Acueducto de O Bravo | GALICIA MÁXICA


El río Vilaza, muchas veces denominado Zamáns, discurre por el lugar de O Bravo, un lugar situado a escasos metros del centro urbano de Gondomar. Su proximidad a este ha provocado una gran presión urbanística sobre él. Uno de esos ejemplos es el paso de la variante de la PO-331 que con un gran viaducto vadea el citado río. Prácticamente debajo de este puente nuevo se localizan los restos correspondientes al Acueducto do Bravo, un acueducto cuyos orígenes se van al siglo XVII.

Posee tres arcos de medio punto y dos aliviaderos adintelados a ambos lados para épocas de crecidas puntuales. Está construido en gran parte con grandes “perpiaños” y presenta un canal de medio metro. Río arriba presenta tres tajamares. Los restos del canal que llegan a este acueducto son imperceptibles pero se sabe que recogía el agua un poco más arriba en la parroquia de Vilaza.

Su uso no está muy claro aunque se cuenta que era utilizado para regadío de las fincas de un pazo situado en la parroquia de Mañufe. Este pazo es denominado “Baludio” pero no localizamos su situación exacta. En Baludío sabemos que se construyó la Escuela Americana a principios de siglo XX y que hoy es el IES Escolar Proval. En las proximidades no hay pazos aunque seguramente los dominios de alguno se extendieran por la orilla norte del Miñor.

En las proximidades existe una piedra que reza la siguiente inscripición:

A JUAN PSE ANO DE 1696

El lugar se encuentra olvidado y la maleza a menudo impide su fácil acceso. A orillas del Vilaza discurre un sendero que a unos cincuenta metros río abajo nos llevará hasta otras ruinas muy interesantes.

Se trata de una construcción realizada con piedra y que cuenta con un tosco arco rebajado bajo el que existe un hueco en dónde aún se conservan ladrillos refractarios. En las proximidades también veremos restos de un arco que con estos ladrillos formaban un posible horno.

Cemento y otros materiales nos revelan que esta construcción se mantuvo activa bien entrado el siglo XX. Los restos de unos pilares nos descubren que el edificio mantuvo un pórtico, probablemente para almacenar madera, carbón u otro material. No localizamos canalizaciones de agua para mover mecanismos y tampoco parecen existir restos de sistemas eléctricos.

Es seguro que se trata de una industria pero desconocemos exactamente su función y cual fue su origen.

Más fotos aquí


MAPA – LOCALIZACIÓN

Deja un comentario