Camping

La maravillosa experiencia del camping ¿quién no ha ido de camping alguna vez?

Os diré que desde que existe el hombre existe el campismo. Siempre que nos hemos estacionado en algún lugar buscando descanso hemos intentado aislarnos de las inclemencias metereológicas cubriendo nuestras cabezas con ramas y haciendo con la vegetación un aislante para la humedad del contacto con el suelo, camas verdes en las que estar tan a gusto.

Somos campistas

Nos viene de muy lejos estás ansias de colonizar el lugar elegido, creando nuestro más bonito hogar (algunos hemos dado vacaciones al saco y nos llevamos el incluído almohada e hinchable). Hoy en día nos lo han puesto tan fácil que nuestras casas se montan en escasos tres segundos aunque solemos elegir a lo grande y de sencillo montaje, si hay que colonizar parcela se hace a lo grande.

El Camping

Otro tema es el camping que ya no son los de antes, lo que han cambiado para mejor, claro. Ahora en donde instalamos nuestras casas contamos con todo, todo (se acabó el nada de nada de sus orígenes)… Electricidad, baños, caja fuerte y por lo normal hasta dentro de las instalaciones dispones de restaurante, piscina (hoy en día casi todos), parque y un sin fin de servicios que hacen que tu estancia en tienda año tras año tienda a alargarse en días (señal de que es para ti y los tuyos lo mejor).

La mejor forma de turismo

Una manera de estar en contacto con la naturaleza y que nos suena tanto a libertad, de estrechar lazos familiares, de hacer nuevos amigos, de llevarte a toda la pandilla sin problemas de espacios, cada uno en su casa.

Llevarse la casa a cuestas y elegir el destino sin el miedo a que nos quede el bolsillo temblando o no encontrar alojamiento adecuado. O como es el caso de nuestra tierra en los que disfrutar del aislamiento de una isla.

Buscador Campings

El antes tiene peso en nuestro viaje pero al eligir camping también el durante. Elegir tu parcela prepararla, conocer a tus vecinos y desconectar en tu espacio privilegiado. Cada vez somos más los que apostamos con esta forma de turismo responsable. Os dejo enlace del mejor buscador y que encontrar un camping con Ibericamp sea lo mejor que puedas hacer.

¿Sabéis que es una de las preferencias más elegidas por los niños? 

La mejor opción también en familia, si le preguntásemos a un niño si le apetece ir de camping probablemente nos respondería con un «¡ya!» o «¿cuando?». Y es que algo tan sencillo como colocar la tienda de campaña se convierte en algo mágico en el que ya estamos construyendo la mejor de las experiencias. Nuestra casa provisional en la que compartir tantas y
tantas anécdotas.

Beneficios del Camping

Por no nombrar los muchos beneficios que tiene para los más pequeños. El primero de ellos es el contacto con la naturaleza, no estar encerrado en cuatro paredes y nada más salir del habitáculo sentir lo verde no hay quién lo pague. Por otra parte mejora la autonomía de los niños, el camping es uno de los lugares más seguro sin coches y en un lugar vigilados y por el que pueden andar solos despierta su autonomía y les ayuda a crecer, también el ambiente en el mismo fortalece sus relaciones sociales. Para nosotros el verlos crecer felices tiene premio a parte de el tan reconocido turismo slow que en esta forma de turismo tiene su reflejo, el estar en el camping nos ofrece la calma y relax que necesitamos aportando la mejor medicina para nuestro cuerpo y mente.

En España fuímos los primeros

Conozcamos esta forma de Turismo en España en la que nuestro país es pionero. Cuentan que fueron los ingleses los que pusieron su bandera en este tipo de turismo ya que en el año 1901. La Association of Cycle celebró el primer campamento deportivo de la historia, un campamento ciclista. ¿Sabías que el camping va unido al deporte? En este caso el invento de la bicicleta contribuyó mucho a su expansión pero también el del coche o el mundo de las motos.

Pero he decirte que en España fuimos pioneros porque ya existía algo parecido al camping. Hablamos de las colonias escolares, para niños y niñas de los colegios. No eran exactamente campamentos, porque no montaban tiendas pero llevaban los ingredientes de este precioso movimiento del campismo. Se retiraban de la ciudad a zonas rurales o un poco alejadas y hacían deportes y actividades educativas. El primero de estos encuentros tuvo lugar en 1887 en San Vicente de la Barquera.

Se le llama el turismo de toda la vida, dormir bajo las estrellas y por algo será y es que nunca pasa de moda, siempre enamora y engancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *