Cualedro

Descubriendo la historia en Cualedro

El fin de semana pasado tuvimos la oportunidad de realizar una pequeña visita a las tierras del concello de Cualedro, municipio situado al sur de la provincia de Ourense y que hace de frontera con el país vecino. Estas tierras, a veces tan olvidadas, bien merecen una visita ya que os sorprenderá todo lo que puede ofrecer este municipio situado en la Comarca de Verín y a los pies de la mítica y enigmática Serra do Larouco.

Nuestro objetivo era el Castro da Saceda del cual sabíamos que no hace mucho había sido puesto en valor y su visita no se podía hacer esperar más.

A Saceda
A Saceda desde el castro

Si no eres de esta zona de Ourense, te sorprenderá los contrastes que te encontrarás por estas tierras. Sus paisajes, sus montañas, su arquitectura, su aire limpio… todo tiene su propia personalidad. Lejos de la gran densidad de población que te encontrarás en otras zonas de Galicia, aquí las aldeas lucen con brillo propio. Pequeños núcleos de población separados unos de otros pero concentrados en un pequeño espacio de ensueño. A primera vista todo es tranquilidad… Bien es verdad que estas tierras a veces aisladas, fueron castigadas duramente por el yugo de la emigración en el siglo pasado y hoy en día no es nada fácil ganarse la vida y por ello su demografía no parece aumentar.

Serra do Larouco
Serra do Larouco cubierta de chorima

Este aislamiento geográfico y estas condiciones climáticas tan propias de la comarca propiciaron ya hace más de 2000 años que los habitantes de estas zonas junto con las de norte de Portugal mantuvieran una personalidad propia y lejos de la gran romanización de otras zonas de Galicia. Por esto aún hoy encontraremos magníficos yacimientos milenarios que han podido conservarse en un estado de conservación envidiable e impensable en otras zonas de Galicia.

Nos hacía falta más tiempo para conocer más a fondo este municipio y prometemos volver. De momento nuestra visita se centraba en el castro anteriormente nombrado. Camino de este no pudimos resistir la tentación de desviarnos a un lugar del que no habíamos hablado y desconocíamos su existencia.

Aldea de Lucenza
Lucenza

Yacimiento de Santa Marta

Llegamos a Lucenza, cuna del gran historiador Antonio Rodríguez Colmenero, que ha sido siempre un gran impulsor de las excavaciones y de la memoria milenaria de esta comarca. Justo antes de Lucenza una señal nos indicaba el «yacimiento romano de Santa Marta» y allá fuimos. Para nuestra sorpresa nos encontramos con un complejo excavado y acondicionado para su visita: Una villa de origen romano pero con niveles de ocupación incluso muy anteriores. Un cruceiro, unos grabados y una capilla construida posiblemente sobre un templo paleocristiano formaban el conjunto, además de los muros parcialmente reconstruidos pertenecientes a una villa romana que en su conjunto podría abarcar varias hectáreas.

Yacimiento de Santa Marta

Con gran sabor de boca nos fuimos A Saceda con el telón de fondo de A Serra do Larouco repleto de chorima, a flor do toxo, cubriendo de un brillante color amarillo las montañas.

Castro da Saceda

Allí subimos a la colina rocosa situada a 500 metros de la población de A Saceda para observar de cerca el castro da Saceda, A Cidá, como lo llaman los vecinos. El castro estaba impoluto, muy excavado y bien señalizado. Un placer ver el patrimonio así. Observamos sus numerosas viviendas, sus fuertes defensas compuestas por murallas con bloques ciclópeos, su foso y su croa, desde donde se dominaba completamente toda la llanura que rodeaba esta colina.

Castro da Saceda
Castro da Saceda

Castro de San Millao

Muy a nuestro pesar no pudimos continuar a nuestro siguiente objetivo, que era el castro de San Millao, situado no muy lejos de aquí, en la parroquia del mismo nombre. Sin embargo sería un crimen no hablar de él y no incluirlo en Galicia Máxica ya que si viajais a estas tierras será un gran complemento más para disfrutar de la historia de Cualedro.

Por eso hemos pedido la fotos prestadas a Alex Negreira, autor de Megaliticia, que aunque no son recientes y afortunadamente el yacimiento está en mejores condiciones, nos darán una gran idea de la majestuosidad de este castro.

La imponente muralla del castro de San Millao. Foto Alex Negreira

El dios Larouco

Cualedro tiene mucho más, pero hay que venir con calma para descubrir su sierra, sus rincones, su historia… Tampoco vendría mal traspasar la imaginaria frontera que aquí casi nunca lo fue y visitar el país vecino, descubrir la imagen del posible dios prerromano Larouco, que se encuentra por debajo e incrustado en los muros de la iglesia de San Miguel de Vilar de Perdizes…

Dios Larouco

Sin duda, volveremos a Cualedro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *