrellas rojas. Otra pega es el viento y el frío en buena parte del año, no olvidemos que estamos a más de 1 km de altura, pero eso es el precio que debemos pagar para observar una noche oscura con miles de estrellas.

Marcos machihembrados muy similares a estos miradores utilizados para canalizaciones

Ahora vamos con el mobiliario, instalado hace nada. No voy a entrar en el diseño ni la colocación de los «cubos» de hormigón en donde podrás sacar hermosas fotos para tus redes sociales, que nos guste o no, podrán ser buenos reclamos para el turismo local. No olvidemos que las RR.SS son una de las mejores formas de patrocinio turístico que hay. Los cubos te pueden gustar más o menos e incluso puede que digas que desentonen con el entorno y seguro que llegarás a pensar que son marcos de hormigón armado machihembrado empleados para las obras en las canalizaciones. Además ambos miradores son clones el uno del otro. Ahora veremos el mobiliario que se ha colocado alrededor de estos miradores que para nosotros parte de él es innecesario y mucho peor, van a durar días…

Este asiento en forma de pozo no servirá para ver las estrellas, sino como apoyo para las comensales de las mesas.

Baldosas en forma de circulo de piedra sin apenas sujeción que llevan unos días y que se mueven y que incluso alguno ya está fuera de sitio. Parece que en San Nomedio le gusta a los jabalíes pues ya se están encargando de enterrarlos. Pronto lo harán las hierbas y los amigos de lo ajeno se harán cargo de ellas. Además existen unas concentraciones de ellos que incluso en el caso de San Nomedio ni siquiera está muy a la vista y que realmente no entendemos bien su significado ni utilidad.

Después están los asientos circulares modernistas coronados de madera para sentarnos mientras observamos el cielo o las vistas. Vale, no diremos nada de ellos, en realidad son cómodos asientos para deleitarse del espectáculo visual. Por lo demás, a pesar de desentonar el lugar por lo menos pueden tener una utilidad para aquellos que no le guste usar una esterilla o sentarse en una roca.

Ermita de San Nomedio

Luego está el tema del planisferio celeste de metacrilato y ya van tres en la comarca, dos en estos miradores y uno en Salvaterra de Miño. Me temo que por culpa de los de siempre no durarán mucho, eso no es culpa de que los monta o del que los idea, pero creo que pronto será objetivo de los desgraciados. Creo que bastaba con unos paneles informativos mostrándote el cielo y además enseñarte a utilizar cualquier aplicación móvil que para la observación de estrellas son una pasada, como el caso de SkyView o Google Sky, por poner tan solo un ejemplo, y además de más interactivas son gratuitas. Hoy en día casi todos tenemos teléfonos inteligentes y por suerte la cobertura va mejorando.

Pues por lo visto habrá 10 miradores y por lo que parece de iguales características. Pienso que no deberían poner tanto «cubo» y variar un poco y así hacer más llamativo el visitar los nuevos miradores y por supuesto ahorrarse buena parte del presupuesto en parte de ese mobiliario que entendemos que no es necesario e incluso sobra. Cada instalación de estos miradores-clones obtuvieron una subvención de cerca de más de 25.000 € por parte de la Xunta. El de San Nomedio sabemos que tuvo un coste total superior a los 35.000 €.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *