A Pontenova usará las galerías de las viejas minas para crear rutas.

Publicado por Seseixa en

Antes de nada comentaros que se cuece también otro gran proyecto que une a los alcaldes de A Pontenova, Trabada y Vegadeo con el propósito de revitalizar el proyecto de construcción de una vía verde sobre la antigua vía del ferrocarril del tren minero que conectaba la localidad de Vilaoudriz, en A Pontenova, con la zona de O Cargadeiro, en la costa de la Ría de Ribadeo.


Por ahora son solo 11 los kilómetros de ruta al lado del Eo, una preciosa vía verde que es toda una aventura. Discurre por medio de bosques y en ella tendréis que atravesar hasta seis túneles (no te olvides de la linterna) a prueba de aventureros y no apta para los que tengan miedo a la oscuridad o sufran de claustrofobia, aunque nos recuerdan que siempre hay luz al salir del túnel.

A Pontenova también anuncia la intención de usar las galerías de las viejas minas para crear nuevas rutas. En la apuesta por un turismo que poco tiene de sombras y mucho de luces.

Así que no queda todo en la ampliación de la ruta del Ferrocarril porque estas antiguas galerías de la mina se convertirán en rutas en las que el pasado industrial tendrá mucho que aportar en nuestros andares.

Como novedad el alcalde de A Pontenova, Darío, proyecta construir una tirolina para ayudar a llevar al acceso de las bocas, que ya llevan tiempo investigando y matiza que solo hay una galeria sin accesibilidad  “está moi inundada e non puidemos acceder, pero as outras son facilmente accesibles” (esta muy inundada y no pudimos acceder, pero las otras son fácilmente accesibles).
Añade aportando datos que algunas de ellas “teñen unha altura que chega aos dez metros. Noutros casos son máis baixas, pero en xeral ándase ben por dentro. Hai que ter en conta que estaban pensadas para que traballase xente dentro e tiñan que poder moverse máis ou menos ben para traballar e sacar o mineral, aparte de que tiñan que andar as vagonetas, claro”.

“Tienen una altura que alcanza los diez metros. En otros casos son más bajos, pero en general va bien por dentro. Debe tenerse en cuenta que fueron diseñados para trabajar con personas en el interior y tenían que poder moverse más o menos bien para trabajar y salir”. El mineral, aparte del hecho de que tenían que montar los carros, por supuesto “.

En total son seis las galerías, algunas de ellas con 10 metros de altura que nos hacen pensar a lo grande y es que conectar la pasada historia minera con una senda en la que la naturaleza sea protagonista nos encanta. Deseando que este proyecto vea pronto la luz, no la de salir de un túnel, porque a estos lo que estaremos deseando es entrar.

Y ya en el exterior nos daremos cuenta de que se potenciará el patrimonio industrial en torno a los Hornos de Vilaoudriz conocidos como los fornos de Pontenova, a parte de ser símbolo del concello son uno de los monumentos a la historia de Galicia minera más relevantes.

Hornos





Categorías: TURISMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *