Arte gótico en Betanzos y en A Laracha y un conjunto de molinos en Ames

Hace aproximadamente 500 años, Betanzos, fue capital de una de las siete provincias gallegas y su capitalidad llegó hasta bien entrado el siglo XIX. No es raro por tanto que su villa mantenga un marcado carácter histórico y entre sus edificaciones se conserven fantásticas construcciones nobiliarias de siglos anteriores. Para ciudad histórica, templos históricos y por eso nos trasladamos hasta allí para ver dos fantásticas iglesias góticas, dos templos que están entre los mejores ejemplos de este arte de Galicia. Así ingresamos en nuestra web la Iglesia de San Francisco, donde se encuentra la tumba de Fernán Pérez de Andrade (O Boo), quién mandó reconstruir el templo en el siglo XIV, y la vecina de Santa María do Azogue, ambas compartiendo la misma plaza.

SAN FRANCISCO DE BETANZOS

San Francisco de Betanzos

SANTA MARÍA DO AZOGUE

Santa María do Azogue

En A Laracha, concretamente en Soandres, se encuentra el siguiente templo incluido que conserva grandes rasgos del gótico, el monasterio de San Pedro.

SAN PEDRO DE SOANDRES

San Pedro de Soandres

Por último dejamos el arte sacro y nos disponemos a dar un paseo, o quién quiera una buena ruta de senderismo, para colarnos en el Río Riamonte, en Ames, en donde en un tramo de 500 metros se contabilizan hasta diez molinos de agua. Esto, a los pies de una montaña conocida como de San Marcos, donde existen los restos de una capilla cuya misión seguramente fue sacralizar los restos paganos de antiguos asentamientos medievales o anteriores existentes en la cumbre de este fantástico mirador del histórico valle de Amaía.

MUÍÑOS DO RÍO RIAMONTE

Muíños do Riamonte



1 thought on “Arte gótico en Betanzos y en A Laracha y un conjunto de molinos en Ames”

  1. Me encantan estas construcciones, son una belleza. Y la ruta se ve interesante, nada menos que diez molinos en un tramo de 500 m. ¡Me tendré que comprar otra vida para poder ver todas estas maravillas! Es que con la que tengo me parece que no me va a dar tiempo.
    Saludos, y gracias por compartir todas estas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *