Fervenza de Parrelos | GALICIA MÁXICA


Caldeiras de Parrelos

San Salvador de Prado

El Río Tea forma espectaculares rincones desde su nacimiento en Faro de Avión hasta su desembocadura en Fillaboa, en Salvaterra do Miño. Numerosos y centenarios puentes, pasos, fragas, afluentes espectaculares, molinos, aguas minerales, rápidos, fervenzas, calzadas y mucho más conforman las riberas del Tea. No en vano parte de su recorrido está integrado en la Red Natura 2000 y no es para menos. Poco después de su nacimiento el río circula por un valle estrecho y rocoso y es en Prado (San Salvador) donde forma una espectacular cascada y unas fantásticas pozas naturales. Es la denominada Fervenza o Caldeira de Parrelos.

Para llegar hasta a ella la mejor forma de hacerlos es seguir el denominado Roteiro das Estrelas desde el lugar de Carballeira de Rei. Lo mejor es seguir la carretera PO-9304 que une Maceira con Camposancos y en la intersección en donde existe el desvío para subir a la Ermida da Xestosa nos detendremos. Desde allí hacia abajo comienza una pista de tierra que no llevará directamente hasta el área recreativa de Carballeira de Rei. Los vehículos es conveniente dejarlos arriba y no descender con ellos pues la pista no tiene marcha atrás y se volverá estrecha. Además en épocas de lluvia puede estar impracticable.

Es esta pista ya trayecto de la ruta nombrada pero no esperemos una gran información en el cartel pues este no dirá mucho. Seguid la única pista y os llevará hasta el fondo del valle, justo al Ponte Abuiña, puente utilizado por los arrieros durante los siglo XVIII y XIX en sus rutas hacia el norte y al costa de Galicia. Pensemos pues que la pista era parte de esa ruta. Justo antes de llegar al río encontraremos un pequeño sendero a mano derecha que recorre un antiguo canal de cemento medio derruido a una cota de 700 metros. No sabemos cuanto tiempo tiene este canal pero suponemos que es de la primera mitad de siglo XX. Tampoco sabemos muy bien el origen de este aunque observando las fotos del vuelo americano del año 1956 podremos apreciar que recogía el agua de un punto del Tea situado a 1 km aguas arriba y que tras pasar por la citada Carballeira do Rei se dirige por la misma cota hasta San Salvador de Prado por lo que suponemos que era empleado para riego en este lugar y las carballeiras citadas.

Hoy en día solo se aprecian parapetos de cemento en algunas esquinas y un moderno tubo de pvc que aprovechó la antigua obra. Por eso debemos saber que este canal es muy probable que en épocas de lluvias este anegado y muy fangoso con la consiguiente dificultad de su recorrido.

A unos 500 metros de recorrido llano encontraremos la pista que nos conducirá al mirador de las “caldeiras” del río Tea y a la denominada Fervenza de Parrelos. Recomendamos extremar las precauciones y tener mucho cuidado en las inmediaciones del mirador pues existe una altura vertical considerable y la protección es muy escasa.

Junto al mirador existe un pequeño y abrupto sendero que si el agua no nos los impide nos hará llegar hasta la poza que se encuentra a los pies de la espectacular fervenza.

Sin duda uno de los lugares que más nos ha impactado de esta parte del Río Tea.

Más fotos aquí


MAPA – LOCALIZACIÓN

Deja un comentario