Hoy os mostramos lo que queda de dos antiguas fortalezas del siglo XI, ambas en la provincia de Ourense. La primera se localiza al sur, a escasos kilómetros de la frontera portuguesa, “a orillas” de la que fue la mayor laguna de agua dulce del continente, la desecada Lagoa de Antela. Hace siglos fue necesario la construcción de una serie de fortalezas que dominaban de norte a sur y de este a oeste la nombrada laguna y de paso la frontera del país vecino. Una de esas fortalezas era en el concello de Porqueira, la conocida como Torre de A Forxa. Hoy podemos ver un espectacular torreón de 22 m de alto. El resto de la fortaleza-monasterio se perdió a partir del siglo XIX. Parte de sus sillares fueron vendidos como cantería.
Ahora cruzamos y nos vamos al Este de Ourense, a las Terras do Bolo. Allí en su capital, tenemos una fortaleza que posiblemente construyó Doña Urraca, una mujer de armas tomar. Se dice que pude tener hasta ocho torres de las que hoy solo se conserva la del homenaje. Después de pasar por varias manos fue cárcel del municipio y ahora es un centro de interpretación.

De paso incluímos un embalse en el río Navea, el de Queixa y nos vamos a descansar a la provincia de Pontevedra, a una fenomenal área recreativa acondicionada por la Mancomunidade de Cristiñade, Ponteareas, A Fraga do Rei.

TORRE DA FORXA

TORRE DE O BOLO

FRAGA DO REI

ENCORO DE CHANDREXA DE QUEIXA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *