jakobsweg-747482_640

El Camino de Santiago encierra magia e historia por conocer

Cada paso que se da en el Camino de Santiago tiene su historia. Es una ruta religiosa y turística que a lo largo del tiempo ha ganado una extraordinaria  convocatoria. Y aún continúa atrayendo la atención tanto de visitantes como de los peregrinos del mundo que desean ungirse de este ambiente espiritual.

En 2018 la cifra alcanzó el número de 327.378 personas que recorrieron el camino. Se espera que este año siga creciendo, debido a que no deja de incrementarse desde hace un cuarto de siglo, de acuerdo con los datos que exponen historiadores y periodistas de viaje.

En qué consiste la peregrinación

Esta caminata, conocida mundialmente, revela el recorrido que llevan a cabo los peregrinos que siguen la dirección hacia Santiago de Compostela con el propósito de visitar el sepulcro del Apóstol Santiago.

Los inicios del itinerario datan del siglo IX, y desde entonces se lo considera como uno de los viajes más emblemáticos de Europa. Pero no es un solo un camino que va directo al destino señalado, sino que es un conjunto de senderos, que como una gran ramificación, convergen en Compostela.

Realmente abundan las ofertas y paquetes turísticos que guían hacia esta ruta. Pero qué mejor forma de planificar el Camino que finaliza en la comunidad de Galicia, que con Pilgrim Travel, empresa ciento por ciento gallega, con sedes en A Coruña y en Santiago de Compostela, esta última a apenas 100 metros de la catedral. 

El turista peregrino encontrará allí la manera más confiable y segura de vivir la aventura de hacer el Camino de Santiago.

Al final del camino esperan en el horizonte las tierras gallegas. La comunidad de Galicia está acostumbrada históricamente a tratar con los diferentes peregrinos y con los múltiples visitantes que acuden frecuentemente a este municipio español asentado en la provincia de La Coruña.

El Camino es Patrimonio de la Humanidad, reconocimiento otorgado por la Unesco en 1985. De hecho, para quienes tienen vocación religiosa y llegan por sus propias fuerzas, la Oficina del Peregrino le certifica oficialmente que la ruta ha sido realizada bajo signo cristiano.

Este pergamino lo reciben los devotos que llegan a cubrir el trayecto de los últimos 100 kilómetros montados a caballo o a pie. Asimismo, se considera a aquellos que hicieron los últimos 200 km en bicicleta. Para optar al certificado de la Compostela se debe tener la credencial  y los sellos de los albergues.

Caminos que llevan a Santiago

Para recorrer el Camino de Santiago con Pilgrim es importante saber que existen diversas rutas por las cuales es posible llegar al destino indicado:

  • Camino francés: se trata del más famoso de todos, y por lo tanto el más transitado. Pasa por Logroño, Pamplona, León, Burgos, y otros. Es un paseo pleno de magia, con variados monumentos y un encantador paisaje.
  • Por el Norte: por aquí el verdor de la naturaleza que sigue por bosques y playas, acompaña a los caminantes. Esta ruta bordea a la costa cantábrica.
  • Por el Primitivo: es un sendero montañoso que seguían los peregrinos para llegar a Oviedo y visitar la catedral de la cual eran fieles. 
  • Ir por el Portugués: era el tránsito que seguían los portugueses. Arranca desde Lisboa, pasa por Oporto, continúa por Pontevedra. La senda más conocida es la que circunda por el Atlántico.
  • Vía de la Plata: es uno de los caminos más extensos, pero también el que cuenta con más historia.
  • Desde Madrid: parte de la capital española y sigue por varias poblaciones: Segovia, Valladolid y Sahagún, hasta unirse al camino francés.
  • Seguir el Aragonés: trayecto de los peregrinos que venía de los Pirineos franceses y entraban a España por Huesca. Cogían el camino francés en la conexión con puente La Reina.

Lo que hay que tener en cuenta

Para realizar este largo recorrido debe tenerse condiciones físicas adecuadas. Es importante contar con un calzado cómodo, dormir lo indicado, alimentarse bien, hidratarse, y considerar que se caminará llevando encima una mochila que se recomienda no contenga mucho peso.

Si la ruta se realiza en bicicleta, los detalles mecánicos deben ser resueltos por el mismo ciclista, así como llevar consigo cada uno de los repuestos de las partes más sensibles de este tipo de vehículo.

Otra cosa es la planificación diaria de cada una de las etapas, y en esto cuadran las distancias entre uno y otro refugio. Lo juicioso es andar con calma, de modo contemplativo, degustar la gastronomía de la localidad, conocer los sitios y la gente. En pocas palabras, vivir al máximo la experiencia.