60464077_380752805871445_4706410482758582272_n

El turismo marinero está muy de moda y no es de extrañar.

En la fiesta del choco disfrutamos de la ruta de Amarturmar pero nos quedamos con ganas de más y decidimos repetir nuevamente la experiencia.

He de deciros que este tipo de rutas engancha y no veas de que forma. El turismo marinero está muy de moda y no es de extrañar.

Puerto de Cesantes

Desconocemos si es por acercarnos de una forma tan bonita al mar, por todo lo que aprendemos o porque, y lo digo bien alto, quizás esta sea una de las mejores maneras de sentir la esencia azul de Galicia.

Amarturmar

Volvemos a Redondela. Redondela ya enamoró a Rosalía de Castro y ésta no se pudo resistir a nombrarla en «Follas Novas». Algo así me ha pasado a mi y me traigo una frase en el corazón «Para chocos, Redondela y para choqueira yo».

Otro grande, Julio Verne en su famoso libro 20,000 leguas de viaje submarino, la nombra y es Redondela dónde el Capitán Nemo y sus hombres recogen el tesoro de Rande en la entrada de San Simón. Nos hemos sentido caza tesoros en todo momento.

Nuestra ría esconde grandes joyas que solo encontraremos con un buen mapa, nos han ofrecido el mejor de los mapas y éste se llama «ruta Marinera».

Illa San Simón
Madera de Boj
«los de Redondela son choqueiros por ser muy aficionados a comer chocos o jibias»

Recuerdo ya aquí al gran Camilo José Cela y su última obra «Madera de Boj» en la que pescadores de sardinas y cazadores de ballenas conviven con curas, meigas, sirenas… y van hilando la trama que no solo se desarrolla en la Costa da Morte porque también lo hace en la isla de San Simón. Un viaje por «esa Galicia que nace del alma y vive en el alma» como solía decir.

Amarturmar

Repetimos ruta del choco nuevamente y Seve nos hace de Guía por un mundo en el que los chocos tienen la mejor de las guarderías, en la que un gran prado de hierba marítima se encarga de la limpieza, en la que pescar a nuestros amigos no es suerte, es más bien cuestión de corazón, arte y tradición. Comienza la mejor de nuestras rutas!

El mar aún estaba descansando cuando llegamos al puerto de Cesantes: La anterior ruta la hicimos en pleamar, esta vez nos tocaba en bajamar.

Puerto de Cesantes

Como cambia el paisaje de nuestra ría cuando no está el azul invadiéndolo todo. Tuvimos suerte como siempre, la predicción del tiempo se vuelve a equivocar y de lluvias pasamos a un día con una luz espectacular.

Puerto de Cesantes

Verde musgo, barcas reposando en la arena y nosotros con ganas de aprender mucho más.

Puerto de Cesantes

Al que le gusta su trabajo quiere enseñártelo todo, así que la visita ya comienza a pie de puerto. Accedemos hacia la embarcación sintiéndonos ya algo marineros y la lección no se hace esperar. Hoy nos toca descubrir la pesca con trasmallo, en la otra ruta habíamos descubierto el arte de pesca del choco con las nasas.

Una pequeña parada para recibir la mejor de las explicaciones de lo que vamos a ver y cual es el instrumento empleado para la captura del choco con trasmallo.

Puerto de Cesantes

Una vuelta alrededor y nos descubren que no todas las embarcaciones son iguales y que una lectura de su matrícula nos puede dar una idea de que es cada una de ellas.

Puerto de Cesantes

Y es que el mundo del mar es una gran plataforma en la que los transportistas de estos preciados productos tienen una lengua común, no apreciable para los que no se acercan a sentirla.

Cada parte de la matrícula nos cuenta algo, como sucede con el que tiene coche o moto, cada embarcación adquiere la personalidad del que las conduce y habla de ella con orgullo.

Nada más llegar ya observamos que el trabajo empieza mucho antes de embarcar poniendo a punto las redes, revisando las embarcaciones y es que en el arte del que pesca hay mil rituales.

Nos enseñan que es el raño y nos quedamos boquiabiertos ante su tamaño, esto no lo maneja cualquiera. Pronto termina la temporada del choco y se dan paso a otras campañas la de la sardina, la de la almeja…

La primera de las paradas era ver de cerca el trabajo del que anda al choco y Fito y su compañero muy amables nos atienden y nos enseñan su captura, jamás había visto una tembladeira y me quedo impactada con el que suelte descargas y que el marinero esté sosteniéndola y ni se inmute.

Siempre he pensado que los hombres del mar están hechos de otra pasta por esa facilidad que tienen a adaptarse al mar, entenderlo y comunicarse con cada especie de una manera muy peculiar. Cada movimiento acompasado, rítmico, natural y pareciese que casi sin esfuerzo. Pero cuanto esfuerzo hay en el trabajo del mar y lo poco que a veces se valora.

Se siente respeto hacia lo que hacen, cuidado y mimo con los productos. Quizás esto sea lo que más me ha impactado, el agradecimiento con el mar en cada uno de sus gestos, la humildad con la que realizan un trabajo tan duro y la cercanía del que quiere que conozcas un poco más sobre él. Con buena cara continúan su trabajo sin molestarles nuestro «de miranda asombrado».

Nos hacen participes de sus capturas desde el primer momento y lo hacen acariciando el mar con las redes. El barco se pone de gala con algas de diferentes colores como queriendo adornarse de mar y la calma trae la abundante captura, termina la temporada del choco pero nos vamos con los capazos llenos de historias.

Y el eterno azul que nos abre las puertas como invitados por un día, aunque cada uno de nosotros se lleva el pase «de para siempre». En el mundo marinero existe un léxico tan rico y variado como antiguo, es heredado de padres a hijos. Una lengua solo entendible para el que en su ADN guarda la cultura inmaterial del amor a la sal y como el que da el mejor de los legados, no duda en compartirlo para que perdure en el tiempo, nos lo regalan incluído con la ruta, un orgullo y un privilegio que solo podrás vivir si haces la ruta.

Respeto, amor y cuidado y he notado esa admiración por cada captura que aunque es objeto de estudio de ojos curiosos se nota un respeto por parte de los marineros.

Nos enseñan a diferenciar entre macho y hembra (qué sencillo parece a pie de lancha), nos cuentan curiosidades de este espécimen que si viven dos años, cómo se reproducen, que son muy voraces, que como el pulpo poseen pico de loro, que la tinta les vale para defenderse y a la vez su impulso hacerles escapar, que ponen poner hasta 2000 huevos.

Alucinados que estamos cuando nos cuentan que allá por el 2017 deciden crear un bosque marino para sus amigos, con el fin de proteger esta especie que da de comer en Redondela y no solo en la mesa porque 45 embarcaciones viven del mucho o poco de sus capturas.

Comienza una lucha por dar luz al proyecto que en un primer momento contó con la negativa absoluta de los que están sentados y poco conocen el mar, el marinero lo sabe cuidar y jamás haría nada contra su gran azul. Y vuelvo a recordar a Camilo «el que resiste gana» y con este gran proyecto ganamos todos.

Comienza pues un contraataque con estudios que ven en este cuidar el ecosistema el cambio y el aumento de producción evitando que esta especie sea una más en la lista de especie con extrema vulnerabilidad.

No les paran las puertas cerradas y continuan su empeño «las camas de pino» y el pósito instala dos pinos en el fondo del mar en noviembre del 2017 con el objetivo de más adelante en enero den luz verde colocar otros cincuenta.

Y así surgen los arbolitos de navidad como dice Seve que son cambiados cada año para que el choco los estrene como el mejor de los regalos.

No se sabe muy bien de donde viene esta atracción del animal por el pino pero como bien nos cuenta Seve ya los mayores colocaban ramas de pino en las nasas para que la hembra tuviese un lugar de protección para sus huevos.

Y dentro de la nasa y en una pequeña rama de pino aparecen los huevos del choco. Tenemos la suerte de descubrir como son, una telaraña de bolitas negras en racimo que son una improvisada placenta es toda una obra de arte creada por la hembra del choco.

Nos enseñan un prado de algas que en tamaño nos deja impresionados le llaman el spa del choco porque aquí las aguas están purificadas.

Todas las fotos de la entrada son con móvil pero pido prestada ésta con cámara porque en estos detalles, la diferencia de calidad salta a la vista

Descubrimos que no hay nasa igual y que son el producto artesano de cada marinero, todas ellas con materiales que produzcan el mínimo impacto en el medio.

Ha sido una mañana con amigos porque al final en la lancha notamos que a todos nos une algo en común, el amor a Galicia y a sus azules.

Nos vamos con la mirada renovada, con el alma llena de las mejores historias y cómo decían nuestros amigos alicantinos deseando repetir.

«Todos los años volvemos a Galicia y todos los años nos sorprende y enamora» y es que Galicia y su turismo marinero enamora y no sabes de que forma.

Volvemos a puerto y Seve nos regala otro poco más de su tiempo y nos enseña donde se subasta el pescado, cómo se hace, los secretos de que siempre esté fresco y es que por algo el choco de Redondela es el mejor del mundo, nos lo han demostrado por el antes, durante y después.

Nos lleva a contemplar fotos antiguas de Redondela en la oficina, un pequeño repaso por la historia de este precioso concello que nos ha calado muy profundamente.

Porque a esta empresa el amor le viene de su orgullo desmesurado a sus raíces, de las que presumen a cada paso.

Porque sentirse realizado en el trabajo se nota porque haces lo que amas y luchas por hacer futuro para otros.

Porque no hay mejor oficina que el mar, ni mejor aire acondicionado que la brisa del viento.

Amo las empresas que hacen Galicia más Grande y AMARTURMAR es sin duda una de ellas.

Esta entrada se la dedico a todos los que aman Redondela y luchan por el pan de su tierra cada día. Mis héroes, gente con ADN azul.

Turismo Marinero Amarturmar

Rosario, Dolores Miguez Casqueiro, Seve Casal, Nuria y Kani López cadilla

Amarturmar es una entidad fundada por seis socios del sector pesquero y marisquero con una experiencia ejerciendo el desarrollo de la actividad de unos catorce años destinada la promoción del sector primario, especializados en un turismo temático, “El turismo marinero”.

La asociación AMARTURMAR, bajo el nombre Turismo Marinero, es una marca comercial que nace con el propósito de crear una oferta turística, orientada a la difusión de la tradición y cultura marinera en el ayuntamiento de Redondela.

Rutas

1-Ruta con mariscadoras a Pie de mar

Empápate con el mundo del marisqueo y la importancia que tiene en la ensenada de San Simón. Aprenderás a diferenciar las distintas especies de bivalvos y conocerás las herramientas de trabajo en el marisqueo a pie. Disfrutarás de una jornada de trabajo junto a las mariscadoras de Cesantes, desde la extracción y captura de los moluscos, sus medidas y como llegan a la lonja para su venta.

2-Ruta Vive el Marisqueo a Flote

Vive la captura de las distintas especies de moluscos desde un barco en la ensenada de San Simón. Aprenderás a diferenciar las distintas especies de bivalvos que se extraen de nuestra ría y las artes de pesca tradicionales.

3-Ruta del Puerto

Visita al puerto de Cesantes donde se explican los distintos tipos de embarcaciones, artes de pesca que utilizan, especies que se capturan, comercialización del producto pescado, así como el funcionamiento de la lonja y cuáles son las funciones de la cofradía de pescadores.

4-Ruta do Choco de Redondela

Vive el mundo del mar desde una embarcación con un profesional del sector pesquero, donde conocerás el arte del trasmallo o la nasa tradicional para la captura del «Choco de Redondela». Te contaremos cómo, año tras año, se crea el bosque marino para la obtención de nuevas crías de choco y verás cómo se levantan o calan las distintas artes de pesca. Finalmente asistiremos a la comercialización del choco a través de la subasta en la lonja de Cesantes.

Próxima Ruta

La Ruta do Xeito

Xeito es un arte de pesca artesanal y sostenible utilizada por los pescadores gallegos desde siglos para la pesca de sardinas a la entrada de las rías.

Duración de la Ruta

1-Ruta con mariscadoras a Pie de mar

Esta ruta tiene una duración de 90 minutos y se realizará durante todo el año, todos los días laborales de lunes a viernes, que son los autorizados por la Consellería del Mar, y los sábados solo de destreza siempre que coincida con la bajamar.

Esta ruta no se realiza todos los días a la misma hora, ya que está limitada por la marea, y siempre que no exista un episodio de cierre por toxina por el Intecmar.

2-Ruta Vive el Marisqueo a Flote

Esta ruta tiene una duración de 90 minutos y realizará en barco durante todo el año y todos los días laborales de lunes a viernes que son los autorizados por la Consellería del Mar. Esta ruta está limitada por la capacidad del barco, y siempre que no exista un episodio de cierre por toxina por el Intecmar.

3-Ruta del Puerto

La duración de las rutas es de 90 minutos aproximadamente

4-Ruta do Choco de Redondela

Esta ruta tiene una duración de 90 minutos y se realizará un turno de destreza de 12:00 a 13:30 horas y otra 18:30 a 20:00 horas todos los días laborales de lunes a viernes con las artes de trasmallos y nasas. Esta ruta está limitada por la capacidad que tiene el barco para llevar viajeros y por la época autorizada por la propia Xunta de Galicia para ejercer la actividad de pesca con el arte de trasmallos y nasas que abarca de febrero a junio.

Tarifas

1-Ruta con mariscadoras a Pie de mar

Precio: 8€/ persona. Menores de 6 años de balde. Mínimo 10 personas (Salidas según marea).

2-Ruta Vive el Marisqueo a Flote

Precio: 15€/ persona. Menores de 3 años de balde. Mínimo 6 personas (Mañanas días laborables de Julio a Septiembre).

3-Ruta del Puerto

Precio: 8€/ persona. Menores de 6 años de balde. Mínimo 10 personas

4-Ruta do Choco de Redondela

Precio: 15€/ persona. Menores de 3 años de balde. Mínimo 6 personas (Salidas de Febrero a Junio).

Reserva tu Ruta

Teléfono

621 020 775

Correo

info@turismomarinero.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *