Alvariza de Acevedo | GALICIA MÁXICA


La introducción de las órdenes monásticas en Galicia trajeron consigo una importante y gran variedad de oficios y artes tradicionales que aceleraron los procesos artesanales y primitivos del campo gallego. De esta forma aparecieron nuevas técnicas para la producción de vino, de aceite, de miel o incluso para el aprovechamiento de la nieve.


Fueron los monjes del cercano monasterio de Aciveiro quienes introdujeron el arte apícola en los Montes do Testeiro y en este caso en la parroquia de Zobra. Es por ello que estos montes y los de O Candán alberguen una gran cantidad de “alvarizas” que en sus tiempos llegaron a producir importantísimas cantidades de miel y de cera que era aprovechada por los monjes para exvotos y velas.


Pero las abejas tenían sus enemigos y la miel de las colmenas era objetivo de la gran cantidad de osos que hasta mediados del siglo XIX poblaban estos montes. Para protegerlas de los golosos osos no hubo más remedio que construir muros perimetrales de piedra que algunos llegaban a tener varios metros de altura.
A orillas del Zobra se localiza la Alvariza de Acevedo, conocida a veces por la Alvariza do Ramón, uno de sus últimos propietarios.


Se trata de una construcción situada en terreno inclinado a una altura de 560 metros y de forma redondeada. Sus muros llegan a medir en el exterior cerca de 2,5 metros y en el interior se elevan aún más. Está construida en mampostería compuesta por esquistos y losas.
Su situación responde a las necesidades básicas de las abejas ya que buscaban captar el sol y evitar humedades y heladas y a veces se situaban cerca de los regatos que en este caso forma el Río Zobra.


Aún hoy es utilizada para uso apícola y poder producir una de las mejores mieles de Galicia. El clima, la poca contaminación y la vegetación autóctona hacen que estas abejas produzcan este preciado “oro líquido” en la parroquia de San Martiño de Zobra.
Por eso aún hoy existen varios productores artesanales de miel que cuentan con el sello de Agricultura Ecolóxica del Consello Regulador de Galicia.


Se trata de una miel casera hecha con la mecanización indispensable para evitar la manipulación de la miel, sin tratamiento industrial y que garantizan la máxima calidad de sus productos. El esmero de los productores, la tradición y la artesanía crean aquí un producto único. Son tres los productores de miel de Zobra: Mel do Carrasco, Mel O Testeiro y Mel O Cortizo y fueron varios los premios otorgados a estos productores.

Más fotos aquí


MAPA – LOCALIZACIÓN

Deja un comentario