Bosque da Memoria

Chandebrito y el «Bosque da Memoria»

En octubre de 2017 Galicia sufrió una de las peores olas de incendios de los últimos años en donde miles de hectáreas de monte fueron reducidos a ceniza. La voracidad de las llamas afectaron sobre todo al suroeste de Galicia en donde hubo concellos con más de un 90% de su territorio abrasado.

Un incendio en Chandebrito desde Monte Cepudo

Dos años después aún podemos ver los efectos de estos incendios. Muchos de nuestros montes aún conservan los esqueletos calcinados de aquellas especies que poblaban los bosques, esperando ese momento en que el bosque vuelva a resurgir.

Madera quemada a unos metros del Monte do Castro

Lo malo es que un bosque autóctono necesita nuestra ayuda para su recuperación sino será de nuevo el eucalipto el que pueble de una manera desordenada y con mucha más fuerza e impida cualquier recuperación de autóctonas. Esta repoblación queda en manos de las comunidades de montes y otros propietarios y su futuro estará en lo que estos decidan. Ellos tienen la llave, ellos sopesarán que es lo mejor para todos a medio o largo plazo.

Monte do Castro o de As Cruces

La parroquia de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra), fue una de las grandes afectadas de aquel octubre negro y prácticamente todo su territorio quedó reducido a cenizas. Lo peor y lo más trágico de esto no fue solo el monte quemado, sino que las llamas se llevaron la vida de dos vecinas de la parroquia, Maxima y Angelina, cuando huían de los incendios.

Monumento conmemorativo

Chandebrito no quiso olvidar este suceso de 2017 y en poco tiempo se pusieron manos a la obra. Diversas asociaciones, empresas privadas, particulares y el buen hacer de los vecinos de la parroquia han conseguido plantar la semilla de lo que será en un futuro no muy lejano un gran bosque autóctono repoblado con carballos, castiñeiros y sobreiras. Y es que como apuntan ellos algo así no se puede volver a repetir y de esta forma intentarán sensibilizar a la sociedad de la necesidad de cuidar el patrimonio natural.

Hace unos días quisimos acercarnos para ver como iban los trabajos de reforestación y las actuaciones en el entorno.

Junto al Monte do Castro han creado un pequeño espacio de memoria con una serie de especies plantadas. Además un monumento conmemorativo a los incendios y a las vecinas fallecidas se creó a partir de un árbol quemado y hoy preside el recinto. Lo han llamado el Bosque da Memoria.

Bosque da Memoria
Bosque da Memoria

A parte de este pequeño espacio en los alrededores se están plantando cientos de árboles autóctonos en varios miles de metros cuadrados.

Reforestación
Reforestación de autóctonas

En lo alto del castro también se están realizando una serie de excavaciones en el antiguo poblado que dejarán al descubierto una serie de estructuras milenarias. Recordemos que este castro es uno de los más antiguos de Galicia pues los restos encontrados datan de finales de la Edad de Bronce, allá por el siglo VIII a.C.

Castro de Chandebrito
Excavaciones en el castro

También muy cerca se ha creado un lugar de contemplación en forma de un banco que han denominado el «Banco do Encontro» elaborado también con árboles quemados de los fatales incendios.

Banco do Encontro
Banco do Encontro
Banco do Encontro

Esperemos que acciones como esta se repitan a lo largo del territorio y unos años podremos hablar de nuevo de una Galicia verde, pero verde del nuestro, del autóctono.

Puedes ver más fotos de la actualidad aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *