Los defectos del Galleg@ son…¿A qué los quieres igual?

La entrada Pon un gallego en tu vida se convirtió en un fluir de comentarios y mensajes algunos buenos, y otros depende. Me encanta charlar con vosotros y muchos me pedisteis otra entrada (sí, ya hace tiempo), y los defectos del gallego ¿dónde están??? Probablemente tendrás que buscarlos con lupa porque aunque somos de poco alardear (no sé si meter esta característica en defecto), lo tendrás difícil. Esos comentarios que encienden la chispa en el discurrir. Así que pedí, “líbreme alguien de orquestar la lista de defectos”, y esos “alguien” elegidos al azar señalaron con el dedo nuestros defectos y mira que es feo señalar, pero no te preocupes que yo que conozco genial a los gallegos los dulcifico un poco.

Mirarse a uno mismo y aceptar quien se es (con lo bueno y con lo malo), es un ejercicio necesario para ser feliz. Y de esto va la entrada.

COMILONES, O DE BUEN COMER?? He “aquí” la cuestión

Dicen que somos “muy de Gula” pero no es culpa nuestra, nuestros productos gastronómicos la incitan, abren sin que te des cuenta la caja de Pandora y empiezas a salivar pensando en el pulpo, las almejas a la marinera o un buen churrasco y estar rodeado en una mesa de especímenes “gulosos” que no golosos porque el dulzor del gallego es algo así como el del licor café, bueno no me lío, no ayuda. Dicen que nuestras bodas son de empachar y esto es una gran mentira. Siempre sobra comida por lo que esta afirmación queda relegada al topicazo.

FIESTEROS O FESTEIROS

Dicen que estamos de fiesta en fiesta en verano y es mentira, también las tenemos en primavera, otoño y hasta en invierno. Somos muy del más vale que sobren que que falten.

Y te estarás preguntando ¿de cuándo nos viene este amor desmedido al buen comer que eso no es gula eh??? Pues desde nuestros ancestros. Quizás hayas oído asustado “qué delgadiño estás” “no dejes la verguenza del gallego” y con frases así inculcadas desde bien niños. A los niños ya de bien pequeños se les alecciona con la palabra “repunantiñ@” si no prueba, come poco, o no come nada… somos muy de fardar del qué bien me come, esto nos viene de la época de hambruna en la que tener grasas era señal de todo OK. Lo que tú llamas gula pasa a formar parte de nuestro abecedario que implantamos en festas, convites, invitaciones… Somos así de repartir a lo grande para que no quedes con hambre, de siempre se cuentan con dos cabezas o cuatro más en la mesa “por si acaso”, esto lo llevamos en el ADN.

DESCONFIADOS

Nuestra hospitalidad es por todos conocida y esto para mi es una de las grandes virtudes, abrimos nuestras puertas a cualquiera… pero mucho cuidado con el a quién, ríete, ríete, ¿quién no recuerda “la droja en el colacao”? De ahí que seamos algo desconfiados y preguntemos cuando llaman ¿quién es?, no abrimos siempre al “soy yo” la palabra más mágica del mundo para abrir puertas “o que avisa non é traidor” siempre preguntamos quién es “yo”.

TRANQUILOS, O CON POCA SANGRE???

A la hora de afrontar un problema suelen decir que somos pausados pero esto no es un defecto es señal de que somos de pensar mucho las cosas, es difícil sacarnos de nuestras casillas y cuando es así un vai po carallo soluciona con un punto y final el problema.

Somos lo más en manejar situaciones complicadas y sin despeinarnos.

Valeeee, menos en el caso del FLETÁN que provocamos una guerra, pero no fue para tanto.

DESCONFIADOS, O CERRADIÑOS?

Siento ser tan fina falando pero está entrada va a ser una de las que más me cueste escribir, no por nada, porque como también sabrás los gallegos dicen que somos algo cerradiños, eso dicen pero compréndenos, tanto romano, suevo, vikingo, moro, reyes a los que poco importábamos, dictadores… disculpa si a veces nos preguntamos si vienes en son de paz o con ganas de conquista.
El concepto es el concepto.

SE CREEN METEORÓLOGOS

Todos, todos tenemos la carrera con diploma en climatología siempre estamos en prácticas para descubrir mucho más de este apasionante mundo, nos enseñaron los abuelos a mirar hacia arriba “ceo escamento..” “ ceo empedrado” “por san Blas la cigüeña verás” y esta gira en torno a nuestro mundo, la lluvia es nuestra amiga le ponemos nombres, el vai chover nunca nos falla antes o después siempre acertamos. Y este me da pie al siguiente, somos muy de refranes.

REFRANEROS

Y no es por nada en especial o mejor por todo porque son tales las sentencias que en ellos encontramos que las llevamos a nuestra vida a pies puntillas y nunca falla el refrán decimos y probado está que no 😉

Como vires, así fai. Este es uno de los que más ponemos en práctica, el ejemplo bueno cala, también aquí metemos el como nos tratan te tratamos y si lo haces mal, veras los mil y un defectos que nos puedes llegar a poner.

IRÓNICOS O RETRANQUEIROS

Entendernos a veces puede resultarte algo difícil sobre todo si usamos la retranca para vosotros ¿el hablas en serio? pues sí hablamos en serio pero codificado porque en los tiempos que vivimos es a veces mejor usar el humor irónico. Aquí los amigos no nos decimos ¿parece que estás mal, menudo gripazo? no, aquí le sacas hierro al asunto y ese estás mal ( no hace falta que se lo digas, lo sabe) se cambia por “estás a morrer” y parece que lo revives por momentos. Es lo bueno del gallego nos escarallamos por todo, Por qué no? La vida a veces es veleno puro.

CONFORMISTAS

En coiro nacín e en coiro me vexo; nin gano nin perdo.
Y este nos vale para conformarnos en tratos poco sustanciosos, en reveses de la vida, es un poner los pies en el suelo y no ser altivos, porque sabemos que “As penas, ou acaban ou se acaban.” y esto siempre.

EVASIVOS O POCO CLAROS

Cuando nos piden un consejo no solemos darlo a la primera porque nadie mejor que tú para buscar el mejor consejo, nosotros vamos abriéndote las puertas para que llegues solo a él. As boas palabras aloumiñan; as malas espiñan. Las buenas palabras acarician, malas lastiman, nuestra máxima.

ARISCOS O TOXOS

Mentira, este defecto lo tienen los que no son gallegos. Los naturales, los gallegos de verdad somos riquiños, vale, excepto algunos que conoces bien ¿nacieron en Galicia???.

INDECISOS O DUBIDOSOS

Qué hartos del NO SABEN SI SUBEN O BAJAN, si vienen o van. Sabemos de donde venimos, a donde vamos y cuando tenemos que bajar o subir pero a ti que lo ves como un defecto te lo vamos a decir.

MALOS CONSEJEROS

Nuestros consejos son los mejores porque los tomas tú. Somos muy de no sentenciar porque la vida es cambiante y nos adaptamos a ella, el blanco y el negro se unen para formar el gris y la gama cromática del gris nos feitiza en Galicia y siempre está de moda, como la niebla. Lo de “consejos vendo pero para mi no tengo” no va con los gallegos, somos de aplicarlos en la vida propia y dejar la de al lado tranquila, no vendemos humo para arreglar su mundo, escuchamos, damos biquiños cuando se necesitan y apertas para despertar el sentido. Ya se dejaron de usar los lavaderos, (retranca), ahora tenemos el facebook que es un libro cara que poco tiene del cara a cara y que tanto nos gusta. Y es que los gallegos somos así muy de mirar por la ventana y ver la lluvia caer pero no mojarnos si no apetece, cuando nos apetece nos empapamos.

MUY DE “DEPENDES”

Solo los gallegos entendemos el significado que el depende tiene en cada frase y el contestar con una pregunta para nosotros es lo mismo que para ti el silencio positivo jurídicamente hablando 😉 y es que lo que dicen “somos para dar de comer a parte”, nos encanta, así siempre nos toca a más.

MISTERIOSOS O MÍSTICOS

Cuando algo nos va mal dicen que le echamos la culpa al “mal de ollo” y no usamos ni un colirio y que todo lo arreglamos con la queimada. Tenemos amistades peligrosas que queremos ver muy lejos pero nombramos en todo momentos como “demos e bruxas”. Somos la comunidad que más le ha regalado al Iker y todo porque somos así.

EGOISTAS O LURAS

Viendo lo visto en redes de las luchas por las leiras, los cambios de marcos… normal que pienses así, un estigma en plan Falcon Crest que hizo mucho mal en Galicia y es que nuestro bien más preciado es la tierra y nos pasa algo como a ti, unos días nos vemos con el guapo subido, otros nos faltan tierras, y no es tan malo luchar por lo de uno y que no nos tomen el pelo, lo que pasa es que en redes siempre buscan el peor perfil y este es el que más cala.

CHAPUCEROS O CHAIÑAS

Qué mal hacen las redes en las que cada cosiña que hacemos, tiene foto.

EN FIN, Somos adorables con defectos y todo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *