18 octubre, 2021

El Blog de Galicia Máxica

Noticias e información de turismo, gastronomía, naturaleza y patrimonio de Galicia

Empapándonos de historia por el río Arenteiro

Carballiño y Boborás

No somos de hacer grandes rutas andando, aunque desde luego es lo mejor para sentir de cerca la magia de Galicia. Sin embargo, a veces nos inventamos rutas para poder llegar a diferentes lugares y aprovechar al máximo nuestros viajes por esta tierra.

Existen multitud de senderos oficiales muy aconsejables y casi siempre seguimos parte de ellos. Pero nosotros solemos hacer las rutas a nuestra manera, para así, como decimos, aprovechar el tiempo lo máximo posible respecto a nuestros intereses y preferencias. En esta ocasión nos hemos echado a andar por el hermoso valle del río Arenteiro, ya que nuestro objetivo era Castro Cavadoso y para llegar allí no había otra manera. Y agradecidos quedamos de haberlo hecho así, pues descubrimos sitios magníficos.

Empezamos nuestra ruta por estas tierras de O Ribeiro desde el concello de O Carballiño, y lo hacemos desde una pequeña capilla que guarda cientos de años de historia. Se trata de la ermita de Bouteiro, en la parroquia de Sagra, un pequeño templo que aún rezuma su origen románico.

Ermita de Bouteiro

Desde allí descendemos por una pista en busca de un molino de agua en Moldes (Boborás) que es monumento nacional, casi nada. Se trata de un fabuloso molino de cinco ruedas probablemente dependiente del monasterio de Sobrado, si, si, de Sobrado, por lo que ya os podéis imaginar los años que llevaba trabajando, pues no hace tanto dejó de moler.

Molino de Moldes

Molino de Moldes (Más info)

La pena es que sabíamos que el molino estaba en la otra orilla y nos fue imposible cruzar el río Arenteiro. Sin embargo, no nos fuimos de allí sin recorrer un espectacular canal de agua labrado en roca que por zonas tenía hasta cinco metros de profundidad. Su función , la desconocemos, pero sabiendo que recogía el agua de la misma presa que el molino de Moldes, lo más probable es que fuera para alimentar otro molino aguas abajo.

Canal

Volvimos a retomar la pista que nos llevará hasta el embalse Bouteiro, creado únicamente para la producción de energía allá por los años 40. La presa mantiene un canal ecológico, menos mal…

Embalse de Bouteiro

Cruzamos por el puente de la presa y pasamos de O Carballiño a Boborás, de Sagra a Moldes, y ascendemos una pendiente para llegar al alto por el que nos desviaremos a la izquierda para seguir una pista de tierra que nos llevará hasta los restos del castillo de Castro Cavadoso. Quién lo iba a decir, aquí la historia se mantiene muy viva. Os perderéis entre los restos de las murallas y los recintos de este castillo del que tenemos noticias desde el siglo XIII.

Castillo de Castro Cavadoso

Volvimos a la pista y descendemos hacia el río Arenteiro pasando por debajo de las tuberías del embalse y allí estaba, aguantando el paso del tiempo y del agua, el puente medieval de Castro Cavadoso, también conocido como Ponte do Castro. Un lugar de cuento.

Puente de Castro Cavadoso

Cruzamos el centenario puente y estamos de nuevo en la orilla de O Carballiño, pero esta vez ya en la parroquia de Banga. Ahora tan solo nos dejamos llevar por las pistas para acabar en Cima de Vila, pero ojo, en Cima de Vila de Cabanelas, no de Banga, pues hay otro que así se llama en esta parroquia y está muy cerca.

Una muestra de arquitectura en Cima de Vila de Cabanelas

Un buen colofón para la ruta, pues esta pequeña aldea mantiene siglos de historia en los muros de sus casas, no tenéis más que abrir los ojos.

En total un poco más de 4 km, pero no os defraudará, seguro. Abajo os dejamos muy aproximadamente la ruta, pues tenéis que disculpar, pero no creamos un track perfecto. Esperemos que os valga.

Mapa aproximado de la ruta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *