Los anacoretas más famosos de Galicia

ANACORETAS

¿Qué me ha llevado a hacer esta entrada, te estarás preguntando? Pues una fecha y hacer un pequeño homenaje a esos llamados locos para unos y gran ejemplo de vida para otros.

INTRODUCCIÓN

Hoy es el día de #SanAntón (el patrón de los animales), su nombre completo San Antonio Abad que significa «floreciente» y al que la tradición llama el Grande, un anacoreta que congregó a su alrededor un gran número de discípulos. Se le considera el padre de los monasterios de monjes y por ello se le llama “Abad” que significa “padre” (en hebreo). Nos ubicamos con él en Egipto ya que no es gallego pero en nuestra tierra y en la de todos ya ha sido más que adoptado.

EL MOVIMIENTO DE LOS ERMITAÑOS

Muchos le conocen como el monje cristiano destacado por fundar el movimiento de los ermitaños. La leyenda cuenta que cuando San Antón veía a un animal herido, lo curaba, al igual que hizo con el cerdo que siempre le acompañaba y que le valió el apodo de San Antonio “El Marranero”.

Éxtasis de San Antonio Abad por Francisco Goya. Museo de Zaragoza

Ahora te cuento la historia de acuerdo a los relatos de San Atanasio y de San Jerónimo, popularizados en el libro de vidas de santos La leyenda dorada, que compiló el dominico genovés Santiago de la Vorágine en el siglo XII: «en una ocasión se le acercó una jabalina con sus jabatos (que estaban ciegos), en actitud de súplica. Antonio curó la ceguera de los animales y desde entonces la madre no se separó de él y le defendió de cualquier alimaña que se acercara.» El marrano que nos han transmitido oralmente era en realidad un jabalí. En la Edad Media para que la gente no robaran los animales sueltos se les ponía bajo el patrocinio del famoso San Antonio Abad «el santo de los pobres». Esto hacía que se respetase en sumo. Como curiosidad el hombre vivió 105 años (251-356) muriendo el mismo mes que nació y cumpliendo supuestamente la impactante cifra de más de un siglo. Como ves no le sentó muy mal la vida de retiro.

Os contaré por encima cómo fue su vida que le dió el título de primer anacoreta, primer ermitaño. A los veinte años vende todas sus posesiones, entrega el dinero a los pobres y se retira a vivir a una comunidad local haciendo vida ascética, deciros que dormía en una cueva sepulcral. Pasó toda su vida ayudando a otros ermitaños a encaminar su espiritualidad en el desierto. Más tarde se fue al corazón del desierto para vivir en absoluta soledad.  

Otro dato que igual desconoces es que además de ser patrón de los animales, también lo es de los tejedores de cestos, fabricantes de pinceles, cementerios y carniceros.

ANACORETAS, ERMITAÑOS O ASCETAS CRISTIANOS

Hoy os voy a hablar de esos desconocidos los anacoretas, seguro que os suene más la palabra ermitaños. Antes de nada veamos el origen de la palabra «anacoreta» y así entenderemos en profundidad su vida. La palabra anacoreta procede del latín anachorēta, y éste del término griego ἀναχωρητής, compuesto por ἀνα y χωρέω, que significa «retirarse del mundo». La definición de la palabra puede englobar a aquel que vive aislado de la comunidad o el que rehúsa de los bienes materiales, o bien a alguien que se retira a un lugar solitario para entregarse a la oración y a la penitencia. Deciros que ser anacoreta no es una moda, es una forma de vida.

PRIMEROS ANACORETAS

Si nos preguntásemos ¿Quién fue el primer anacoreta del que haya constancia? Pensaríamos en Buda Gautama (563-483 aC) Arquetipo de ermitaño iluminado aunque también el filósofo y sabio​ en cuyas enseñanzas se fundó el budismo​ o en Lao-Tsé (551-479 aC) que según la tradición vivió sus últimos días como un ermitaño, adaptándose al flujo de la naturaleza, tal y como él mismo escribió en el Tao Te Ching.

LOS ANACORETAS GALLEGOS MÁS FAMOSOS

MAN

Empezaremos esta entrada por el más actual y quizás el más conocido y más cercano en el tiempo de mi tierra que es Manfred Gnädinger, el último anacoreta ecologista que se paseaba en taparrabos por Galicia.

MAN
Si no conoces la historia de Man, no entenderás lo que es amar la tierra.

Un gran defensor de la tierriña y que mató de pena un Prestige que la tiñó de negro. Pero antes de Man hubo muchos más, algunos más famosos y que la historia se encargó de hacer llegar hasta nuestros tiempos, Otros desconocidos ya que el anacoreta no busca ni ser famoso ni mostrarse al resto del mundo, realmente lo que busca es un distanciamiento de lo material y un retiro en la vida.

UFRASIO, EUSANIO, QUINEDIO, EATIO, FLAVIO y RUVE

Nos vamos A Ribeira Sacra tierra de eremitas y anacoretas, más concretamente a Esgos, al único eremitorio que se conserva en Galicia y uno de los más antiguos monasterios cristianos de Europa.

San Pedro de Esgos

San Pedro de Esgos fue destino de cinco monjes. No estaría nada bien el no nombrarlos: Ufrasio, Eusanio, Quinedio, Eatio, Flavio y Ruve. Nos encontramos ante el monasterio cristiano cristiano mas antiguo de Galicia, está excavado en la roca y fue fundado en el año 573 por éstos anacoretas.

San Pedro de Esgos

El suelo está ocupado por sepulcros antropomorfos, excavados en el suelo de roca tanto en el interior como en el exterior. Cuentan que ya los anacoretas cavaron su tumba en el lugar aunque más bien deberíamos hablar de labrar porque están hechas en la roca natural.

PELAYO, PAIO

Otro gran famoso anacoreta fue Pelayo, Pelagio, Pelayo, Payo, Paio, nos situamos en el 813. Fue el encargado de dar la ubicación de la tumba de Santiago y sus dos discípulos después de ver las luces y escuchar los cánticos.

Bien está claro que fue el obispo de Iria, Teodorico, el que después de tres días de ayuno cavó y encontró el pequeño edificio y las arcas de mármol, pero sin la voz de Pelayo la tumba jamás sería descubierta. Así nos lo cuenta Concordia de Antealtares (escrito del año 1.077) y el Gran Vicente Risco en Historia de Galicia (1952).

Es, sin dudarlo uno de los personajes más conocidos de la leyenda compostelana.

CONCLUSIÓN

Hubo muchos personajes que optaron por la reclusión sin ser considerados anacoretas y en mi entender siéndolo en su esencia. Termino la entrada recordando a Emily Dickinson (1830-1886) y su frase. Esta poetisa estadounidense pasó buena parte de su vida encerrada en una habitación donde escribió su obra.

Emily Dickinson
Emily Dickinson

«El para siempre está hecho de muchos» es una de las frases de Emily que más me gustan y como ella misma resumía su forma de vida con una preciosa frase toda una inspiración: «Mi vida ha sido demasiado sencilla y austera como para molestar a nadie».

Por Seseixa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *