Descubriendo la historia militar de Ferrol

Dejamos los aires de la alta montaña de los Ancares Lucenses, los verdes, los marrones y el agua dulce para cambiarlos por la brisa marina, los azules y el agua salada de la Ría de Ferrol. Nos vamos a recorrer la costa norte de la ría para conocer parte del gran patrimonio militar que esconde.
La Ría de Ferrol fue elegida en el siglo XVIII para albergar la base naval militar de la corona. Para ello fue artillada y defendida desde el siglo XVIII para convertirse en la bahía mejor defendida de Europa. Baterías y fortalezas dispuestas por ambas orillas de la ría y de todo el Golfo Ártabro cruzaban sus fuegos para que ninguna embarcación llegara al fondo de la ría. Al quedar obsoletos los fuertes de A Palma y San Felipe, ya en el siglo XX, se construyeron otros nuevos puntos de artillería y pasadizos en la parte alta de la montaña con el fin de vigilar el horizonte e incluso el cielo, ya que los ataques podrían llegar ya desde cualquier lugar. Acabada la dictadura y la Guerra Fría estos emplazamientos empezaron a perder su utilidad por lo que fueron quedando paulatinamente en el abandono y la ruina.

Castillo de San Felipe, punto de partida de nuestro viaje

Ya incluimos varios puntos defensivos en la costa de Mugardos y Ares como vimos en una entrada anterior, pero ahora vamos a tirarnos al agua desde el castillo de A Palma y cruzamos junto a las antiguas cadenas ya desaparecidas que impedían el paso a los barcos hacia el interior de la ría.
Hoy vamos a conocer varios de estos emplazamientos defensivos de la costa de Ferrol. Salimos desde el ya conocido y monumental Castillo de San Felipe que ya formaba parte de Galicia Máxica, bordeamos el litoral y pasamos de largo la primera batería del siglo XVIII, la de San Carlos. Un poco más adelante nos detenemos en los restos de otra fortaleza, la de San Cristobal que vigilaba de posibles fondeos en esta pequeña bahía.

BATERÍA DE SAN CRISTOVO (MÁS INFO):

Troneras en San Cristovo

Seguimos el litoral y dejamos para otra la pequeña batería de Cariño, en una esquina del gigantesco puerto exterior, construcción que hizo desaparecer para siempre los restos de la Batería de Canelas y desplazó de forma voluntaria unos 700 metros la de Punta Viñas, que es nuestro siguiente objetivo. Allí, en el mismo Cabo Prioriño Chico, se reedificó la batería que hablamos, se acondicionó y hoy es posible visitarla cómodamente. Aunque se denomina de Punta Viñas, de la punta ya no veremos nada.

BATERÍA DE PUNTA VIÑAS (MÁS INFO):

Detalle de la fortaleza reconstruida
Batería de Punta Viñas

Después de esta nos vamos andando a otra muy próxima que se encuentra en su ubicación original, pero que el paso del tiempo y las construcciones anexas del faro y del edificio de telecomunicaciones hicieron que su estructura quedara muy mermada. Se encuentra en donde está el faro de Cabo Prioriño Chico, cabo que ya teníamos en la página pero del cual disfrutamos agradablemente de su entorno y sacamos nuevas fotografías.

BATERÍA DE PRIORIÑO (MÁS INFO):

Batería de Prioriño, la cual fue acondicionada recientemente
Para salvar el desnivel fue preciso la construcción de una rampa sobre la roca
Faro de Cabo Prioriño y horno para las «balas rojas» de la fortaleza

CABO PRIORIÑO (MÁS INFO):

Cabo Prioriño Chico, hacia el horizonte atlántico
Edificio del centro de interpretación, en Cabo Prioriño

Ahora saltamos casi 200 años en el tiempo para conocer las nuevas instalaciones militares del siglo XX, que aunque nuevas en comparación con las otras, se encuentran abandonadas y arruinadas. Se trata de construcciones que vieron su luz con la primera dictadura de Primo de Rivera y continuaron con la siguiente dictadura. Su objetivo era frenar posibles ataques de países aliados y hostiles al país, ataques que afortunadamente nunca sucedieron. Junto a Cabo Prioriño Grande están los primeros restos en forma de proyectores de luz que alumbraban los objetivos en el Atlántico y los restos de ubicaciones de artillería pesada. Sin embargo estos restos no son nuestro objetivo y seguimos nuestra escalada hasta Monte Ventoso. Durante nuestro camino descubrimos los restos de las baterías de antiaéreos de O Pieiro y diversos pasadizos y túneles que comunicaban las diferentes estancias. Los enormes huecos de los engranajes donde estaba la artillería son ahora basureros improvisados.

BATERÍAS DE PIEIROS (MÁS INFO):

Desde el edificio de telemetría
Interior de los túneles de O Pieiro
Engranajes para los antiaéreos, hoy basureros

Subimos ahora al punto más alto para conocer los restos de un edificio que un día fue edificio de vigilancia, telecomunicaciones, estación meteorológica y que quiere ser en un futuro observatorio astronómico… De momento hoy es otro basurero. Menos mal que desde el alto disfrutaremos de una de las mejores vistas de Doniños y de parte de la comarca de Ferrol.

MONTE VENTOSO (MÁS INFO):

Doniños, desde el semáforo de Monte Ventoso
Las paredes demuetran el escaso nivel cultural, de respeto y de educación de alguna gente
Del interior nada que añadir

El patrimonio militar de Ferrol es impresionante y necesitaremos más tiempo para recorrerlo todo y así integrarlo a nuestra página. Esperemos que alguien tome medidas y que en un futuro aún existan para poder visitarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *